La gran mentira y la verdad oculta de la jornada continua

07.11.2021 | 01:03
La gran mentira y la verdad oculta de la jornada continua

Después de un curso y pico con jornada únicamente por las mañanas impuesta por Educación con la excusa de la pandemia, sin informe alguno que diga que esa situación es la correcta para luchar contra el covid-19, ahora que afortunadamente parece que remite la pandemia, el director general de Educación, Gil Sevillano González, saca la Resolución 411/2021 en la que se permite a los centros presentar un proyecto de cambio de jornada para pasar de jornada partida a jornada continua. Un proyecto que se debe aprobar en última instancia en cada centro por votación de las madres y padres de los niñ@s del centro.La gran mentira se encuentra en dichos proyectos. Es la siguiente afirmación recurrente con diversas florituras: "la nueva jornada continua ajusta los horarios a las horas con mayor rendimiento de los alumnos". Es decir, "los alumnos aprenderán y rendirán más".Esta afirmación es mentira, contradice todos los estudios que hay sobre el tema, todos los que he encontrado apuntan en el sentido contrario. Sin embargo, sin rubor alguno se repite en todos y cada uno de los proyectos que han caído en mis manos.La verdad oculta (que resulta evidente) pero que no se menciona en los proyectos, es que las condiciones laborales del profesorado mejoran, ya que su estancia en los centros queda reducida.Yo no estoy en contra de que los trabajadores mejoren sus condiciones, pero me indigna leer el proyecto de cambio de jornada lleno de frases huecas y sin contenido, pero con adornados marcos, frases plenas de palabras hermosas: tolerancia, respeto, conciliación, integración mejora de hábitos de trabajo tiempo libre, etcétera, que pueden ponerse igualmente para una jornada que para otra, ya que no concretan nada y solo buscan adornar, con la finalidad de que sea aprobado el proyecto para reducir la jornada en el centro de los trabajadores. A costa de reducir la calidad de la enseñanza. Firme defensor del sistema público, creo que arrojamos piedras sobre nuestro tejado, y además el que proporciona los tirachinas que permiten arrojarlas es Gil Sevillano. Terminado el plazo de presentación de dichos proyectos, se han presentado 76 solicitudes para pasar a jornada continua. 67 de colegios públicos y 9 concertados.En definitiva, una responsabilidad de decisión que dejan en manos de los progenitores, creando conflictos y problemas en el rebaño. Los padres y madres como ovejas devoraremos la paja que estructura los proyectos presentados por los centros, montones de paja que ocultan varias agujas. ¿Nos tragaremos la paja que nos ofrecen las y los docentes de nuestros hij@s sin mirar qué oculta? Seguro que sí, ya que las ovejas y mardanos lo que desean es que sus hij@s sean borregos. Si alguien desea mirar, aquí dejo una gafas: https://sites.google.com/view/mfenguita/jornada.

El autor está enfadado y decepcionado a partes iguales

Más información

noticias de noticiasdenavarra