la carta del día

Personal de enseñanza concertada y presupuestos para 2020

13.03.2020 | 01:15

El departamento de Educación lleva 7 años y medio quedándose un 2,5% del salario del profesorado y un 2% del salario del personal no docente de la enseñanza concertada, hasta ahora cerca de 30 millones de €, que nos detrae de la nómina que nos abona mensualmente (de momento solo al profesorado). Además no sustituye al personal docente hasta los 15 días de baja. Esto lo puede hacer porque así lo pactaron en 2012 el consejero de UPN, las patronales y el sindicato SEPNA-FSIE (al que respaldan para que gane las elecciones en el sector), ante la impotencia del resto de sindicatos que entonces protestamos con uñas y dientes.

Esperamos que los 6 millones más que se han presupuestado para 2020, van a llegar para revertir a partir de ahora ese recorte de 2012, además de seguir subiéndonos el salario en igual porcentaje que al personal de la red pública, como ocurre desde enero de 2017 tras un año de movilizaciones unitarias. En caso de hacerse, no sería más que el cumplimiento del Acuerdo de enseñanza concertada que se firmó en septiembre de 2017 y caduca en junio, pero que todavía no se ha llevado a cabo. No se presupuesta nada para otras reversiones y mejoras en cuestiones en las que el personal de esta red está muy perjudicado: a día de hoy estamos a más distancia salarial del personal público que con UPN, pues aunque a todos nos recortaron por igual, el anterior gobierno no nos subió el 1% en 2016, a los 57 años reducimos solo 2 horas lectivas por edad (en secundaria tenemos 23 semanales frente a 18 en la red pública), en primer ciclo de ESO cobramos menos que en 2º, el personal de logopedia no es reconocido como docente, etcétera.

En el debate de las enmiendas en el parlamento, se mezclaron churras con merinas y se llegó a publicar que el dinero para enseñanza concertada subía el 4,5% mientras que para la pública solo el 0,6%. Si dejamos aparte el dinero para obras, programas, libros, OPE, etc, y hablamos solo del personal, para el de concertada (38 % del alumnado) han subido 6 millones y para el de pública (62% del alumnado) 49 millones (insuficiente también para cumplir el pacto). Esta última cifra incluye la subida salarial de 2020 y el incremento de efectivos del personal público que se prevé.

Durante el trámite de la ley de presupuestos, nos hemos movilizado ante la CEN, reivindicando un convenio navarro, y hemos denunciado que somos mano de obra barata para la administración. Por eso hemos hecho llegar a todos los partidos las propuestas del sindicato ELA, y también hemos solicitado entrevistarnos con ellos. Solo Geroa Bai nos contestó y concertamos una cita, al término de la cual nos entrevistamos también con EH Bildu en los pasillos del parlamento. A ambas formaciones les dijimos que había que blindar que esos 6 millones fueran exclusivamente para el personal, ya que no nos parece de recibo que la directora general vaya a negociar parte de ese dinero para las patronales, como se lo anunció a los sindicatos firmantes del acuerdo de concertada en una reunión a la que les convocó, diciéndoles que del recorte de 2012, el personal sólo íbamos a recibir este año la mitad, el 1,25% para docentes y el 1% para no docentes.

No es la primera vez que hay maniobras de este tipo. El gobierno anterior también se vio puenteado por altos cargos del Régimen que mantuvo un tiempo en su puesto, y que anteponían el pago de deudas que reclamaba la patronal, a la subida salarial del personal. Algunas de esas personas han vuelto a sus cargos, incomprensiblemente, y tratan de volver a los tiempos donde ocurrían cosas como las descritas en el primer párrafo.

El sindicato ELA va a hacer un marcaje estrecho de esas partidas aprobadas, que no son más que una pequeña parte de todas las cuestiones que hay que mejorar para el personal de enseñanza concertada. Nosotros presentamos una plataforma para la negociación y nos movilizamos por ella. SEPNA, UGT y LAB se conformaron con reclamar que se cumpla solo lo que firmaron y permanece incumplido todavía, y parecen haber aceptado que para este año solo nos llegue ese 1,25%, y que para más allá de junio no se haya presupuestado nada.

Las plantillas de nuestros colegios están viendo cómo en Maristas o Jesuitinas de Bizkaia el personal cobra mucho más que en Maristas o Jesuitinas de Navarra, habiendo recuperado todo lo recortado y el 50% del poder adquisitivo perdido desde 2010, frente a nada de lo recortado y un 20% del PA en Navarra. También ven cómo allí se prejubilan al 75% (el relevista al 100% e indefinido) y aquí al 50% cada uno (hasta junio), cómo se ha reducido a 1555 horas la jornada del PAS y a 1293 el de las especialistas de apoyo educativo, cómo se van a recolocar quienes pierdan su puesto por cierre de aulas... Son las mismas órdenes religiosas que aquí, la diferencia está en que allí ELA tiene el 58% de la representación en el sector y aquí todavía no, allí se tiene un convenio autonómico, se ha liderado con firmeza la reivindicación y se ha afrontado la cerrazón de las patronales y del Gobierno vasco con 29 días de huelga, posibles gracias a la caja de resistencia, y a la independencia política y económica del sindicato. El acuerdo de la CAPV lo han firmado la patronal, ELA, CCOO y Steilas, pero no lo han firmado ni FSIE, ni UGT ni LAB. Solo la movilización nos traerá la dignificación de nuestras condiciones laborales.

ELA Concertada Nafarroa