La plantilla de Trenasa dará pasos para detener toda la producción en Castejón

Ayer intentaron evitar que varios vagones salieran hacia Bruselas

20.10.2020 | 00:42
Medio centenar de trabajadores, durante la asamblea a las puertas de la estación de Corella.

tudela – Los nervios y la tensión van ganando camino dentro de la plantilla de Trenasa conforme avanza la negociación con la empresa CAF que esta mañana se reiniciará en Pamplona. Ayer, tras una asamblea casi improvisada a las puertas de la antigua estación de Corella, se decidió que desde hoy se va a tratar de detener completamente la producción en la factoría de Castejón, que aún seguía en marcha. Para ello desde esta mañana intensificarán los piquetes informativos en la puerta y tratarán de convencer a sus compañeros de que se unan a la huelga que algunos iniciarán desde hoy bien con paros voluntarios, con la petición de vacaciones (a la mayoría les deben días) o alegando motivos de salud como consecuencia de la situación de estrés que están viviendo por el anuncio del cierre de la factoría.

"No vamos a impedir que si algún compañero quiere trabajar lo haga, pero sí que vamos a aumentar la presión para que muchos de los que entran cada día se den cuenta de lo que estamos sufriendo muchos de los que estamos en la calle", apuntó Miguel Ángel Molina, miembro del comité de empresa por el sindicato CC.OO. "Les estamos dejando el trabajo hecho a la CAF para que luego nos den con la puerta en las narices. Estaremos en la puerta para tratar d una forma u otra que no entre nadie", concluyó.

Ayer medio centenar de trabajadores se concentraron a las puertas de la antigua estación de Corella donde la CAF realiza pruebas a los vagones que salen de su factoría antes de llevarlos a los lugares de destino. Ayer, a las 12.00 conocieron que seis vagones estaban a punto de salir de esa estación rumbo a Bruselas y un grupo de trabajadores y trabajadoras pusieron piedras y alguna viga para impedir la salida de los camiones. Tras varias horas de concentración, apareció la Guardia Civil con 8 coches patrulla y 15 agentes para conminarles a que no realizaran ningún acto de sabotaje a los camiones y que liberaran el camino.

Finalmente no se realizó ningún acto de protesta pero si aprovechó la plantilla para realizar una asamblea con más de medio centenar de empleados y empleadas que se concentraron en el lugar.

Hoy los representantes del comité de empresa volverán a viajar a Pamplona para reunirse con los abogados de CAF y seguir con las negociaciones que están siendo duras y bastante tensas. El miércoles buena parte de la plantilla viajará hasta Beasáin para agradecer a los trabajadores de esa planta los paros que van a hacer en solidaridad con la de Trenasa de Castejón.

La indignación entre los integrantes del comité crece cuando conocen noticias como la de que CAF está analizando la posibilidad de comprar una planta que Alstom ha puesto a la venta en Reichshoffen (Alsacia) que se dedica a la fabricación de trenes regionales con una plantilla de alrededor de 800 personas, mientras ha decretado el cierre de la de Castejón.