Pensionistas toman la calle en Pamplona, Bilbao y Gasteiz en defensa de sus derechos

valerio, ministra de Trabajo y ss, dice que el Gobierno "no se puede comprometer a una pensión mínima de 1.080 euros"

Jubilados navarros se han manifestado por las calles de la capital de la Comunidad para exigir pensiones "dignas" y "el cese de los recortes"

07.02.2020 | 09:20
Cientos de jubilados y pensionistas han secundado esta mañana en Pamplona dos manifestaciones diferentes en defensa del sistema público de pensiones.

PAMPLONA. -Pensionistas navarros se han manifestado este lunes por las calles de Pamplona, con motivo de la conmemoración del Día Internacional de las Personas Mayores, para exigir pensiones "dignas" y el "cese de los recortes".

Las marcha, convocada por las plataformas Mayores frente a la crisis y la Coordinadora navarra en defensa del sistema público de pensiones, ha estado encabezada por una pancarta con el lema 'En defensa del sistema público de pensiones" y se ha iniciado desde el Monumento a los Fueros, en el Paseo de Sarasate.

Algunos de los asistentes han portado distintos carteles en los que se podían leer frases como 'Fuera corrupción, más pensión' o 'Mi pensión es un derecho' y también se han coreado consignas como 'Gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden' o 'Terrorismo es no llegar a fin de mes'.

Antes del inicio de la marcha, Fernando Viedma, de la Asociación de Pensionistas de Navarra en Defensa del Sistema Público de Pensiones, ha afirmado, en declaraciones a los periodistas, que el Gobierno actual y, "sobre todo" el Ejecutivo anterior, "no está dando respuesta a los problemas de los pensionistas, ni al sistema público de pensiones".

En su opinión, el Gobierno central está "en una ambigüedad" y ha considerado que el acuerdo alcanzado para actualizar las pensiones con el IPC real "está cogido con alfileres". "Hay que tener todas las cautelas del mundo, porque no nos fiamos absolutamente nada", ha remarcado.

Por eso, ha llamado a que "la gente siga saliendo a la calle", ya que, según ha expuesto, "no hay nada seguro y el sistema público de pensiones sigue en riesgo y tenemos que potenciarlo, consolidarlo y apuntalarlo". "Hoy en Pamplona, en Tudela y en Falces vamos a salir a la calle, lo mismo que estamos haciendo en el conjunto del Estado. Hay que apoyar el sistema público de pensiones y hay que cumplir la legislación", ha reivindicado.

En este sentido, Viedma ha pedido el "compromiso" de las instituciones y ha instado al Gobierno de Navarra a que "en la parte que le corresponde de complemento a las viudas se mejore, así como las pensiones mínimas". Asimismo, al Gobierno de España le ha pedido que "el sistema público no se toque, se quede como está y se cumpla la ley".

"Esa es la clave para que nadie tenga problemas con su pensión, que se cumpla el artículo 50 y el 109 de la ley de Seguridad Social. Con esos dos artículos las pensiones están garantizadas", ha sostenido.

Por otro lado, el colectivo Nafarroako Pentsionistak Martxan se ha manifestado asimismo para exigir una pensión "pública, digna y mínima" de 1.080 euros, tal y como, han apuntado, recomienda la Carta Social Europea.

Los representantes de este colectivo, Arantxa Iturrarle y Benito Uterga, han leído un comunicado en euskera y en castellano frente a la sede del Gobierno de Navarra, donde han reclamado "una subida permanente en relación a la carestía de la vida (IPC) garantizada por ley".

Otras peticiones, como han expresado, han sido la derogación tanto de las reformas de pensiones y laborales que "impiden" una pensión digna como del denominado factor de sostenibilidad.

Igualmente han mostrado su rechazo a la brecha de género, en referencia a que las mujeres cobran un 41 por ciento menos de pensión que los hombres, y a la penalización de las jubilaciones anticipadas.

También han reivindicado una cobertura de las necesidades de atención a la dependencia (incluida la asistencia socio-sanitaria) y que las mismas sean de carácter "público".

A su vez, han indicado que el Gobierno central "gasta en pensiones cuatro puntos menos que el PIB de países del entorno" y, han agregado, que la sucesivas reformas del sistema de pensiones (de 2011 a 2013) "han empeorado los requisitos y las cuantías de las pensiones" y "no han garantizado su sostenibilidad futura".

