El futuro del motor es verde

En Navarra se han presupuestado 218 millones de euros para desarrollar el vehículo eléctrico y sus infraestructuras

29.06.2021 | 15:18
Recarga de un vehículo eléctrico en uno de los puntos habilitados en Pamplona

Navarra quiere convertirse en el gran polo español del vehículo eléctrico. La sostenibilidad es prioritaria para el Gobierno foral en su compromiso con la agenda 2030 y, más específicamente, con la lucha contra el cambio climático. En este sentido, además de aumentar la producción de energía renovable, los objetivos pasan por reducir el consumo energético y cambiar el mix energético. Y en ello tendrá mucho que ver el transporte, teniendo en cuenta que supone en torno al 40% del consumo. De ahí que Navarra haya hecho una apuesta decidida por impulsar los vehículos de cero emisiones, como queda reflejado en la Estrategia de Especialización S3. No en vano, el vehículo eléctrico autónomo es el primero de los 24 retos estratégicos de la S3. Y, precisamente, en ese contexto se creó la plataforma NaVeac, una iniciativa que busca desarrollar las capacidades de Navarra en torno al vehículo eléctrico, autónomo y conectado (VEAC).

El trabajo coordinado del Gobierno de Navarra junto con entidades y empresas del sector ha llegado a instancias internacionales de la mano de los encuentros 'Race to zero' de las Cumbres del Clima. Bajo el título Carrera global hacia las emisiones cero en vehículos, Navarra dio a conocer internacionalmente a finales del año pasado sus objetivos y trabajo en torno a la plataforma NaVeac.

Por su parte, la empresa pública navarra Sodena ha presentado recientemente al Ministerio para la Transición Ecológica iniciativas valoradas en 218 millones de euros "para desarrollar el vehículo eléctrico y sus infraestructuras en la Comunidad Foral", con el objetivo de captar financiación europea a través de los fondos Next Generation. A través de estos fondos de recuperación y resiliencia europeos, la transición energética y verde se ubica en el centro de la acción política y económica de la Comunidad. Suponen también la oportunidad de acelerar la transformación de los modelos de desarrollo económico y social para avanzar en los objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y en materia de eficiencia energética, de producción de energías renovables y sustitución de las energías fósiles, de movilidad innovadora y sostenible, y de economía circular, entre otros.

Los 218 millones presupuestados se reparten en distintas iniciativas de asesoría y diagnóstico, así como de desarrollo de nuevas tecnologías y de puesta en marcha de proyectos tractores. En este sentido, ocho proyectos concretos acaparan 111 millones de euros. Se trata de iniciativas como la planta de fabricación de baterías, proyectos de experimentación con plataformas de vehículo eléctrico de distinto tamaño, distribución urbana sostenible de mercancías en última milla, o diversas infraestructuras y sistemas de recarga inteligente con generación y gestión de energía 100% renovable.

En este contexto, y siempre desde la perspectiva de una colaboración público-privada, el consejero Mikel Irujo trasladó el pasado mes de marzo a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, el proyecto de la instalación industrial de reciclaje de palas, una necesidad no cubierta todavía en el sector de la energía eólica y que contribuiría a la transformación del modelo productivo actual en uno nuevo más sostenible y circular. Asimismo, Irujo reafirmó la voluntad de albergar en Navarra una fábrica de baterías para atraer nuevos modelos de vehículos eléctricos y contribuir al desarrollo de la industria de la automoción en el territorio.

Puntos de recarga En este cambio de paradigma de avanzar hacia una movilidad más sostenible, el Ayuntamiento de Pamplona ha puesto en funcionamiento este mes de junio 34 nuevas plazas de recarga para vehículos eléctricos distribuidos por toda la ciudad que se unen a las 12 ya existentes. Así, Pamplona sumará un total de 46 plazas de recarga en vía pública, aumentando significativamente este tipo de infraestructuras con objeto de hacer frente a la demanda presente y futura de recarga de vehículo eléctrico. Las 34 nuevas plazas se distribuyen en un total de 17 postes de recarga instalados en 12 ubicaciones diferentes.

De esta forma, Pamplona dará un importante salto en el desarrollo de este tipo de infraestructuras, convirtiéndose en una de las ciudades españolas mejor dotadas en cuanto a servicios de recarga para vehículos eléctricos de acceso público. Esta acción se encuadra en la estrategia Go Green Pamplona que engloba todas las materias que impulsan la lucha contra el cambio climático.

En la apuesta por la sustitución de combustibles fósiles por energías renovables y la reducción de emisiones de CO2, a los puntos de recarga de vehículos eléctricos en la vía pública, hay que unir las 23 tomas autorizadas por el Consistorio en los aparcamientos subterráneos de rotación, que son también de acceso público. De ellas, 12 están ubicadas en el aparcamiento del Complejo Hospitalario de Navarra, 2 en el de Plaza de Toros, 5 en el parking de Blanca de Navarra y 4 en el de Plaza del Castillo. Este verano se alcanzará el número de 60 tomas de recarga de acceso público y propiedad municipal.

La evolución en este tipo de vehículos es clara, junto con la apuesta por su promoción por parte del consistorio. Desde 2011 se han expedido 336 tarjetas rojas para estacionamiento gratuito de este tipo de vehículos sostenibles; de las que 157, fueron expedidas únicamente el año 2020.

noticias de noticiasdenavarra