Café y leche

17.01.2020 | 06:15

De buena o de mala leche, ¿quién no toma café con leche? Si estamos de mal café, porque nos ponen de mala leche, ¿qué culpa tiene el café de la calidad de la leche?

Pocas cosas invocamos, como al café todo el día, y aunque de mala leche estemos, pedimos café enseguida.

Unos lo toman solo, otros con leche fría, algunos con leche caliente, cortado la mayoría.

Los nerviosos, descafeinado, pues se alteran enseguida. Cuando a alguien le vemos de genio, ¡qué mal café! Decimos, tiene ese pobre ingenuo, y es porque le engañaron, y llegaron a quitarle el sueño.

Lo mismo al café que a la leche, no dejamos de nombrar, y siempre los utilizamos, para nuestro genio expresar. Si nos hacen la puñeta, y de mala leche nos ponen, que nadie pueda dar fe, que tenemos mal café, más si evitar no podemos, nuestro genio demostrar, con un buen café con leche, se nos tiene que pasar.

Si estamos de mal café, y también de mala leche, tenemos que tener un gesto, y no echar la culpa a esa mezcla, diciendo que es indigesto.

No eches la culpa a la leche, de que te pueda engordar, y tampoco al café solo que te pueda desvelar.

Cuídate de los mala leche, que te puedan perjudicar, y nunca pierdas la fe, aunque tengan mal café, y tanto de día y de noche, nunca lo debes dudar, ¡toma café con leche!