El floreciente negocio de las casas rurales en Navarra, en números

La Comunidad foral lidera el turismo rural en el Estado y mira al futuro con optimismo y prudencia

04.12.2021 | 12:16
Niños haciendo un puzzle en la casa rural Basaula, en el Valle de Allín.

El sector del turismo rural de Navarra, tras el complicado periodo vivido durante la pandemia de covid-19, lidera la ocupación en el puente de diciembre y ha vuelto a colgar el cartel de "completo" para estas Navidades por lo que mira al futuro con optimismo pero con prudencia ante el aumento de contagios observado en las últimas semanas.

El turismo rural navarro y su mayor exponente, las casas rurales, está saliendo del "túnel" de la pandemia en los puestos de cabeza del sector en España y unas perspectivas de ocupación para 2022 por encima de la media nacional.

Según estimaciones del portal Escapadarural.com, Navarra se sitúa como la comunidad autónoma con mayor demanda en alojamientos rurales durante este puente con el 81 % de ocupación, seguida por La Rioja (72 %) y Extremadura (70 %). La ocupación rural en España se sitúa en el 61 %.

NAVARRA, PIONERA EN CASAS RURALES DESDE 1991

Navarra inició su andadura en este sector de actividad en 1991 siendo pionera en la modalidad de alojamiento de casas rurales. Aquel era un concepto de turismo diferente del actual, ya que el viajero alquilaba habitaciones, no la vivienda entera, y convivía con la familia de propietarios. Era una experiencia inmersiva completa en el medio rural.

Aunque todavía es posible alquilar habitaciones, el sector ha ido evolucionando con los años y se ha convertido en un importante nicho de generación de empleo (más de mil puestos de trabajo). Actualmente es complicado encontrar alojamiento en temporada alta en Navarra si no se reserva con antelación. El secreto del éxito es sencillo: casas rurales habilitadas en imponentes caseríos, ejemplos de arquitectura tradicional, y una ubicación en pueblos pintorescos rodeados de paisajes de gran belleza y patrimonio milenario.

Así, el turismo rural es una actividad que encajó como anillo al dedo en una comunidad que puede presumir de lugares emblemáticos como el nacedero del Urederra, la cascada de Xorroxin, la Selva del Irati, las Bardenas Reales, el Pirineo, el Valle de Baztan, las cuevas y el Museo de las Brujas de Zugarramurdi, el Parque Natural de Bértiz, la Colegiata de Roncesvalles, los yacimientos arqueológicos...

Además, si se amplía el concepto de turismo rural a estar alojado en edificios que tienen que ver con la idiosincrasia del lugar, se puede encontrar desde encantadores hoteles rurales hasta alojamientos singulares totalmente integrados en la naturaleza como las casas-cueva, las yurtas de los mongoles, los alojamientos en árboles o las cúpulas transparentes en plenas Bardenas.

Algunas casas ofrecen además experiencias de agroturismo en las que el viajero puede ayudar a hacer pan o mermerladas, ver parir a un ternero, acompañar a las ovejas por el campo o recoger los huevos de las gallinas.

EL VALOR AÑADIDO DE LO TRADICIONAL

Los atractivos del turismo rural en Navarra son infinitos, ha afirmado la directora general de Turismo del Gobierno de Navarra, Maitena Ezkutari, quien ha recordado que "las primeras casas rurales ofrecían la experiencia de vivir con el propietario, vivías en la propia casa con ellos".

Ese concepto, ha apuntado, ha ido evolucionando, pero "la experiencia sigue estando en manos de los propietarios", que son los que aportan "ese valor añadido de lo tradicional". De esta forma, la huerta, los usos agrícolas, la ganadería, las bodegas, son el escenario de "esa experiencia que el turista se va a llevar, la va a recordar y probablemente ésa sea la mejor promoción que se puede hacer".

Tampoco se puede olvidar que Navarra es la puerta de entrada del Camino de Santiago y conserva gran parte de la arquitectura civil y religiosa vinculada al antiguo Reyno de Navarra.

El Camino de Santiago también disfruta de esa recuperación de la normalidad tras la pandemia y, así, entre enero y septiembre ha habido un aumento de peregrinos de un 87 % respecto al mismo periodo de 2020. El 19 % de ellos han llegado desde Francia, el 7 % desde Italia, el 5,5 % desde Alemania y el 5 % desde Estados Unidos. Dentro de España, un 26 % procede de Cataluña, un 13 % de la Comunidad Valenciana y un 12 % de la Comunidad de Madrid.

LAS CIFRAS MEJORAN, PERO HAY QUE SER PRUDENTES

Ezkutari ha subrayado que, si bien las grandes cifras están mejorando, "no se puede decir aún que el sector esté recuperado".

