La última tentación de Cris y to

09.02.2020 | 08:12

Persona que huye de una parte a otra, tránsfuga, por ejemplo, Las aventuras de Criscilla, reina del desierto pamplonica.

Tres sorprendentes amigos, un parlamentario veterano de la vida, un joven y travieso jovenzuelo aventurero y una madurita con vaqueros pero muy vanidosa se ven separados de la familia política con la que alternan por unos años laboralmente.

Habiéndose quedado al cuidado de unos amigos de otra familia, los tres compañeros, ahora desamparados, emprenden un increíble viaje de vuelta a la política a través de la metrópolis de Navarra. Los tres amigos han de reunir todo su valor y confiar de una vez por todas plenamente en sus compañeros con el fin de sobrevivir a feroces contrincantes y a la dureza del entorno traicionero después de cuatro años a las órdenes de un doctorcito de otro rollo del politicorerio.

¿Una inolvidable historia de lealtad, valor y amistad? Para hacer una actuación en una sala de un hotel hacen el viaje en un autobús, al que bautizan como Criscilla, pasando por pequeños barrios y pueblos muy diferentes a su ciudad. Durante el viaje se encuentran con actitudes muy diferentes, desde gente que los rechaza, los mira con desprecio, ya que la madurita no ha sido nada honesta. Mientras que otros los aceptan y aplauden su espectáculo e incluso se animan a participar en él aunque todo sea una farsa del que si te he visto no te recuerdo ni por Carlos III.

En fin, otra aventura más que tiene de todo, las treinta monedas de plata, la peluquería de la señorita Pepis y otros cuatro años de don de mando, pero sin don de gentes.