CONDENA A UNA MUTUA en BIZKAIA

Reconocen como accidente laboral la lesión de una gerocultora de una residencia de Bizkaia

La resolución de la Seguridad Social concluye que no es una  enfermedad común como mantenía la mutua encargada de la cobertura

08.02.2020 | 14:56
El decreto en trámite regulará el funcionamiento de las residencias para mayores.

La resolución de la Seguridad Social concluye que no es una  enfermedad común

BILBAO. Fremap ha sido condenada en la resolución al pago de una  prestación a A.V.R. que sufrió un intenso tirón en el hombro cuando  procedió a sujetar a una usuaria de la residencia que había perdido  el equilibrio e iba a caer al suelo, según ha informado el sindicato  CC.OO. en un comunicado.

La trabajadora estuvo de baja más de dos meses, entre el 9 de  abril y el 18 de junio de 2018 y la mutua Fremap informó a la  empleada que su patología era ajena al trabajo y debía tratarse como  enfermedad común, extremo que ahora ha negado la Seguridad Social.

La resolución concluye que la patología es "de origen profesional"  y por ese motivo, "es Fremap quien tiene que hacerse cargo del pago  de la prestación económica por ese período de baja, prestación que se  verá incrementada".

Tras conocer el dictamen, CC.OO. Euskadi ha acusado a la mutua de  "incumplir la legislación para ocultar deliberadamente el origen  profesional de la dolencia, "intentando ahorrarse el pago de una  partida económica y perjudicando con ello de forma deliberada a la  trabajadora".

Asimismo el sindicato denuncia que Fremap "ha ocultado información  a la trabajadora e incumplido el artículo 3.2 del Real Decreto  625/2014" donde se obliga a las mutuas a entregar un informe que  explique por qué la mutua considera que la patología es común y no se  deriva de las condiciones de trabajo.

En el caso de la gerocultora de la residencia Otxartaga, "el  informe entregado por Fremap a A.V.R. evitaba recoger tal  explicación, lo que ha creado una situación de indefensión para la  trabajadora", concluye el sindicato.