[an error occurred while processing this directive]

El precio de la vivienda crece en el Estado al mayor ritmo desde los tiempos de la 'burbuja': un 6,8 %, un 4,9 % en Navarra

Este indicador encadena ya en el conjunto del Estado 20 trimestres consecutivos al alza, con registros más moderados en la Comunidad foral, según el INE

09.02.2020 | 13:53
Vista de viviendas en construcción en el nuevo sector de Erripagaña.

20 trimestres consecutivos al alza de este indicador, pero el Banco de España no contempla que haya "riesgos".

MADRID. El precio de la vivienda subió en Navarra el 4,9 % y en España el 6,8 % en el primer trimestre respecto al mismo periodo de 2018, con lo que este indicador encadenó en el conjunto del Estado 20 trimestres consecutivos al alza y aceleró dos décimas su avance respecto al cuarto trimestre del año pasado (6,6 %), impulsado por el mercado de segunda mano.

Así, entre enero y marzo, los inmuebles de segunda mano se encarecieron el 10,4 %, lo que supone casi dos puntos y medio más que al cierre de 2017 y la tasa más alta desde el tercer trimestre de 2007, según los datos publicados este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por su parte, los precios medios de las casas de obra nueva se incrementaron el 6,2 %, dos décimas menos que en el cuarto trimestre.

En el caso del mercado de la vivienda nueva, los precios no han parado de aumentar desde el segundo trimestre de 2014, mientras que en el de la segunda mano suman ya cinco años de incrementos.

Respecto al cuarto trimestre de 2018, los precios subieron el 1,5 %, con aumentos del 4,3 % en el caso de la obra nueva y del 1,1 % en el de la usada.

Así, el año arranca en positivo y continúa con la senda de recuperación iniciada hace cinco años y que en 2018 llevó a que los precios cerraran con un incremento medio anual del 6,7 % en términos interanuales, el mayor desde 2007.

De vuelta a los datos del primer trimestre y en tasas interanuales, los precios subieron en todas las comunidades autónomas, con Madrid (9,7 %), Baleares (7,3 %) y Aragón (6,4 %) a la cabeza, mientras que Navarra se queda en un 4,9 % de subida.

Además, destacan los aumentos del 9,1 y del 8,5 registrados en las ciudades de Ceuta y Melilla, respectivamente.

Los repuntes menos abultados correspondieron a Extremadura (2,4 %), Asturias (3,8 %) y Castilla-La Mancha (4,1 %).

En términos intertrimestrales, los mayores avances se dieron en Madrid (2,9 %), País Vasco (2,3 %) y Aragón (2,2 %), mientras que le otro lado de la tabla lo encabezaron Asturias (0,5 %), Galicia (0,5 %) y Comunidad Valenciana (0,7 %), con Navarra en mitad de la tabla con un 1,8 %.

"UN FENÓMENO DIFERENTE" El Banco de España no cree que el alza del precio de la vivienda pueda desencadenar otra crisis económica, ya que las actuales subidas no son uniformes y esta es una diferencia respecto a los aumentos que desencadenaron la crisis anterior.

"No vemos indicios de sobrevaloración generalizada, aunque es un elemento que seguimos con atención y de manera continuada", ha dicho el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, en la rueda de prensa de presentación del nuevo informe de proyecciones macroeconómicas de la entidad.

Sin embargo, Arce ha puntualizado que este crecimiento "no es uniforme por regiones ni por ciudades" sino que se concentra en las grandes capitales, como Madrid y Barcelona, y en algunas zonas costeras.

"Esto es una diferencia importante respecto al anterior ciclo expansivo que nos llevó a la crisis", ha insistido.

Por otra parte, el director general de Economía del Banco de España ha negado que la economía española esté sufriendo un proceso de recalentamiento aunque los costes laborales unitarios no se estén trasladando a los precios y los márgenes empresariales estén disminuyendo, no solo en España sino también en el conjunto de la Eurozona.

Además, ha reconocido que la capacidad de ahorro de los hogares se irá recomponiendo en los próximos años y ha incidido en que existe "cierto margen para que los hogares mantengan una tasa de ahorro mas elevada de la habitual", después de que el informe anual presentado recientemente no descartar que los hogares de rentas más bajas estén siendo especialmente optimistas a la hora de valorar su economía doméstica futura, dado que mantienen su tasa de ahorro en mínimos.