la carta del día

PSN y SAD (Servicio de Ayuda a Domicilio)

17.04.2021 | 01:02

Se contradice el PSN, en lo profundo, si externalizan el SAD. Solo los servicios públicos pueden regular las desigualdades.

Una formación progresista que dice en su programa "incorporaremos la perspectiva de género de forma transversal en todas las políticas€", "Las políticas sociales no deben verse como una carga económica sino como una inversión social para el conjunto de la sociedad", "Se incrementarán los servicios de ayuda a domicilio con el objeto de preservar la autonomía de los mayores€" no puede votar junto con la coalición de derechas, Navarra Suma, la externalización del Servicio de Ayuda a Domicilio y quedarse tan tranquilas.

Después de años de recortes, privatizaciones y vaciamiento de los servicios públicos, esta última crisis ha puesto de manifiesto la fragilidad de nuestros sistemas y servicios sociales públicos y de salud, que son la base para garantizar una mayor cohesión social.

En el ámbito privado, es sobre las mujeres sobre quienes ha caído tradicionalmente la asignación de los cuidados; de la casa, las niñas, niños, mayores, dependientes€ y normalmente sin reconocimiento, ni social, ni laboral, ni económico. Una carga, a veces, demasiado pesada, que limita la progresión social de las mujeres, les quita oportunidades y genera desigualdad.

En el ámbito de cuidados profesionales, en el Servicio de Atención a Domicilio, el 98% de las trabajadoras son mujeres, trabajadoras esenciales a las que hemos aplaudido y se han dejado antes, y se dejan la piel en pandemia. ¿Cómo les va a afectar? El ahorro que pretende el ayuntamiento recaerá sobre los hombros de las trabajadoras familiares-cuidadoras. En vez de valorar en su justa medida, el PSN pone el foco en la monetarización del trabajo, obviando los beneficios que reporta a la sociedad el hecho de que las personas dependientes permanezcan en su casa, en su entorno, y ya hemos visto lo que ha pasado en las residencias€ Peores condiciones y salario, precarización y empobrecimiento€ peor atención y peor servicio.

La prioridad para una formación que se define progresista debería ser el fortalecimiento de los servicios públicos sociales, eje vertebrador para una mayor cohesión social y garantía de igualdad de oportunidades para el conjunto de la ciudadanía, y la revalorización, en este caso, de sus trabajadoras y de un SAD público, eficiente y de calidad.

Es algo que deberíamos haber aprendido. También el PSN.

SAD público +X= El autor es trabajador familiar

El ahorro que pretende el Ayuntamiento recaerá sobre los hombros de las trabajadoras familiares-cuidadoras

noticias de noticiasdenavarra