Larraina, un doble ascenso precoz a la División de Honor de pala

El conjunto pamplonés, liderado por los gemelos san miguel, ha alcanzado la máxima categoría nacional en dos temporadas con un equipo titular de edad media de 18 años

24.04.2022 | 19:02
Arcaya, Eslava, Pérez, Iribarren y los gemelos San Miguel con el trofeo y medallas de campeones en Aoiz.

Desde que en 2015 Larraina reflotó su escuela de pelota gracias a los gemelos Juan Ignacio y Raúl San Miguel el objetivo, siempre lejano, era el de regresar a la División de Honor en el Campeonato de España de clubes. Seis años después, ya están ahí. Y el camino está marcado por la rapidez y la juventud. En 2021, ascendieron de Segunda a Primera y el pasado 3 de abril en Aoiz dieron el salto a la máxima categoría, ganando a los navarros del San Juan, con cuatro jugadores titulares de edad media de 18 años –la del equipo es 20 años–.

Los Gorospe, Zalba, Marculeta, Oroz y Mendiburu, ilustres palistas del club pamplonés hasta 2011 –año en el que la asamblea de socios decidió instalar una pista de pádel en el frontón de 36 metros, terminando así con la escuela de pala–, han dado paso a los Garrido, Leache, Rabas, Iribarren, Eslava, Pérez o Fernández de Arcaya. La nueva generación de jugadores navarros ya ha alcanzado la División de Honor.

Mikel Iribarren, delantero de paleta cuero: "Cuando les digo a los rivales antes de los partidos que tengo 16 años no me creen"


Tras un breve paso por Primera en 2019, Larraina bajó de nuevo a Segunda y dos años después, llegó el primer ascenso de esta generación. En semifinales superaron con sufrimiento al Beti Galdu vizcaíno y en la final ganaron al San Cosme Promesas riojano. Un logro que varios de ellos califican como más duro que el ascenso a División de Honor, en el que pudieron con los dos grandes candidatos: Armintza y San Juan.

UN ASCENSO INESPERADO

El ascenso no era el objetivo principal esta temporada, pero se lo fueron creyendo a medida que avanzó el campeonato. Así lo analizan los cuatro palistas que jugaron la fase final; Mikel Iribarren (16 años, delantero de paleta cuero), Íñigo Eslava (19 años, zaguero de paleta cuero), Juan Fernández de Arcaya (19 años, delantero de pala corta) y Gonzalo Pérez (19 años, zaguero de pala corta).

El delantero de pala corta recuerda de la fase final de abril que sabían que "había posibilidades y que con trabajo y dedicación se podría ascender. Una vez ya en la fase de ascenso estuvimos muy enchufados y ya ahí teníamos la mentalidad de ganar. Al ser los novatos no sentíamos la obligación de ascender, no teníamos nada que perder porque estábamos para aprender". "Cuando ganaron el partido de corta la emoción que teníamos era increíble", describe el delantero de paleta cuero.

Íñigo Eslava, zaguero de paleta cuero: "Éramos un equipo recién llegado a la categoría, pero nos hemos ido creciendo"


"Nos mentalizamos muy bien y por supuesto de disfrutar de jugar algo así, y que pasará lo que pasará había sido una temporada muy buena en la cual habíamos sobrepasado las primeras expectativas", apunta el zaguero de paleta cuero. "Una vez estábamos en la fase final, estuvimos hablando con Mikel Zalba y nos dijo que ya nos quedaba solo disfrutar de la fase final y si se podía, tratar de ascender. Y así fue", celebra el zaguero de pala corta.

"Este año empezamos con el objetivo de ganar algún partido, mantenernos y mejorar", asegura Iribarren, el más joven del equipo. Eslava, su pareja en paleta cuero, señala: "Éramos un club recién llegado a la categoría y era muy difícil pero con el paso de las jornadas nos crecimos y dimos nuestro mejor nivel. Nos veíamos a la altura de los mejores clubes y para ponerle la guinda al pastel, conseguimos el ascenso".

Fernández de Arcaya cree que la clave fue que sumaron "puntos importantes durante la liguilla hasta conseguir pronto la permanencia. Es ahí cuando el objetivo cambia y nos lo empezamos a creer". Su compañero en pala corta, Pérez, admite que el ascenso a División de Honor "al principio de la temporada lo teníamos como un sueño, pero veíamos que ganábamos muchos partidos y empezamos a creer que podíamos alcanzar el sueño".


Pérez y Arcaya celebran el triunfo a pala corta ante el San Juan que les dio el ascenso. Foto: Juan Ignacio San Miguel

"El primer ascenso fue mucho más duro, éramos pequeños y teníamos muy poca experiencia en partidos de esas características", reconoce el delantero de pala corta. Opinión que comparte el zaguero de pala corta: "Era nuestra primera fase final y no sabíamos bien que íbamos a encontrarnos. Y más aún, habiendo perdido la semifinal de paleta cuero en dos sets contra Beti Galdu".

Para el zaguero de paleta cuero, "sin duda ambos ascensos tienen mucho mérito, pero me quedo con el de este año, hemos competido contra pelotaris de muchísima calidad y hemos sido regulares". El delantero de paleta cuero no jugó en 2021, pero cree que el de División de Honor "ha sido más duro porque el nivel de los partidos es más exigente. Además, jugábamos contra un recién descendido (San Juan) y era muy difícil".

