Siemens Gamesa cierra en diez años sus seis plantas navarras

La factoría de Aoiz, con 239 empleados, es la última

02.07.2020 | 00:47
(Izda-dcha) Alfonso Poyo (ELA), Mikel Garriz (LAB), Amaia Goñi (UGT) y Luis Nuin (CCOO).

pamplona – Siemens Gamesa va a quedarse sin centros de producción en Navarra con el cierre de la planta de palas de Aoiz. En apenas diez años ha clausurado las seis factorías que tenía distribuidas por la Comunidad Foral: Alsasua, Tudela, Olazti, Imárcoain (2) y Aoiz. Esta última comenzó su actividad en 2009, aunque empezó a fabricar en serie tres años más tarde. La adquisición de la planta de palas de la compañía Senvion en Portugal este año parece que ha sido la puntilla que ha condenado al centro de Aoiz, con 239 trabajadores y trabajadoras. "Siemens Gamesa ha priorizado el capital sobre la responsabilidad social respecto a su plantilla y a la zona en la que se encuentra ubicada esta fábrica", manifestó Alfonso Poyo, presidente del comité en la planta de Aoiz, por el sindicato ELA.

La parte social, compuesta por seis delegados de ELA, cuatro de LAB, dos de UGT y uno de CCOO, mantuvieron un encuentro a las 10.30 horas con la dirección local, quien comunicó el cierre de la factoría y las causas. El expediente de regulación de empleo para despedir a la plantilla se basa en causas productivas y organizativas, "pero no económicas, aspecto que constata la viabilidad de este centro", manifestaron fuentes sindicales. Los delegados y delegadas transmitieron su malestar a la empresa por "ser la plantilla la última que se había enterado de esta decisión".

Los cuatro sindicatos rechazaron ante la dirección de manera "enérgica la intención de cerrar". El comité calificó de "deslocalización" el movimiento realizado por Siemens Gamesa, "con el único objetivo de abaratar costes sociales, ya que van a trasladar la producción a otras plantas", como a la portuguesa, situada en Vagos. De esta forma, las cuatro centrales reiteraron que "la fábrica de Aoiz es viable, además de excelente desde un punto de vista productivo, tal y como reconoció la dirección".

Tras este encuentro, los representantes de los trabajadores se juntaron con el primer edil de Aoiz, Ángel Martín Unzué, y con otros concejales del consistorio. La corporación municipal comunicó al comité que hoy van a celebrar un sesión de trabajo en la que presentarán una moción para respaldar a la plantilla y para apostar por el mantenimiento de la fábrica.

El comité puso en común "una hoja de ruta para conservar el empleo en Aoiz" y que mostraron a la plantilla en los diferentes turnos: empezaron ayer en el de noche, y continuarán hoy en el de mañana y en el de tarde. "Hemos adoptado el compromiso de hacer todo lo que esté en nuestra mano para defender cada uno de los puestos de trabajo y que se revierta esta decisión tan perjudicial", reiteró el comité mediante una nota.

El grupo, que nombró a Andreas Nauen como consejero delegado apenas hace 15 días, justificó la medida porque "la planta de Aoiz no es competitiva para fabricar las palas para los modelos de la nueva generación de turbinas terrestres (onshore), con rotores de hasta 170 metros, ya que sus altos costes y su localización geográfica, a más de 200 kilómetros del puerto más cercano, hacen inviable su competitividad para la exportación". La próxima semana comenzarán las negociaciones del ERE durante un mes.

La presidenta María Chivite y el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Manu Ayerdi, "rechazaron" este cierre. El vicepresidente primero Javier Remírez explicó que desde el Ejecutivo navarro "se han puesto todos los medios para mantener los contactos oportunos" con Siemens Gamesa, el Gobierno de España y la representación sindical para, "si es posible, revertir esta situación" que, reconoció "tiene su complejidad"; o para "establecer instrumentos para minimizar el impacto que pueda tener en los trabajadores de la planta".

la última fábrica Con la clausura de esta fábrica, aunque el comité va a luchar por restablecer esta situación, Siemens Gamesa va a concentrar ahora su negocio en Navarra en sus instalaciones de la Ciudad de la Innovación de Sarriguren, con unos 1.400 trabajadores, referencia mundial de su ingeniería para el desarrollo y validación de tecnologías onshore (parques de tierra). Su presencia en la comunidad se completa con una nave de servicios en el polígono los Agustinos, con unos 40 trabajadores, y otra en Orkoien, con unos 80 empleados.

"Estamos reforzando las actividades vinculadas a la I+D, menos expuestas a los vaivenes del mercado, y en los últimos dos años hemos incorporado a 450 personas en Navarra y en la Comunidad Autónoma Vasca. La cercanía de los proveedores españoles a nuestro centro de I+D+i en el país supone una gran oportunidad para ellos. El año pasado realizamos compras a compañías españolas por 1.200 millones aproximadamente", explicó Alfonso Faubel, CEO Onshore de Siemens Gamesa, en la nota de prensa emitida el martes por la noche por la compañía para anunciar el cierre de la planta de palas de Aoiz.

Los 239 despedidos reducirán la plantilla de Siemens Gamesa en Navarra a unos 1.500 asalariados, el 92% en el centro de innovación de Sarriguren. Esta cifra se asemeja a los que empleaba hace diez años entre Sarriguren y el resto de plantas distribuidas por todo el territorio.

despidos

el 8 de julio comienzan a negociar

Un ERE por causas organizativas y productivas. La dirección local de Siemens Gamesa en el centro de Aoiz informó a la representación social que el miércoles 8 de julio quiere comenzar el periodo de consultas para negociar el expediente de regulación de empleo de extinción de contratos (ERE), que afecta hasta un máximo de 239 trabajadores, explicaron ayer fuentes sindicales a este periódico. Este proceso se alargará durante un mes, periodo que marca la normativa para poder intentar alcanzar un acuerdo sobre los despidos en esta planta, fabricante de palas.