Comparadas con las de 2019,las cifras del pasado verano han mejorado, tanto en turismo rural como en turismo urbano en Pamplona, y el otoño "está yendo muy bien", pero tras la pandemia "todavía hay un colchón que superar y recuperar. Son negocios que se han quedado muy tocados y no podemos olvidarnos de ello".

Las previsiones del sector no son malas. Según el informe de Perspectivas Turísticas para el cuarto trimestre de 2021, de Exceltur-Alianza para la Excelencia Turística, un 18,2 % de las empresas turísticas de Navarra prevén recuperar los niveles de ventas de 2019 en el cuatro trimestre, el 72,7 % a lo largo de 2022 y el 9,1 % en 2023.

Estas cifras son más positivas que la media estatal, que cuantifica en un 2,5 % las empresas que esperan una recuperación en el cuarto trimestre de 2021, un 41,6 % a lo largo de 2022, un 50,9 % en 2023 y un 5 % en 2024 o posterior.

Pero este sector, como el resto, tiene por delante el reto de la digitalización, ha señalado Ezkutari: "El turismo hace más de veinte años era uno de los sectores que más dificultades tenía por ejemplo para profesionalizarse y hoy es el día en que todas las casas rurales tienen su página web y desde luego todas están en plataformas. Tuvieron que dar un paso hace muchos años y lo dieron; era necesario, porque la demanda lo exigía".

"Ahora es un momento parecido, porque las casas rurales son conscientes de que la transformación digital es una urgencia realmente, no podemos esperar más".

EL TURISMO RURAL EN NAVARRA, EN NÚMEROS

El turismo rural es un sector que con los años ha ido cobrando una gran importancia en Navarra, una comunidad pequeña en la que son ya 752 las casas rurales abiertas, con 5.680 plazas en total, la mayoría de las cuales ya están reservadas para las próximas Navidades.

Se trata de un sector que da empleo a cerca de mil personas en la Comunidad Foral y que ha ido recuperando poco a poco los niveles de actividad previos a la crisis de la covid-19.

De hecho, en los meses de verano se ha superado ya el número de viajeros y de pernoctaciones registrados en los mismos meses de 2019.

Estas son las grandes cifras del turismo rural en Navarra, según datos aportados por la Dirección General de Turismo del Gobierno Foral:


ALOJAMIENTOS Y PLAZAS:


Actualmente, en Navarra hay 752 casas rurales y 5.680 plazas dadas de alta en el registro. De ellas, 130 casas se alquilan por habitaciones, lo que supone 1.081 plazas, y en 622 casos se alquila la vivienda rural completa, con 4.599 plazas en total.

Por categoría:

El 6 % de las casas son de 4 estrellas, el 20 % son de 3, el 53 % son de 2 y el 21 % son de 1 estrella.

Por tamaño:

El 22 % tienen hasta 5 plazas, el 50 % tienen entre 6 y 9, y el 28 % tienen más de 10 plazas (el máximo de plazas son 16, que tienen un 4 % de las casas rurales).

Por zonas:

El 70 % de las casas se ubica en la zona de los Pirineos, el 8,5 %, en la Cuenca de Pamplona, el 16,5 %, en la Zona Media, y el 5 %, en la Ribera. También existen 14 establecimientos de agroturismo.

PERSONAL EMPLEADO:

La encuesta de ocupación en turismo rural que realiza el INE estima que, de media, el personal empleado en este sector en Navarra asciende a 921 personas. Esta cifra se eleva a más de 1.000 trabajadores en los meses de julio y agosto (1.002 y 1.034 empleados, respectivamente).

DATOS DE OCUPACIÓN:

Hasta septiembre, se han alojado en Navarra en turismo rural 72.725 personas, que han realizado 305.927 pernoctaciones. La estancia media ha sido de 4,2 días.

Estas cifras suponen un 33 % más de turistas que en 2020 y un 24 % menos que en 2019. Representan un 36 % más de pernoctaciones que en 2020 y un 10 % menos que en 2019.

ALGUNOS DATOS DE INTERÉS:

En los meses de agosto y septiembre de este año se ha superado el número de viajeros y de pernoctaciones registrados en los mismos meses de 2019. En agosto ha habido un 9 % más de turistas y un 3 % más de pernoctaciones que en agosto de 2019. En septiembre ha habido un 17 % más de turistas y un 37 % más de pernoctaciones que en septiembre de 2019.

En agosto de este año, Navarra fue la comunidad con mayor tiempo de estancia media en turismo rural (5,5 días).

Según CaixaBank, el 43 % del gasto turístico realizado en Navarra en 2020 se produjo en municipios rurales.

PREVISIONES DE OCUPACIÓN (datos de la Federación de Asociaciones de Turismo Rural y Asociación Navarra de Pequeña Empresa de Hostelería):

Los alojamientos de alquiler íntegro (no así habitaciones) para las fechas de Navidad están ya casi al completo en Navarra.
noticias de noticiasdenavarra