20 empleados de Authi murieron por una patología vinculada al amianto

Estos trabajadores de mantenimiento estuvieron expuestos al asbesto entre 1966 y 1978 en la fábrica de Landaben, en la que ahora desarrolla su actividad VW
El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra solicitó a VW investigar el número de asalariados afectados
Hay un registro con 260 personas, de las que 105 no tienen ninguna enfermedad

09.02.2020 | 21:54
Operarios desmontan placas aislantes de material con amianto.

Estos trabajadores de mantenimiento estuvieron expuestos al asbesto entre 1966 y 1978 en la fábrica de Landaben. Hay un registro con 260 personas, de las que 105 no tienen ninguna enfermedad.

pamplona - El Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) ha registrado el fallecimiento de 20 personas, debido a patologías relacionadas por su exposición al amianto entre los años 1966 a 1978 cuando desarrollaban su actividad en Authi: trece por cáncer de pulmón, cinco por mesotelioma pleural, una por asbestosis y otra por cáncer de laringe. Automóviles de Turismo Hispano-Ingleses (Authi) inició su actividad en Landaben en los años 60, posteriormente la factoría pasó a Seat y después a Volkswagen en los 80.

El Juzgado de lo Social número 4 requirió al ISPLN el informe estadístico epidemiológico sobre los afectados por exposición al amianto en Volkswagen Navarra, solicitado por el despacho Melero y Ostiz Abogadas dentro de un proceso judicial en el que defiende "el caso de un trabajador de VW fallecido por mesotelioma pleural", indican desde el despacho.

El amianto es un mineral de composición química variable, cuya rotura o trituración libera fibras con importantes efectos negativos sobre la salud. La liberación de fibras provoca un riesgo que no existe si el material no se maneja. Durante décadas, este mineral se utilizó por sus propiedades en diferentes sectores, como la industria, sobre todo, en la siderúrgica como aislante frente a las altas temperaturas, en hornos de fundición o panaderías; en la construcción; en la reparación de barcos; en la fabricación de trenes, embragues y zapatas de freno; en talleres de reparación de automóviles; en recubrimientos de tuberías y calderas; en cerámica, vidrio, en el aislamiento de juntas de cartón, baldosas vinílicas, masillas, mazarotas de fundición; en la producción de placas y tuberías de fibrocemento; en material de construcción para el tejado, conocida como uralita; o en depósitos de agua, etc.

Sin embargo, posteriormente se comprobó que la inhalación de sus fibras provocaba enfermedades diversas, que se manifiestan décadas después de haber estado expuesto, como cáncer, asbestosis y fibrosis de la pleura y pericardio que cursan con insuficiencia respiratoria o cardíaca. Por ese motivo, la legislación prohibió su uso en España en 2002 y las autoridades sanitarias advierten de que en los próximos años, posiblemente, aumenten los casos de patologías relacionadas con este mineral.

el origen En 2013, un antiguo trabajador de VW falleció por un mesotelioma y su familia en 2015 interpuso una demanda contra VW Navarra, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) y la Tesorería General de la Seguridad Social de la Dirección Provincial de Navarra (TGSS) para que se reconociera que había sufrido esta enfermedad por su exposición al amianto durante su trayectoria laboral en la fábrica desde sus inicios, en la década de los 60, cuando pertenecía a Automóviles de Turismo Hispano-Ingleses (Authi). Pero, la demanda fue contra VW por la subrogación empresarial que vivió la fábrica: primero fue Authi, luego Seat y por último, VW. Finalmente la muerte de este jefe de mantenimiento fue considerada derivada de la exposición profesional al amianto en la fábrica.

petición de listado Tras este caso, el ISPLN pidió a Volkswagen Navarra la confección de un listado con los potenciales trabajadores expuestos a este mineral para que entraran en el registro de control de salud. Esta petición motivó la realización de una investigación en la empresa para tratar de establecer los puestos y tareas en las que pudo darse esa exposición al amianto. "El análisis se acotó al periodo comprendido entre 1966 y 1978 como en el que pudo darse esa exposición al asbesto entre los empleados dedicados a tareas de mantenimiento eléctrico, mecánico y pintura", resalta el escrito remitido por el ISPLN al Juzgado de lo Social. Sin embargo, este organismo puntualiza que "el nivel de dicha exposición no ha podido ser concretado al no haber constancia de mediciones realizadas en ese periodo".

Además el propio instituto remarca que "en la lista facilitada por VW Navarra puede que no se hayan incluido todos los casos de empleados expuestos, ya que está confeccionado a partir de los datos contrastados de exposición valorados durante la investigación, y no se añaden aquellos casos de carácter más dudoso o en los que no se ha podido verificar dicha exposición", por lo que deja la puerta abierta a que pueda haber más trabajadores afectados que actualmente no están controlados.

197 vivos y 63 fallecidos El registro del ISPLN está formado por "260 trabajadores que desarrollaron su actividad en VW Navarra: 197 permanecen vivos y 63 han muerto", especifica el instituto. 56 de estas personas fallecieron antes de la puesta en marcha de este programa, recalca el ISPLN, de los que 16 fenecieron por "tumores directamente relacionados con el asbesto: uno por cáncer de laringe, doce por cáncer de pulmón y tres por mesotelioma"; además hubo 18 decesos por otros tumores no vinculados al asbesto y 22 por causas no oncológicas. Y el instituto apunta a que una vez iniciado el programa de control de exposición al amianto, se produjeron siete defunciones, de las que cuatro fueron por asbesto: dos por mesotelioma, uno por cáncer de pulmón y otro por asbestosis.

noticias de noticiasdenavarra