Barrio Txokoto, Abartan, Elizondo

21.06.2020 | 00:17

Estimados vecinos, hace más de un año solicité al Ayuntamiento de Baztan que revisara un punto concreto del Plan Especial de Actuación Urbana sobre las parcelas catastrales 16/513 y 16/774 de Elizondo. Se trataba de corregir el adecuado aprovechamiento de la proporción de 0,5 m2 sobre las dimensiones de la nueva parcela que se va a edificar, 16/774, de 496 m2 debiendo quedar el traslado de edificabilidad de 248 m2 y no de 509 m2.Hace ya más de un año de esto y hoy es el día que el Ayuntamiento de Baztan, con Bildu a la cabeza, ha decidido, ni siquiera, dignarse a contestarme. Ni siquiera aclarar algo. Ya no solucionar. Ya no evitar una posible irregularidad debidamente demostrada y comunicada en tiempo y forma, más bien ha decidido callar. Ha decidido ser cómplice del silencio.Y es curiosa la contradicción en la que cae nuestro Ayuntamiento cuando sus actuales representantes predican y gritan a todos los vientos que "quieren guardar la imagen de las casas baztanesas, sin aglomeraciones, sin alturas... con amplias zonas verdes". Supongo que cuando se refieren a "las casas baztanesas" no se están refiriendo a nuestras antiguas, queridas, cuidadas y mimadas casas situadas en el corazón de Elizondo junto al río en el clásico barrio de Txokoto.Creo que nuestro alcalde y concejales desconocen cuántas horas, dinero y esfuerzo propios hemos invertido en nuestras casas. Es de un incalculable valor la inversión que hemos hecho y hacemos. Es nuestra inversión, una inversión privada e individual, gracias a la cual mantenemos parte del patrimonio cultural de Elizondo y Baztan. Este patrimonio forma parte del reclamo turístico de nuestro pueblo y nuestro valle. Y es este patrimonio de todos, cuidado por nosotros, los dueños de las hermosas casas de Txokoto, quien reporta fructíferos beneficios a aquellos vecinos que viven del turismo. Y nos alegramos y enorgullecemos de ello. Pues bien, ya nada de esto importa porque próximamente algunas de estas antiguas casas de Txokoto desaparecerán tras un muro de hormigón a cambio de unos cuantos euros que irán a parar a las arcas públicas. Un muro que ya de por vida impedirá que veamos y disfrutemos diariamente de nuestros verdes paisajes, dará una sombra permanente que impedirá que podamos seguir trabajando y comiendo de nuestra huerta, patrimonio y sustento de nuestras familias actuales, pasadas y venideras. Así, sin más, sin explicación. Con silencios y dolorosos comentarios por parte del alcalde que me hicieron sentirme despreciada y humillada.Aprovecho, como un nuevo y desesperado intento de convencer a alguien de un error evitable y vuelvo a solicitar de manera pública y en voz alta lo que ya solicité en enero de 2019 junto al jefe de Sección de Patrimonio Arquitectónico de Príncipe de Viana, Javier Sancho Domínguez, que se revise el punto descrito en el primer párrafo de esta carta con el objetivo de llevar a cabo la corrección.

noticias de noticiasdenavarra