El asesor de la Presidencia de Ucrania, Mijailo Podoliak, ha aseverado que "preservar la vida y la salud de todos los ciudadanos" es su "prioridad absoluta" en el marco de la guerra, contestando así a las críticas lanzadas por la ONG Amnistía Internacional, que ha acusado al Ejército ucraniano de llevar cabo tácticas de combate que ponen en peligro a los civiles.

"Ucrania se adhiere estrictamente a todas las leyes de la guerra y al Derecho Humanitario. La prioridad absoluta de las Fuerzas Armadas de Ucrania es preservar la vida y la salud de todos los ciudadanos frente a la agresión bárbara de Rusia", ha aseverado Podoliak.

Para el representante ucraniano, este tipo de declaraciones en las que se pone en entredicho la respuesta de Kiev a la invasión rusa tienen como objetivo desacreditar a las Fuerzas Armadas del país y perjudicar el suministro de armamento por parte de las potencias occidentales, según recoge la agencia de noticias UNIAN.

En la misma línea, el ministro de Exteriores, Dimitro Kuleba, ha acusado a la ONG de intentar crear un "falso equilibrio" entre Rusia y Ucrania en vez de tratar de "encontrar y transmitir la verdad al mundo" sobre lo que ocurre en Europa del Este.

"Se trata de crear un falso equilibrio entre el criminal y la víctima, entre el país que destruye a cientos y miles de población civil, ciudades, territorios enteros y un país que se defiende desesperadamente, salvando a su pueblo y al continente de esta embestida", ha dicho Kuleba en un vídeo recogido por la agencia Ukrinform.

En este punto, el representante de la diplomacia ucraniana ha exigido a Amnistía Internacional (AI) que se centre en "informar la verdad" de lo que ocurre en Ucrania, y ha apelado para ello a honrar a las víctimas civiles de un ataque registrado este mismo jueves en una parada de autobús en Toretsk.  

Evacuación de civiles

Por otro lado, Podoliak ha puesto en valor las últimas decisiones de las autoridades ucranianas sobre la evacuación de civiles de la región de Donetsk. Según él, Kiev está tomando "constantemente" medidas para "ayudar a los ucranianos a pasar de la zona de hostilidades a áreas más seguras".

"Ayudamos a nuestros ciudadanos a viajar a lugares seguros de forma gratuita, reasentarse y brindarles todo lo necesario. Este proceso continúa y les seguimos exhortando a que aprovechen la oportunidad de evacuar y no arriesgar sus vidas", ha subrayado Podoliak.

La vice primera ministra y ministra para la Reintegración de los Territorios Ocupados de Ucrania, Irina Vereshchuk, anunció a finales de la semana pasada el inicio de los preparativos para ordenar la evacuación obligatoria de la región antes del invierno dada la destrucción casi total de la infraestructura de suministro de calefacción y los constantes combates contra las fuerzas rusas.

Finalmente, Podoliak ha acusado a la parte rusa de ser quien realmente lleva a cabo tácticas que ponen en peligro a la población civil, pues "bombardea áreas residenciales a más de 500 kilómetros del frente, matando deliberadamente a civiles y niños".

AI ha denunciado este jueves que las tropas ucranianas están realizando tácticas de combates que ponen en peligro la vida de civiles y que violan el Derecho Humanitario al operar frecuentemente en zonas residenciales, incluidos hospitales y escuelas.

La secretaria general de AI, Agnès Callamard, ha advertido a Ucrania de que "estar en una posición defensiva no exime al Ejército ucraniano de respetar el Derecho Internacional humanitario". Para la organización, hay evidencias de que el Ejército ucraniano ha lanzado ataques "desde áreas residenciales pobladas y se han establecido en edificios civiles en 19 pueblos y aldeas de las regiones".