Eroski consolida beneficios y abre el accionariado de sus filiales a inversores

El grupo de distribución gana 1,59 millones en 2018, un 95% menos por cambios en la normativa contable

09.02.2020 | 10:32
Una tienda de Forum Sport, filial de Eroski.

pamplona - Eroski ha consolidado su entrada en beneficios en un ejercicio 2018 valorado por su presidente, Agustín Markaide, como "positivo", puesto que ha conseguido consolidar su vuelta a los beneficios. Al mismo tiempo ha seguido avanzando en su nuevo modelo de negocio Contigo, volcado en los productos frescos y locales, a la vez que sentó la bases para refinanciar la deuda con la banca. De cara al futuro, la empresa admite la posibilidad de dar entrada a inversores externos en sus filiales. El grupo Eroski cerró el pasado año con un beneficio neto de 1,59 millones, inferior a los 33 millones del ejercicio precedente, descenso que Markaide achacó a la nueva normativa contable que afecta a los resultados consolidados porque la matriz, la sociedad cooperativa ha conseguido un beneficio de 14 millones frente a los 13 millones de 2017.

Por su parte las ventas del grupo sumaron 5.393 millones, una cantidad inferior a los 5.505 de doce meses antes debido a la reducción del tamaño de la compañía por las desinversiones realizadas. Eroski terminó 2018 con cerca de 60.000 m2 de superficie comercial menos. Pese a que en las grandes cifras, los resultados de 2018 no mejoran los del año anterior, si se analiza en profundidad, la evolución del negocio de Eroski se constata que el grupo celebra su 50 aniversario fortalecido en su principal zona de influencia, el norte, desde Galicia a Catalunya pasando por Euskal Herria, así como en Baleares.

En dichos territorios, y a perímetro comparable al año anterior, las ventas han crecido un 0,7% y el grupo Eroski mantiene una notable cuota de mercado del 14%, situándose entre los tres primeros operadores, "en el pódium", según Markaide.

El grupo Eroski sigue siendo el líder indiscutible del mercado vasco ya que controla el 29% en la CAV y un 15% en Navarra. En este sentido, Markaide indicó que la empresa mantiene la cuota de mercado pese a la entrada de nuevos competidores o el crecimiento de algunas cadenas regionales. El presidente de Eroski ligó el mantenimiento de la cuota de mercado al hecho de que las grandes cadenas están ganando cuota a costa de los pequeños comercios individuales. Markaide reiteró que la apuesta del grupo por el modelo Contigo, basado en los productos frescos y locales, y la alimentación saludable está funcionando bien. Así recordó que el grupo trabaja ya con 2.500 productores locales un surtido de más de 21.000 productos.

El crecimiento de este modelo hace que el 12% de los productos frescos llegue de proveedores locales. Y se ha conseguido, por ejemplo, que la leche Eroski que se vende en la CAV sea producida en el propio territorio y que la vendida en Nafarroa, provenga de ganaderos navarros.

apuesta por lo local Para Markaide esta apuesta por lo local "da más valor a los productos alimentarios, algo positivo porque si la alimentación no es importante, el precio es prácticamente en los que única que se fija un consumidor". Uno de los problemas que ha afrontado Eroski en los últimos años ha sido el de una abultada deuda, que superó los 4.000 millones justo al comienzo de la crisis, tras la compra en 2007 del 75% de Caprabo por 1.125 millones. Desde entonces, la ha ido reduciendo y Markaide ha pronosticado que en julio de 2019, cuando expira el primer plan de refinanciación acordado con los bancos, se sitúe en 1.538 millones. Tras el acuerdo alcanzado con los cinco grandes bancos que controlan el 75% de la deuda para una nueva refinanciación hasta 2024, se está cerrando los flecos con las restante 14 entidades financieras.

El acuerdo de refinanciación que garantiza estabilidad a la compañía a futuro y la posibilidad seguir invirtiendo entre 90 y 100 millones anuales, -en gran parte para renovar tiendas y abrir entre 8 y 10 nuevas al año-, contempla una amortización de deuda de 455 millones en ese periodo. De cara a hacer frente, como ha hecho hasta hora a los compromisos financieros, el grupo Eroski contempla seguir vendiendo activos inmobiliarios de su propiedad para seguir de alquiler además de abrir la puerta a la entrada de socios en sus filiales. Aunque reconoció que a fecha de hoy no hay negociaciones con ningún posible socio no descarta dicha fórmula. Eroski sí tiene socio en Galicia, territorio donde lidera el mercado con la sociedad Vegalsa-Eroski, en la que participa la familia gallega del empresario fundador, Ventura González Prieto, fallecido a principios de este año.

La banca, entre los requisitos para aceptar la refinanciación, ya ha descartado obligar a la cooperativa a transformarse en una sociedad anónima en el caso de incumplimientos de los acuerdos de pago. Ahora contempla que la cooperativa cree una sociedad holding con las participadas en las que la banca podría capitalizar deuda en caso de impago. En este contexto, el grupo Eroski ya ha efectuado una profunda reorganización societaria de las filiales separándolas por regiones y áreas de negocio.

La compañía se propone seguir reduciendo su desapalancamiento "a partir de los recursos propios del negocio, sin más reducciones de tamaño". En este sentido, Eroski indicó que este año se centrará en remodelar las tiendas de Catalunya bajo la enseña Caprabo, algo que no se ha podido hacer hasta ahora por falta de estabilidad financiera ya que no se había cerrado el acuerdo de refinanciación con la banca Respecto a las previsiones para este año, Markaide señaló que espera repetir ventas en un mercado en ligera desaceleración porque la población no sólo no crece, incluida la flotante procedente del turismo, sino que envejece.