La marcha organizada por este colectivo ha partido al mediodía del Ayuntamiento de Pamplona y ha estado presidida por una pancarta con la frase "pensión pública digna mínima 1.080 euros".

Durante el recorrido por las calles del Casco Antiguo, se han mostrado carteles con lemas como "pensiones públicas y dignas", "por un sistema propio de protección y Seguridad Social" o "con estas pensiones, las mujeres condenadas a la pobreza".

VALERIO Y LOS 1.080 EUROS  La ministra de Trabajo y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha afirmado hoy que, aunque le "gustaría", el Gobierno "no se puede comprometer" a que el año que viene haya unas pensiones mínimas de 1.080 euros al mes y un Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de 1.200 euros, como reclaman los jubilados y pensionistas.

En una jornada marcada por las movilizaciones de jubilados y pensionistas, en el Día Internacional de las Personas Mayores, Valerio se ha reunido en Bilbao con una representación del colectivo de pensionistas en Bizkaia, que le han planteado sus reivindicaciones y sus "dudas" con relación al acuerdo en la comisión del Pacto de Toledo para revalorizar las pensiones con arreglo al IPC "real".

En una rueda de prensa posterior, la ministra de Trabajo ha afirmado que "el Gobierno no se puede comprometer, porque mentiría" a que el año próximo pueda establecerse una pensión mínima de 1.080 euros al mes ni un SMI de 1.200 euros, como piden los pensionistas.

"Ya nos gustaría a todo el Gobierno (aprobar dicha pensión mínima), pero sencillamente, ahora mismo, el Gobierno y toda la sociedad debe tener claras dos prioridades: la sostenibilidad social del sistema público de pensiones para garantizar el mantenimiento de su poder adquisitivo, y la sostenibilidad financiera del sistema", ha añadido Valerio, quien ha adelantado que los pensionistas le han comunicado que van a "seguir" con sus movilizaciones.

Valerio ha dicho que el sistema "tiene presente" y hay que "luchar para que tenga futuro" con la adopción de una serie de medidas para "reorientar" el sistema para "controlar el déficit y a ser posible convertirlo en superávit".

La ministra ha dicho que solo con las cotizaciones no se va a poder mantener el sistema, ha tildado de "letal" el efecto de la reforma laboral del PP, y ha mostrado su confianza en que este año no sea preciso recurrir al fondo de reserva de las pensiones. Además, ha señalado que el Gobierno "no considera una prioridad" la transferencia de la Seguridad Social del País Vasco.

TAMBIÉN EN BILBAO Y GASTEIZ Los pensionistas vascos y navarros se han unido en una marcha por Bilbao a mediodía, con motivo de la celebración del Día Internacional de las Personas de Edad, para sacar a la calle sus reivindicaciones en favor de unas pensiones "dignas y un sistema de pensiones público".

La manifestación ha sido la suma de cuatro columnas distintas que han partido a las 11.30, media hora antes de la hora de inicio de la marcha, desde cuatro puntos de Bilbao: la plaza San Pedro, en Deusto; la plaza Rekalde, el Sagrado Corazón y la plaza San Nicolás, en el Casco Viejo.

Las cuatro columnas se unen en Moyúa, desde donde han partido en dirección a la plaza del Ayuntamiento por Gran Vía, para concluir ante el edificio consistorial, lugar de concentración de las protestas que todos los lunes desarrolla el movimiento desde mediados de enero.

El Movimiento vizcaino dio a conocer el pasado viernes el manifiesto de la marcha, en la que, junto a sus reivindicaciones, reclaman una cobertura de las necesidades de atención a la Dependencia, incluida la socio-sanitaria.

Los pensionistas demandan la revalorización de todas las pensiones de acuerdo al IPC; materialización del acuerdo ya suscrito sobre pensiones de viudedad; establecimiento de una pensión mínima de 1.080 euros y un salario mínimo de 1.200 euros, así como la derogación del factor de sostenibilidad y la no penalización de las jubilaciones anticipadas, entre otras cuestiones.

El colectivo también ha incluido en su comunicado una mención al acceso a la energía más barata.