12.500 empresas y autónomos de Navarra pueden acceder a 67,6 millones en ayudas

Este fondo, procedente del Estado, busca favorecer la solvencia y reducir el endeudamiento del tejido empresarial - Podrán solicitarse desde el 20 de julio vía telemática

01.07.2021 | 13:21
Las ayudas estan destinadas a facilitar la solvencia de autónomos, pymes y empresas.

Navarra ha recibido 67,6 millones de euros en el reparto por comunidades del fondo de ayudas económicas directas que el Gobierno de España destina para facilitar la solvencia de autónomos, pymes y empresas. Estas ayudas podrán solicitarse a partir del 20 de julio hasta el 20 de agosto solo vía telemática.

El número de sectores que podrán acceder a estas subvenciones se ha ampliado y prácticamente van a poder
optar todos (más de un millar). Estas ayudas se basan en los CNAE, entre otros, actividades comerciales y turísticas, alquiler de maquinarias y locales, las profesiones relacionadas con la construcción, la docencia, la comunicación, la salud y la agricultura, entre otros. Estiman que pueden beneficiarse unas 12.500 empresas y autónomos a esta convocatoria, siempre y cuando cumplan los requisitos exigidos.

El Gobierno de Navarra ha incluido 400 CNAE más, de acuerdo al descenso de facturación

La consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz, y el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo (este último vía telemática) han presentado en la mañana del jueves la convocatoria "Línea Covid de ayudas directas a autónomos y empresas de Navarra para el apoyo a la solvencia y reducción del endeudamiento del sector privado".

Ambos consejeros han estado acompañados del director gerente de la Hacienda Foral, Óscar Martínez de Bujanda; y de la directora general de Política Empresarial, Proyección Internacional y Trabajo, Izaskun Goñi. 

El fondo del Gobierno de España está dotado con 11.000 millones de euros, de los cuales, 7.000 millones se distribuyen como ayudas directas a empresas a través de las autonomías.

La consejera Saiz ha indicado que trabajadores autónomos y empresas que se beneficien de estas ayudas tienen que comprometerse a mantener su actividad hasta el 30 de junio de 2022; no repartir dividendos entre 2021 y 2022; y no aplicar incrementos retributivos a altos directivos en dos años.

El consejero Irujo, desde Bruselas, ha resaltado que "la solvencia de las empresas resulta fundamental para mirar hacia el futuro". Ha resaltado que en "Navarra no quieren dejar a nadie atrás". Por eso se han ampliado las ayudas a todos los sectores afectados por la crisis derivada de la covid.

En líneas generales, para poder optar a estas ayudas se exige que el volumen de operaciones anual declarado o comprobado por la Administración en el IVA en 2020, haya caído más de un 30% con respecto a 2019. Aunque no únicamente. De hecho, también podrán optar a ellas las personas empresarias o profesionales que, dentro de los sectores y actividades previstas, apliquen el régimen de estimación objetiva en el IRPF.

El importe de las ayudas variará en función de las características de la empresa, y de su tributación. En este sentido, la cuantía será de 3.000 euros para aquellas que apliquen el régimen de estimación objetiva del IRPF. Por su parte, cuando declaren una caída superior al 30% en su volumen de operaciones en 2020 con respecto a 2019, el ayuda variará en función de la reducción registrada y del número de establecimientos y personal de que disponga. En estos casos, la ayuda podrá cubrir el 20% o el 40% de la caída de volumen de operaciones, con un mínimo de 4.000 euros y un máximo de 200.000 euros.

La convocatoria también incluye a las empresas o profesionales que se hayan dado de alta entre el 1 de enero de 2019 y el 31 de marzo de 2020, o que hayan estado de alta durante un periodo inferior al año en alguno de los dos ejercicios, así como a las empresas que hayan realizado modificaciones estructurales de la sociedad mercantil entre enero de 2019 y el 31 de diciembre de 2020. En estos casos, la ayuda máxima será de 3.000 euros para quienes se les aplique la estimación objetiva del IRPF y oscilará entre los 4.000 y los 30.000 euros en aquellas en las que no se aplica esta estimación, en función del número de personas empleadas. 

En todos los casos, la ayuda recibida deberá tener el mismo destino: satisfacer la deuda y realizar pagos pendientes a proveedores y otros acreedores, tanto financieros como no financieros. En concreto, servirá para pagar servicios o suministros, salarios, arrendamientos o reducción de deuda, siempre y cuando estos gastos deriven de la propia actividad económica y hayan sido devengados entre el 1 de marzo de 2020 y el 31 de mayo de 2021, fruto de contratos anteriores al 13 de marzo de 2021.

Para poder optar a las ayudas, las empresas o personas solicitantes deberán tener domicilio fiscal en Navarra y estar incluida en alguno de los CNAE recogidos en la convocatoria. Pero, además, deberán asumir una serie de compromisos como el mantenimiento de la actividad hasta el 30 de junio de 2022. Asimismo, deberán comprometerse a no repartir dividendos en 2021 y 2022 y no aprobar incrementos en las retribuciones de la alta dirección al menos durante dos años después de haber percibido la ayuda.

Las empresas y profesionales podrán solicitar las ayudas a partir del 20 de julio y hasta el 20 de agosto, si bien deberán hacerlo únicamente de manera telemática, a través de la ficha correspondiente del Catálogo de Trámites del Portal del Gobierno de Navarra, con la acreditación Cl@ve o mediante el certificado electrónico. En esta ficha se podrán consultar desde hoy las bases reguladoras de la convocatoria.

Asimismo, el Gobierno de Navarra ha habilitado un teléfono de consultas que atiende desde hoy en el número 848 43 33 00 y ha elaborado un documento de preguntas y respuestas, accesible en  el apartado de 'descripción' dentro de la ficha correspondiente del Catálogo de Trámites del Portal del Gobierno de Navarra.

noticias de noticiasdenavarra