Catalunya, Altsasu y la doctrina Aznar

10.02.2020 | 07:55

El biólogo Lyan Watson, en su obra Lifetide, publicada en 1979, afirma que "si un número suficientemente grande de personas (Masa Crítica) adquieren un nuevo conocimiento o forma de ver las cosas, esto se propagará por toda la humanidad", para lo que es necesario que un determinado número de personas (Masa Crítica), alcance una conciencia más elevada, momento en que el individuo es capaz ya de realizar un salto evolutivo y lograr un cambio de mentalidad, tesis conocida como Teoría del Centésimo Mono.

Así, estamos asistiendo en Catalunya a la aparición de un nuevo individuo (individuo multidimensional) reafirmado en una sólida conciencia crítica y sustentado en valores caídos en desuso como el sentimiento de nación, la solidaridad y la indignación colectiva ante la corrupción e injusticia imperantes, y dispuesto a quebrantar las normas y las leyes impuestas por la monarquía de las tinieblas del Estado español. Para entender la ofensiva del Estado español contra Catalunya y los jóvenes de Altsasu habría que recurrir a la doctrina Aznar, que tendría como objetivo último "criminalizar a grupos y entidades díscolos y refractarios al mensaje del establishment dominante del Estado español", elementos constituyentes de la llamada "perfección negativa".

Dicho término fue empleado por el novelista Martín Amis para designar "la obscena justificación del uso de la crueldad extrema, masiva y premeditada por un supuesto Estado ideal", todo lo cual representaría un auténtico ejercicio de "terrorismo jurídico" que generará una amplia reacción de repulsa popular e institucional con procesos judiciales de largo recorrido que terminarán indefectiblemente en el Tribunal Europeo de Estrasburgo.