la carta del día

Euskarafobia en estado puro

10.02.2020 | 10:06

es inaceptable la resolución tomada por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra sobre el recurso interpuesto por UGT contra el Decreto del Euskara. En opinión de LAB, en estos tiempos en los que se valora el plurilingüismo más que nunca, es incomprensible que tengamos que soportar semejantes ataques contra la igualdad de derechos lingüísticos. En la medida en que el euskara es una lengua minorizada, se deberían tomar medidas positivas que lo protejan en lugar de profundizar en su situación de lengua discriminada.

LAB se manifestó en contra del decreto en cuestión porque las medidas planteadas hacia la normalización del euskara eran insignificantes y, sobre todo, porque todo decreto creado al amparo de la actual Ley del Euskara, de ninguna forma puede garantizar los derechos lingüísticos democráticos de la ciudadanía navarra, tal y como se recogen en la Carta Europea de las Lenguas Minorizadas. Tanto el decreto como la ley dan por bueno el marco que regula la discriminación de unas navarras sobre otras, imponiendo una zonificación a uno de los idiomas propios inexistente en otro lugar. Esta resolución jurídica confirma que la postura de LAB era correcta, y que es tan imprescindible como urgente una nueva ley del euskara que reconozca los derechos lingüísticos de toda la ciudadanía, que no discrimine y que garantice a todas las personas la posibilidad de elegir qué idioma propio desea utilizar ante la administración.

Es muy preocupante ver que en el acuerdo programático firmado por PSN, Geroa Bai, Podemos e Izquierda-Ezkerra en ningún momento cuestiona la ley discriminatoria que crea segregación lingüística entre los navarros. No podemos olvidar que en la anterior legislatura se aprobó a iniciativa de PSN y con el apoyo de Izquierda-Ezkerra y la derecha la anulación de la lista única que se aplica en el resto de ámbitos y lugares, lo cual supone un castigo y una discriminación para los docentes bilingües con respecto a los monolingües. En este momento, lo coherente sería que, siendo Geroa Bai miembro del gobierno actual, se defendiese el decreto del anterior gobierno interponiendo el correspondiente recurso y, en cualquier caso, dado que se deja en manos de la administración que el euskara sea valorado o no como mérito en las ofertas de empleo, así lo garantice el gobierno en toda Navarra. Veremos si el gobierno defiende nuestra soberanía para regular el uso de nuestro idioma, o por el contrario, acepta con sumisión este ataque, poniendo una vez más de manifiesto la incapacidad de poder decidir sobre cuestiones propias?

Por otra parte, es totalmente contrario a los fundamentos del sindicalismo ver cómo UGT pone todo su empeño contra los derechos lingüísticos básicos de la ciudadanía a cambio de defender los privilegios de unos pocos. UGT prioriza el derecho que se ha inventado de ser funcionario aun teniendo menor capacidad lingüística, por encima del derecho de toda la ciudadanía navarra a elegir en qué idioma propio quiere ser atendida por la administración. Para empezar, tal irresponsabilidad afectará a cientos de personas implicadas en procesos de OPE en curso o a punto de iniciarse, o a los traslados del personal fijo atentando contra el derecho de las trabajadoras. Tras la actitud de UGT no hay más que euskarafobia mintiendo, según hemos visto en el vídeo que se ha hecho viral. El responsable de UGT en Navarra ha afirmado que hay quien se pueda sentir ofendido en las zonas mixta y no vascófona cuando ven la información en un rótulo, primero en euskara y mayúsculas y después en español y minúsculas, pero no ha aportado ninguna evidencia. Señor Elizalde: ¿nos puede decir dónde están dichos rótulos? ¿Si hay quien se ofende por que se utilice braille en los ascensores, hay que eliminarlo según usted? ¿UGT por qué no recurrió la valoración del francés o el alemán como mérito y sí la del euskara? ¿Acaso la demanda y el conocimiento cuantitativo de esas lenguas europeas en Navarra justifica su valoración (este es el argumento que utilizan en contra de la utilización del euskara en la zona discriminada)? ¿Valorar el euskara discrimina pero valorar el alemán no? Tristemente ni UGT, ni el señor Elizalde responderán estas preguntas. Para entender su postura sólo hay un razón posible: euskarafobia en estado puro.

Por todo ello, LAB quiere hacer un llamamiento a la clase trabajadora y a la sociedad navarra a seguir movilizándose como el pasado sábado para reivindicar la oficialidad del euskara en todo Navarra y una nueva ley que garantice el derecho a vivir en euskara. Es cuestión de justicia, igualdad y cohesión.

Firman esta carta: Imanol Karrera (portavoz de LAB en Nafarroa), Amaia Aurrekoetxea (secretaria de euskara de LAB) e Iñigo Orella (responsable de Euskara en LAB Nafarroa)