Olaizola II y Rezusta arrollan a Jaka y Martija

MANO / DOMINAN EL ENCUENTRO CON SUMA FACILIDAD Y VENCEN POR UN CONTUNDENTE 2-22

01.02.2021 | 00:38
Jaka se lamenta en presencia de Olaizola II. Foto: Borja Guerrero

Jaka-Martija 2

Olaizola II-Rezusta 22

Duración 36:33 minutos.

Saques 1 de Olaizola II (tanto 9).

Pelotazos 278.

Tantos en juego 1 de Jaka, 11 de Olaizola II y 6 de Rezusta.

Errores 4 de Jaka y 1 de Rezusta.

Marcador 1-15, 1-16, 2-17, 2-18 y 2-22.

Incidencias Partido correspondiente a la quinta jornada de la liguilla de los cuartos de final del Campeonato de Parejas de la LEP.M disputado en el frontón Bizkaia de Bilbao. Encuentro celebrado sin público en las gradas. En el primer partido de la función, Agirre y Aretxabaleta se impusieron a Irribarria y Tolosa (10-18). En el tercero, correspondiente a la quinta jornada de la liguilla de cuartos de final del Campeonato de Parejas de Promoción, Zabala-Erostarbe vencieron a Arteaga II-Elizegi (16-22).

Bilbao – Hay días en los que no sale nada, que nacen torcidos y no se revierten en ningún momento. Erik Jaka y Julen Martija vivieron ayer en el frontón Bizkaia de Bilbao una de esas jornadas negras en las que su juego desaparece y están a merced del rival. Pero, por si eso no fuera suficiente losa, los dos pelotaris de Aspe se encontraron con una pareja desatada. Aimar Olaizola y Beñat Rezusta estuvieron a un nivel descomunal y no tuvieron piedad de los tocados adversarios. Fueron polos opuestos. Potencia y precisión por un lado, y cúmulo de errores por el otro. El resultado final de 2-22 se convirtió en fiel reflejo de lo visto sobre la cancha. Menos de cuarenta minutos de partido que se hicieron eternos para Jaka y Martija y volaron en un suspiro para Olaizola y Rezusta.

El encuentro fue el renacer del zaguero de Bergara. Fue su mejor encuentro desde que viste la camiseta de Baiko. A Rezusta le salió la pelota de la mano con mucha violencia y no le importó el material utilizado en cada tanto, dominó con su pelota y con la de los colorados. Martija se vio impotente ante la lluvia de pelotazos que le cayó y tuvo que pegarse al rebote en más de una ocasión. Esta actuación borró del mapa a Jaka, obligado a entrar desde demasiado lejos para hacer daño, y dio el impulso suficiente a Olaizola. La mejor prueba de la mala tarde de los perdedores es que solo lograron un tanto en juego. El otro fue un error de Rezusta.

noticias de noticiasdenavarra