la carta del día

Saber la verdad del pasado para encontrar el futuro

23.08.2020 | 02:00

confieso ser un profano en cuestiones de democracia jerárquica, no como los más de 70 exministros y altos cargos que señalan y marcan las líneas democráticas desde la dictadura y la posterior Constitución que se creó respetando la inviolabilidad de quien juró los Principios del Movimiento, amén de algunos de los citados que son firmantes que fueron cargos y puestos con el dictador y alguno se halla demandado por la Justicia internacional por los crímenes de Vitoria de 1977 siendo ministro en el Régimen del dictador. Pero pese a ello (o por ello) no me explico que pidan "presunción de inocencia" para el monarca instituido por Franco, pendiente de una acusación económica y huido al país con el que está involucrado y defiendan una situación que en contra del manifiesto que proclaman no es "en beneficio de la democracia", puesto que lo que se demanda es que se le juzgue, no que se le condene.

Además el lugar al que ha huido (Emiratos Árabes Unidos) conlleva la sospecha de que es el más a propósito para eludir responsabilidades, hecho incompatible con un jefe de Estado que ha representado la cumbre jerárquica Constitucional a la que se supone constituida en Derecho. Dignidad Real que en un homenaje del que he olvidado motivo y fecha, pero que se le hizo en Navarra hace unos años resaltó Álvaro D'Ors que su cargo era el de "representante de Dios en la Tierra". Juan Carlos, destinado para rey por el sanguinario Francisco Franco, ni siquiera explicó correctamente su posicionamiento en el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 (explicación tardía y huidiza), pero ese miso año obtuvo el Premio Carlomagno. Al recibir el premio en Aquisgrán, ensalzó el título recibido como "instituido en recuerdo del primer soberano que soñó con ser emperador de Europa... mi lejano abuelo (Carlomagno) contribuyó a la creación histórica y política de Occidente...la autoridad mas allá de la fuerza... la monarquía hispánica integrada por diversos países en ambos hemisferios bajo la misma corona, la primera realización de Occidente... como unidad de lengua, de cultura, de tradiciones y costumbres... las monarquías europeas han refrenado y limitado el espíritu devastador e insolidario del nacionalismo...". La ensoñación asumida como asunción de derecho jerárquico. El citado abuelo, que saqueó por dos veces Pamplona el año 778 y persiguió su posesión en los años siguientes de su vida, es el germen de su Derecho ¿democrático? Sostener 13 siglos después del hecho mencionado a la monarquía como Institución jerárquica y perdurable de por sí y de origen supremo, es el que pretende disfrutar y es apoyado por más de 70 exministros, mezclados los de Franco con los que amoldaron el respeto a su régimen en una Constitución programada como eterna e invariable, que exime al emérito de la igualdad ante la justicia. También el gobierno actual ha manifestado su posición por medio de la "ministra de Defensa" (del Ejército) Margarita Robles, que ya fue anteriormente magistrada del Tribunal Supremo, adhiriéndose a los argumentos del manifiesto citado en que al "rey emérito" no se le respetan los derechos de "la presunción de inocencia de todos sean quienes sean€ mientras los tribunales no se pronuncien". No obstante los silencios de la frase de la titular de Defensa, se hacen gritos cuando la fiscalía no actúa de oficio, como lo hace en hechos mucho menores. Si bajamos al escalón del rey "emérito", tropezamos con un comisionado. El silencio sobre el mismo, se hace grito, al ver que son más elocuentes que las proclamas de los políticos de turno, que reveladoras de intereses ocultos, pues faltan explicaciones lógicas y correspondientes a los estamentos sobre el silencio judicial de la fiscalía.

Clama el silencio de los órganos judiciales (fiscalía incluida) tan explícitos y cumplidores de su oficio con casos muy inferiores como el caso de Alsasua. Dada la brevedad necesaria de un artículo de prensa, he de limitar mi recorrido, a aclarar la falsedad de las excusas con críticas para quienes pretender que se lleven los cargos contra el emérito ante la justicia.

Si tenemos que las acusaciones que se le hacen a Juan Carlos, son por cobros de comisionista al gobierno de Emiratos Árabes Unidos, un simple análisis nos aporta que no podían proceder de comisiones por la venta de petróleo, puesto que el mismo tiene tarifa y precio público que se actualiza cada día y el mismo se vende directamente a empresas privadas. Siguiendo la búsqueda de cobros por comisiones, tendremos que fijarnos pues, en las ventas militares que hacía el reino de España y el exmonarca era la máxima representación del ejército y del país que vende armamento militar a EAU, por lo que el gobierno y su portavoz, en este caso Margarita Robles, harían bien en conocer como funcionan las ventas realizadas investigando el funcionamiento del Estamento militar, para conocer su buen funcionamiento, no vaya a ser que sea cuna de ovejas descarriadas.