JUVENTUD AL PODER

Si algo destaca en el equipo de Larraina es su juventud. Andrés Rabas es el más mayor con 33 años, pero los demás palistas no superan los 20 años. La media de edad es 18 años. "La gente me suele preguntar la edad antes de los partidos y a veces no me creen cuando les digo que tengo 16 años", cuenta Mikel Iribarren, el benjamín de Larraina.

Juan Fernández de Arcaya, delantero de pala corta: "Este equipo se ha formado a base de horas entrenando juntos con los gemelos"


Una anécdota que corrobora Pérez: "Los que no te conocen suelen preguntarte qué edad tienes, pero cuando ya se quedan atónitos es cuando Mikel dice que tiene 16 años". "Cuando jugamos siempre es el tema principal con los rivales, incluso con los que tenemos confianza de tantos partidos hay algún que otro vacile", añade Fernández de Arcaya. Eslava destaca que han ganado " experiencia en los últimos años" y por eso les ven "como hombres en el frontón, pero sorprendidos por nuestra edad".

LA IMPORTANCIA DE LOS GEMELOS SAN MIGUEL

Si hay dos nombres propios que están detrás de todo el éxito deportivo de Larraina son Juan Ignacio y Raúl San Miguel: los gemelos. "Son el pilar fundamental para nosotros, su entrega y dedicación hacia nosotros es un auténtico privilegio. Gracias a ellos no solo seguimos jugando y disfrutando de este increíble mundo de la pala, sino que nos han hecho crecer como personas", explica Fernández de Arcaya.

"Ninguno de los que jugamos la fase final habría jugado a pelota si no fuera por Raúl y Juanig. Desde niños nos han enseñado la pasión por este deporte y siempre les vamos a estar muy agradecidos por la labor que han hecho con nosotros y lo que siguen haciendo por este deporte", subraya Pérez.


El equipo de Larraina al completo en su visita al Almería esta temporada. Arriba (de i. a d.): Rabas, Garrido, Pérez y Eslava. Abajo: Leache, Fernández de Arcaya, Raúl San Miguel e Iribarren. Foto: Cedida

Iribarren también es claro con el trabajo de los gemelos: "Se lo debemos todo. Llevan entrenándonos desde que tenemos cinco años y nos lo dan todo para que seamos felices entrenando con ellos". Eslava dice en la misma línea que "gracias a su dedicación y esfuerzo hoy jugamos a pala tanto nosotros como muchísimos chavales en Navarra. Nos han hecho crecer de todas las maneras y sin duda todos los logros son éxito suyo, estamos súper agradecidos".

El ambiente creado por los San Miguel en Larraina ha sido una de las claves de este doble ascenso. "Somos grandes amigos, nos conocemos de hace muchísimo, y hemos forjado una relación buenísima con una afición increíble por la pelota", detalla el zaguero de cuero.

Gonzalo Pérez, zaguero de pala corta: "En División de Honor vamos a darlo todo para salvarnos y podemos dar algún susto"


El delantero de corta reconoce que "el equipo de Larraina se ha formado a base de horas todos juntos desde que éramos enanos, no solo dentro del frontón sino también fuera gracias a las mil actividades en las que nos juntaban los gemelos". Para Pérez "más que ser un equipo, somos como un grupo de amigos".

A partir de enero de 2023, estos jóvenes se codearán con la élite de la pala nacional: Oberena, Tenis, Puertas Bamar, Natación Barcelona, Amaya... Un reto que motiva al equipo de Larraina.

"Somos muy ambiciosos, queremos muchísimo más y tenemos una ilusión terrible", subraya Eslava. "Sabemos que habrá partidos muy difíciles porque son muy buenos y mayores pero ahí está la gracia, tenemos la suerte de, al ser pequeños, poder crecer mucho ", apunta Fernández de Arcaya. Por su parte, Pérez avisa: "Podemos dar algún susto, vamos a dar todo para salvarnos. Pero como dicen los gemelos 'lo difícil no es llegar a la élite sino mantenerse en ella".

EL EQUIPO

Delanteros: Mikel Iribarren (16 años), Juan Fernández de Arcaya (19 años), Jaime Leache (19 años) y Andrés Rabas (33 años)
Zagueros: Iñigo Eslava (19 años), Gonzalo Pérez Galbete (19 años) y Sergio Garrido (17 años).
Entrenadores: Juan Ignacio San Miguel y Raúl San Miguel.

LA CIFRA
18
Media de edad de los cuatro jugadores titulares de Larraina que jugaron la fase final de ascenso en abril. Tan solo un miembro del equipo supera los 20 años de edad.

LOS ASCENSOS

De Segunda a Primera (2021)
Semifinal contra Beti Galdu

Paleta cuero: Fernández de Arcaya-González 14-15, 14-15 Latorre-Crespo
Pala corta: Molina-Pérez 15-13, 15-7 Alberdi-Núñez

Final contra San Cosme Promesas
Paleta cuero: Leache-Pérez 15-12, 15-7 Orte-J. Gil
Pala corta: Fernández de Arcaya-Eslava 15-10, 12-15, 10-5 Ojanguren-Saénz

De Primera a División de Honor (2022)
Semifinal contra Armintza
Paleta cuero: Iribarren-Eslava 15-10, 15-12 Unda-Lizarraga
Pala corta: Fernández de Arcaya-Pérez 15-9, 15-6 Madariaga-Arana

Final contra San Juan
Paleta cuero: Iribarren-Eslava 14-15, 13-15 Mendizabal-Nicuesa
Pala corta: Fernández de Arcaya-Pérez 15-9, 15-10 Laborda-Muruzabal

noticias de noticiasdenavarra