Gracias hostelería, Navarra con vosotros

02.11.2020 | 00:49

Señoras y señores, por tierra, mar y aire, nos alertan de las consecuencias del bicho que no quiero ni nombrar. Y estamos asintiendo desde el siguiente mismo día al 8 de marzo con calma escalofriante a todos los muy contradictorios comunicados del Gobierno español, y hasta con alegría y de forma jolgoria hemos salido a ventanas y balcones como inocentes ciudadanos de no sé qué país de Disney. Todos hemos manifestado en público y privado lo que pensamos de cuanto está ocurriendo, y no salimos de ahí desde hace ocho largos meses. El reloj no se ha detenido ni un miserable minuto. Sólo se detuvo la vida de casi 60.000 españoles, aseguran las funerarias mucho más creíbles que el Gobierno de múltiples mentiras y contradicciones recogidas en toda hemeroteca (y me olvido de las burlas de algunos de ellos). Señoras y señores, estamos asistiendo a algo de dimensiones tremendas jamás visto antes. Nos hallamos en un absoluto desconcierto. Somos una maravillosa sociedad que ejecuta a diario su rol de vida con la mejor voluntad de agenda particular de cada una de nuestras vidas, y que de pronto algo o alguien frenó en seco y de golpe. Un terrible bicho se extiende como el mayor de los desastres y nos ha dejado al descubierto a un gobierno sin luces, sin preparación, sin talento, carente de valores, sin calidad humana para los cargos que ostentan. Así que, señoras y señores, en esta ecuación el resultado es el desastre. No podemos seguir confinados, ni con estados de alarma, ni de quedas, ni en prisión domiciliaria ¡¡ocho meses más!!... No podemos seguir asintiendo y sumisos esperando dar la bienvenida al fin del mundo que es lo que nos aguarda si no nos movemos... Por nuestros hijos y nietos debemos gritar al Gobierno: ¡basta ya!, ¡basta de tanta normativa cambiante!La trabajadora, valiente y sufrida e inocente hostelería de Navarra, muy presente en nuestras vidas y que tan ricamente nos ha dado y nos quiere seguir dando de comer todos los días de todos los años, en todas nuestras celebraciones, se manifiestan para defender sus trabajos ¡¡que son todos los nuestros!!... La hostelería ¡¡no son los grupos de botellones!!... La hostelería ha cumplido con todos los horarios y los aforos impuestos, y también con todos los costes de mamparas y mesas y todo lo exigido para realizar su servicio a toda la ciudadanía de dentro y de fuera de toda Navarra que nos visita.Los trabajadores de hostelería, acompañados por toda la ciudadanía en Navarra agradecida a ellos, partiremos hoy lunes a las cinco de la tarde de la plaza de la Libertad, siguiendo por Carlos III, Espoz y Mina, Estafeta, Chapitela hasta nuestra sala de estar de toda la vida: plaza del Castillo, donde gritaremos todos los ciudadanos de todas las profesiones y edades: trabajo, vida y libertad para no perder nuestra salud física y mental.