El comité de Mercedes Vitoria lleva a los tribunales los recortes en la planta

La multinacional anunció que va a reducir el ritmo de producción, que afectará a los eventuales

20.11.2020 | 13:47
Concentración de trabajadores en la plaza de la Virgen Blanca.

El comité de Mercedes Vitoria ha denunciado en un juzgado de lo Social de Gasteiz el plan que pretende "imponer" la dirección de la empresa para reducir el ritmo de producción en la planta durante el primer trimestre de 2021, lo que conllevará prescindir de gran parte de plantilla eventual.

Así lo ha anunciado este viernes el presidente del comité de empresa, Igor Guevara, durante una concentración de trabajadores en la plaza de la Virgen Blanca de Gasteiz, en protesta por el anuncio por parte de la dirección de ajustar la producción sin haber negociado previamente con los representantes sindicales.

Guevara ha anunciado que el comité ya ha interpuesto una denuncia judicial porque la propuesta de la dirección pretende modificar "sustancialmente" las condiciones de trabajo de muchos de los trabajadores.

Esta denuncia se suma a la que el comité formalizó la semana pasada ante la Inspección de Trabajo ante la negativa de la dirección a trasladar la información de su plan a las representación de los trabajadores.


Reducción del ritmo de la producción

La pasada semana la multinacional alemana explicó a la plantilla en una nota interna que iba a reducir el ritmo de producción durante los tres primeros meses del próximo año para "evitar en lo posible medidas más drásticas para el empleo" ante el "enorme desfase" entre capacidad de producción y demanda, y anunció que va a reducir el ritmo de trabajo de uno de los tres turnos.

Esta decisión afectará a los trabajadores eventuales y aunque la empresa no ha precisado en qué proporción los sindicatos consideran que repercutirá en unos 500.

Durante la concentración, el presidente del comité ha leído un comunicado y ha apuntado al director de Mercedes Vitoria, Emilio Titos, como el principal responsable de no haber negociado con los sindicatos el plan y de "usurpar" el debate.

Ha exigido a la empresa respeto a la plantilla, al comité, a la legislación laboral y a los eventuales que "han sido indispensables" para la buena marcha de la empresa, y ha rechazado que la empresa utilice la coyuntura temporal derivada de la crisis de la pandemia de coronavirus para buscar un beneficio a más largo plazo.

"Basta ya de imposiciones. Aquí no sobra nadie", ha exclamado el portavoz sindical, quien ha anunciado que la próxima semana el comité mantendrá reuniones informativas con la plantilla y será a partir de ahí cuando se decidan las posibles movilizaciones a llevar a cabo.