La construcción reactiva las primeras obras y encabeza un lento retorno a la actividad en Navarra

Las primeras obras en un sector que da empleo de modo directo a 13.000 personas se retomaron el lunes

14.04.2020 | 00:06
Un trabajador de la construcción, con material, herramientas y mascarilla, ayer en Pamplona.

pamplona – La actividad económica de Navarra comenzó a desperazarse ayer, con algunas obras que volvían a registrar a actividad, y lo seguirá haciendo hoy, de la mano sobre todo de la construcción y de algunas fábricas, que ya han llamado a sus empleados para incorporarse. Pero no será hasta dentro de dos semanas, con el anunciado regreso de Volkswagen a un tercio de su capacidad productiva, cuando la economía comience a abandonar mes y medio de parálisis casi total.

"Como en Navarra el Lunes de Pascua es festivo, el regreso se ha producido en dos tiempos", explicaba ayer Lorenzo Ríos, secretario general de FICA-UGT en Navarra, quien señalaba que el regreso a la actividad en algunas edificaciones se había producido "cumpliendo con las medidas se seguridad", guardando distancias y tomando la temperatura a los trabajadores. Hoy está previsto que la actividad regrese en este sector de un modo ya más claro. Y ello supondrá que alrededor de 13.100 personas, de las que unas 8.500 son asalariadas, vuelvan a las obras que quedaron paradas hace dos semanas. Junto a ellas se activará el sector de derivados del cemento, con otro millar de trabajadores, así como actividades diversas, que dependen en buena medida de la construcción al funcionar como proveedores. La industria de la madera, con unas 1.200 personas, será una de ellas, las empresas de electricidad (1.800 trabajadores), las de fontanería (1.700), las carpinterías metálicas... En el conjunto de España, la construcción reinició ayer el 78,5% de las obras que estaban en marcha. Esto es, todas ellas salvo las de rehabilitación y reforma en inmuebles con residentes, lo que ha supuesto la vuelta al tajo de 1,38 millones de trabajadores, según informó la patronal de grandes constructoras y concesionarias, Seopan.

poca industria La construcción da así el primer paso en la puesta en marcha de una cadena productiva que no se ha parado del todo. La agrolimentación ha trabajado sin descanso, pese a que e cierre del canal de hostelería también esté afectando a empresas concretas. Tampoco ha frenando la industria sanitaria ni empresas tecnológicas, pero se ha detenido en seco, por ejemplo, el sector del automóvil. Hoy regresa al trabajo, aunque a menos de la mitad de su capacidad, la antigua Inepsa. "También Talleres Mayo y Lunke, como proveedores", explican desde UGT.

A lo largo de la semana se irán reuniendo además los comités de empresa de distintas factorías para tratar el regreso a la actividad y la aplicación de los protocolos de seguridad que han pactado UGT y CCOO a nivel estatal con las patronales sectoriales. "Hay que garantizar la distancia entre trabajadores, no puede nadie hacernos elegir entre trabajar seguros o tener dificultades para nuestro empleo. Esa disyuntiva no existe, tenemos que conseguir que el martes la actividad se reanude de acuerdo con las posibilidades que tengamos pero, sobre todo, manteniendo la plena seguridad y salud", recordaba ayer Jesús Santos, secretario general de UGT en Navarra.

Una cierta recuperación de la actividad, después de los festivos de Semana Santa, se dejaba sentir por ejemplo en Caparroso, donde regresaba a la actividad Rockwool. Y continuaban trabajando también otras empresas del sector de la alimentación de zona, como la planta de AN de Mélida, dedicada al procesado de carne de ave. En la zona de Estella también se anunciaba el regreso al trabajo en empresas como Nclave y Fanamoel, ambas del sector del metal, así como Garfe (madera), Tenerías Omega, Evaisto Ruiz y la Papalera de Allo. Y a ellas cabía sumar Gesa, Schmidt Clemens (Murieta), Euroaslfato y Tecnimoem, en Viana, e Ingeteam, en Sesma.

El sector de las renovables también tiene previsto ir regresando de forma paulatina a la actividad, mientras que el horizonte de la atomoción se presenta cargado de incertidumbres, "Los concesionarios se encuentran pendientes todavía de la resolución de los ERTE y ven con preocupación el futuro de las ventas de coches", explican desde UGT.

ELA, por su parte, reclama a los gobiernos que refuercen la inspección para comprobar que se están proporcionando suficientes medidas de protección y recomendaba comunicar cualquier caso en que no estuviese garantizada la salud.

apunte

ccoo e industrias del caucho

Denuncia por despidos. Josema Romeo, secretario general de la Federación de Industria de CCOO, denunció ayer "la mala práctica empresarial" de la empresa Industrias del Caucho, que el pasado 8 de abril despidió a tres trabajadores. "Desgraciadamente desde que cambió la gerencia la conflictividad laboral ha sido continua. Esta es una empresa que ha sido denuncia en numerosas ocasiones ante Inspección de Trabajo y en el Instituto Navarro de Salud Laboral por incumplimientos de la Ley de Prevención de Riesgos en cuanto al control y prevención de la emanación de sustancias tóxicas derivadas los productos que elaboran", señala Romeo, quien recuerda que la empresa está denunciada en los tribunales por modificación sustancial de las condiciones de trabajo y que, pese a trabajar al 100%, no ha aplicado en las últimas semanas los protocolos de seguridad contra el coronavirus, lo cual ha motivado denuncias en Inspección y amenazas de cierre por riesgo grave para la seguridad de los trabajadores.