juan miguel sucunza / presidente de la Confederación Empresarial Navarra (CEN)

Oportunidad para reorientar el futuro

29.06.2020 | 10:01
El presidente de la CEN analiza la situación del tejido empresarial navarro.

El mundo, en general, se ha parado con el covid-19. En pocos meses hemos comprobado importantes debilidades de nuestro sistema sanitario, económico y social. Las principales estructuras se han tambaleado y hoy somos conscientes de que nos encontramos en el entorno más inestable que hemos vivido nunca. De forma colectiva hemos compartido sentimientos de desprotección, de frustración, de bloqueo ante esta nueva situación y de dolor por la enfermedad o la pérdida de seres queridos. Pero esto, no nos ha inmovilizado. Al contrario, la sociedad ha encontrado resortes para seguir adelante y buscar fórmulas ante lo incierto y desconocido, demostrando una gran capacidad para afrontar escenarios adversos.

Las empresas, con todas sus personas, también se han adaptado. De forma ágil, profesional, con transparencia y comunicación han ido adoptando las medidas necesarias consiguiendo un complicado equilibrio entre proteger a sus empleados y continuar con la actividad económica. Su respuesta está siendo ejemplar demostrando un alto nivel de compromiso, responsabilidad y solidaridad.

Esa fuerza del ser humano, la resiliencia como capacidad de soportar circunstancias traumáticas, es la que nos hará afrontar y sortear la crisis económica y social en la que nos estamos adentrando. Porque ahora, pasada ya la virulencia del covid-19 y con la implantación de las medidas de prevención para evitar un arriesgado rebrote, lo que toca es hablar de economía, personas, familias y empleo y aplicar las medidas y ayudas para salir reforzados, utilizando de forma eficiente los fondos regionales, nacionales y europeos, al tiempo que planificamos la estrategia para reorientar el modelo económico del futuro.

De esta forma, debemos centrarnos en varios escenarios. En el corto plazo, lo principal es salvaguardar al máximo el tejido económico y productivo navarro para conseguir proteger el empleo en el largo plazo. Desde la Confederación Empresarial Navarra ya estamos trabajando, en el marco del Consejo de Diálogo Social, aportando propuestas de valor para ayudar a empresas, pymes y autónomos. Recientemente, hemos conseguido, en colaboración con el Gobierno de Navarra y los sindicatos UGT y CCOO, la firma de un importante acuerdo cuyo objetivo principal es favorecer la liquidez en las empresas y la protección del empleo. Porque la recuperación será más rápida y efectiva cuanto menos se haya deteriorado la actividad, más empresas sigan trabajando y menos trabajadores hayan perdido sus puestos de trabajo.

Sin duda, esto es lo urgente. Y a continuación viene lo importante en el medio-largo plazo: el desarrollo de un modelo económico "post-covid-19" que integre todo lo aprendido, que nos prepare ante posibles situaciones adversas y que posibilite una economía de prosperidad económica y social.

Desde CEN pensamos que, aunque Navarra es una comunidad que cuenta en su PIB con un importante peso del sector industrial, es fundamental avanzar en su fortalecimiento. Esta crisis ha visibilizado que Europa debe ser capaz de garantizar el suministro de productos y recursos esenciales, evitando la dependencia de terceros. Además, necesitamos desarrollar infraestructuras clave que favorezcan el crecimiento sostenible, social y económico y apostar por sectores de futuro como el agroalimentario, las energías renovables, la biomedicina y las TIC, entre otros. Nos hallamos en un momento en el que la transformación digital de las empresas ha avanzado en tres meses lo que estaba previsto en tres años y donde, independientemente de los cambios que la situación actual provoque, la globalización vino para quedarse, de una u otra forma.

En la operativa y estrategia empresarial, debemos abordar de forma transversal la Agenda 2030 de Naciones Unidas, una oportunidad para que los países y sus sociedades emprendan un nuevo camino con el que mejorar la vida de todos, sin dejar a nadie atrás. Porque uno de los objetivos de las empresas y los empresarios navarros es, y debe seguir siendo, nuestro compromiso en la construcción de una comunidad inclusiva, responsable y sostenible y, por ello, competitiva que sea capaz de atraer y retener talento. Las más de 12.000 empresas, pymes y autónomos navarros que forman parte de CEN son actores fundamentales de este modelo centrado en las personas y de este nuevo camino por el que debemos desarrollar nuestra actividad.

Las crisis traen oportunidades. Aprovechemos lo sufrido para reorientar el futuro con inteligencia, diálogo y decisión.

"Desde la CEN estamos trabajando y aportando propuestas para ayudar a las empresas, pymes y autónomos"