El riesgo de quedarse atrás: tres de cada diez industrias navarras no se digitalizan

El diagnóstico de la Industria 4.0 de Navarra muestra que la pandemia ha acelerado procesos y las dificultades para retener talento de algunas empresas

05.03.2021 | 12:36
Imagen de una persona trabajando con un ordenador

Tres de cada diez empresas navarras no cuenta todavía con una estrategia de digitalización. Es una de las conclusiones que depara el Diagnóstico de la Industria Navarra 4.0, presentado por el Gobierno de Navarra y que detecta, en cualquier caso, avances relevantes en los últimos años en un cambio que va a definir la viabilidad futura de la actividad manufacturera de la Comunidad Foral.

El diagnóstico confirma además que 2020 ha supuesto un acelerador claro en estos procesos. Y cada vez son más empresas pequeñas las que se están dando cuenta de la importancia de este enfoque y se están poniendo a trabajar en esta línea", ha explicado Izaskun Goñi, directora general de Industria del Gobierno de Navarra.

"Una de las causas que podría explicar esto último, es la situación generada por el Covid–19, ya que ha impulsado a las empresas a digitalizar algunos de sus procesos para poder seguir funcionando adecuadamente", señala el informe, que destaca en cualquier caso que el número de empresas sin estrategia disminuye con claridad en los últimos años (del 38% al 30%), que aumenta el de aquellas que se encuentran implementándola (del 18% al 30% en dos años) y que constata además la implicación creciente de los líderes de las empresas: el 66,5% es consciente ya de los beneficios de la digitalización.

Teletrabajo en cuestión

El informe muestra además las diferencias entre territorios de Navarra, al constatar que aquellas empresas alejadas de Pamplona y de Tudela se encuentran con dificultades para captar y retener talento y, por lo tanto, para aplicar estrategias de digitalización.

Junto a ello, analiza el impacto de la pandemia en la organización del teletrabajo. Y apunta en una dirección menos optimista que hace unos meses: apenas una de cada tres empresas considera que esta fórmula se va a mantener como una opción estable y solo la mitad piensa regularla e implementarla de forma propia en el futuro.

Los datos recogidos muestran que se ha demostrado que las compañías más digitalizadas han podido sobrellevar mejor los cambios derivados de la situación desencadenada por el coronavirus: cambios constantes de los planes de producción como resultado de las demandas cambiantes, la disponibilidad o no de materias primas o la disponibilidad de personal clave, capacidad, activos, etc. "Se hace evidente que las empresas que superen las dificultades de financiación a corto plazo y que aprovechen la digitalización a largo plazo conseguirán liderar la transformación del sector".


Cautela y optimismo en 2021

El informe concluye que la industria ve el 2021 con cautela, pero a la vez optimismo. La mayoría de las empresas parecen seguir adelante con sus planes de transformación a pesar de los desafíos de la pandemia, y la Industria 4.0 sigue siendo un tema prioritario para muchos. "Pero los encuestados nos dicen que el nivel de avance se ha vuelto más difícil", explica.

Pero, además, explica el estudio, la situación vivida también ha permitido que las empresas sean más conscientes de la conveniencia de disponer de un despliegue robusto de infraestructuras de comunicaciones y de procesos digitalizados ya que esto les ha facilitado abordar de mejor manera la pandemia.

Según los expertos, el entorno económico posterior a la pandemia "podría facilitar la contratación de personas con algunas de las habilidades digitales críticas que las empresas necesitarán en los próximos años, como en ciencia de datos e ingeniería". Además, la necesidad de un rápido desarrollo y despliegue de nuevas soluciones requerirá que las empresas aceleren la adopción de formas ágiles de trabajo, utilizando pequeños equipos multifuncionales y procesos rápidos e iterativos