la carta del día

Agoniza la gestión ambiental en el Valle de Egüés

01.02.2020 | 06:15

por desgracia, éste no es un aspecto nuevo en nuestro valle, ya que los gobiernos de UPN (ahora Navarra Suma) hasta 2013 no habían dedicado ningún recurso a la gestión ambiental en nuestro valle. Con el cambio de gobierno en 2013, Geroa Bai quiso dar un giro de 180 grados a esta situación. Así se hizo hasta 2015 en base a los acuerdos con PSN e I-E y así continuó con el programa de gobierno entre Geroa Bai, EH Bildu, I-E y Somos Valle de Egüés.

Allá por 2013 existía un Paisaje Protegido en el Valle, Elía, que se había declarado a petición del Concejo en 2007, pero que había quedado sin ningún tipo de gestión. Y ahí empezó este camino en el Valle. Se elaboró el instrumento de gestión de ese entorno natural para cinco años, hasta 2019. Se comenzó a trabajar la protección de otro espacio, el señorío de Egulbati, eliminando la posibilidad de desarrollo urbanístico en él y declarándolo también Paisaje Protegido. Se elaboró su instrumento de gestión para 5 años, actualmente vigente. Dichos Planes se elaboraron a través de procesos participativos y anualmente se definen con concreción las acciones a ejecutar en los mismos, siguiendo los mismos criterios de participación (las acciones anuales se han definido a través de una Comisión de seguimiento formada por agentes y ciudadanía).

En el año 2019, volviendo Navarra Suma a gestionar el municipio, se han paralizado algunas acciones que se venían realizando en estos espacios naturales, ejecutándose solamente algunas de las que ya se habían contratado por el equipo de gobierno anterior. Es la primera vez desde que comenzó la gestión de estos espacios que no se ha realizado el informe anual de seguimiento de ambos espacios, donde se verifica el cumplimiento de las acciones definidas a principios de año. Tampoco, y por primera vez en 5 años, no se han convocado las Comisiones de seguimiento de ambos espacios, Elía y Egulbati, con lo que no hay definidas para 2020 acciones a ejecutar consensuadas por los agentes y ciudadanía. Mal augurio. Además Geroa Bai desde el primer pleno ordinario de Legislatura ha señalado que en 2019 terminaba la planificación del Paisaje Protegido de Elía y que había que licitar uno nuevo para 2020-2024. Nada de nada. El Paisaje Protegido de Elía vuelve a estar sin instrumento de gestión.

La gestión ambiental y del medio natural contaba en 2013 con un gasto corriente y de inversión en el presupuesto de aproximadamente el 0,7%, llegando en 2019 hasta el 1%. Con esta partida se gestionaban dos espacios naturales, Elía y Egulbati, así como un sinfín de acciones para la mejora del medio natural. Aquí entra la conectividad del territorio, marcada principalmente por la creación y seguimiento de microhumedales, así como los pasos de fauna del río Urbi. Estas acciones han conseguido recuperar en 5 años la diversidad de anfibios en el Valle y el posible retorno del visón europeo al río Urbi y sus regatas. Después de 5 años, éste ha vuelto a ser el año en que Navarra Suma no ha ejecutado ningún nuevo microhumedal en el Valle para ir dando continuidad en el espacio a este hábitat.

Se implantó también el programa de voluntariado ambiental, que ha ido trabajando estos años ejecutando acciones en este ámbito en el Valle. Navarra Suma no ha programado ninguna actividad en otoño de 2019 ni en primavera de 2020, por vez primera en los últimos años.

Se elaboró el Plan de Ordenación forestal del valle a 10 años, cuyo bienio 2019-2020 ya se encontraba adjudicado y cuyo futuro no se vislumbra halagüeño tras décadas de ausencia de gestión.

Y aunque parezca que hay interés por los aspectos ambientales o climáticos, deben estar también en nuestras y nuestros representantes políticos. Y Navarra Suma no ha demostrado ningún interés. Para los gestores del medio natural es muy duro ver como de un escaso presupuesto del 1%, no se va a ejecutar ni la mitad del mismo. Los espacios naturales del Valle de Egüés, y su medio natural en general, debe ser gestionado desde la planificación y el conocimiento debido a que son entornos modificados por la humanidad desde hace siglos, a veces desde el criterio de no actuación, pero siempre basados en criterios técnicos y no en la dejadez, con el fin de que nuestro medio natural sea cada vez más diverso, resiliente y adaptable a los efectos del cambio climático.

Firman esta carta: Alfonso Etxeberria, Mikel Etxarte, Helena Arruabarrena y Juanjo Ausán. Concejales/as de Geroa Bai en Eguesibar

noticias de noticiasdenavarra