Las empresas de móviles desvelan sus apuestas más innovadoras

Nokia y LG buscan de nuevo su hueco con modelos que incorporan 5 cámaras y desbloqueo por venas
Microsoft, Xiaomi y Huawei afianzan su marca con artículos más ligeros y de más definición

08.02.2020 | 21:10

Barcelona - El Congreso Mundial de Móviles (MWC) abre sus puertas oficialmente hoy, pero la jornada de ayer estuvo reservada para los grandes lanzamientos. Los móviles 5G, especialmente el plegable de Huawei, y las nuevas HoloLens 2, las gafas de realidad mixta de Microsoft, fueron los grandes protagonistas. Pero estas compañías no fueron las únicas en presentar dispositivos, sino que Xiaomi y Nokia también mostraron sus propuestas en el escaparate de la jornada previa al Congreso.

La nueva generación de gafas inteligentes de Microsoft fue el último dispositivo del día en ver la luz, pero se llevó una gran ovación por la apuesta que la compañía hace en el campo de la realidad mixta. El dispositivo inteligente mejora sus prestaciones frente al primer modelo: tiene el doble de campo de visión, es más ligero, las imágenes tienen mayor resolución y permiten al usuario interactuar con los hologramas a través de gestos y voz. Se pueden reservar ya y tienen un precio de 3.000 euros.

Las HoloLens 2 están ideadas para aplicaciones industriales y entornos de trabajo. El responsable del dispositivo, Alex Kipman, anunció el compromiso de la compañía para que las gafas cuenten con un ecosistema abierto, en el que podrán participar aplicaciones de otras empresas. El otro protagonista del domingo fue el Mate X de Huawei, el primer móvil plegable de la compañía, preparado para 5G, que llega días después del de Samsung, que presentó el Galaxy Fold, en una tendencia que parece que marcará el mercado de smartphones en los próximos meses.

El nuevo plegable costará 2.299 euros y saldrá a la venta a partir de mediados de este año. El CEO de la división de consumo de Huawei, Richard Yu, defendió el dispositivo como "el plegable más rápido del mundo". A diferencia de este último, el Mate X tiene una única pantalla -no dos- y es más fino (11 milímetros plegado y 5,49 abierto). Doblado, tiene dos pantallas, una de 6,6 pulgadas principal y otra en la parte trasera de 6,3. Se despliegan y suman una pantalla de 8 pulgadas (más grande que la propuesta de Samsung de 7,2).

El otro gran actor chino de la telefonía móvil, Xiaomi, presentó su primer 5G con la adaptación de su modelo Mi MIX3 a esta tecnología, que llegará a las tiendas en mayo con un precio de 599 euros. Incorpora procesador Qualcomm Snapdragon 855 y, gracias a su módem X50, permite la conexión con redes 5G cuando estén disponibles. El resto de características son las mismas que la versión anterior: dos cámaras frontales de 24 y 2 megapíxeles, y dos traseras de 12 megapíxeles, pantalla de 6,39 pulgadas y lector de huella trasero.

volver al mercado Xiaomi también desveló el precio para el mercado europeo de su modelo Mi 9, su terminal de gama alta, que costará a partir de 449 euros. Xiaomi y Huawei son las dos compañías que más crecieron en venta de terminales el años pasado, un 32% cada una, ganando terreno a Samsung, que este año es la gran ausente de la jornada. Nokia está haciendo todo lo posible por volver a la primera línea de un sector que una vez lideró. HMD Global (la empresa que explota la marca de móviles) presentó el Nokia 9 PureView, el primero del mundo con cinco cámaras traseras, que permite captar imágenes de 1.200 capas de profundidad y ya está a la venta a partir de 600 euros.

Tras años sin un dispositivo de impacto en el mercado, la empresa LG lanzó su primer móvil 5G, el LG V50 ThinQ 5G, con un diseño de pantalla doble, aunque no es continua como las que presentaron Samsung y Huawei. Esta firma expuso también el LG G8 ThinQ, el primer móvil del mundo que incorpora desbloqueo por reconocimiento a través de las venas de la palma de la mano gracias a su cámara y sensores infrarrojos, y permite al usuario controlar por gestos el móvil, aceptar o terminar llamadas, realizar capturas de pantalla o controlar el volumen. - Efe