CORONAVIRUS
64 nuevos casos de Covid-19 detectados el martes en Navarra

Turismo y Efecto Navarra

22.06.2020 | 11:24

Se dice pronto, pero son 57.000 personas las que desembarcaron en Orreaga rumbo a Santiago el año pasado. El albergue principal cerró sus puertas el 14 de marzo y reabrirá el próximo 2 de julio, de momento con reservas a cuentagotas. Está claro que este verano no va a ser lo mismo sin coreanos ni americanos por el camino (tampoco en Sanfermines). Seguramente tampoco veamos a ingleses, italianos o alemanes con la mochila a cuestas. Es más probable que entren de otros países europeos más próximos como Francia y del resto de comunidades pero, como reconocía Marisol Goikoa desde la Colegiata, va a costar. Pese a todo lo van a intentar: desinfección de duchas, sábanas desechables, la mitad de las literas vacías, y por supuesto, mascarillas. De los más de 80 albergues diseminados por el camino muchos no abrirán. El resto se esmera por garantizar la higiene en espacios diseñados para ser compartidos en grupos. Más fácil lo tienen las casas rurales, hoteles, hostales y apartamentos turísticos aunque no por ello no deban extremar las medidas. Visitar la selva del Irati o el castillo de Olite es un planazo. Pero a dónde se vaya a dormir y comer importa. Y mucho. Precisamente el Gobierno de Navarra acaba de lanzar la campaña Efecto Navarra para reactivar el turismo en la Comunidad Foral como "destino seguro". Además de romper estereotipos de género (una mujer que viaja sola en moto...) ofrece todo tipo de tentaciones para un turismo familiar, de naturaleza, gastronómico, de salud (que por cierto mueve mucho dinero) y cultural, entre otros. Seguridad y proximidad: "La ciudadanía de Navarra somos gente maja y aquí se vive bien", destacaba Ayerdi. Pamplona, Tudela, Estella, Olite o Sangüesa se presentan como destinos ideales para una escapada de fin de semana. Se les olvida decir que, además, competimos mejor teniendo en cuenta los precios de las ciudades vascas vecinas. De lo bien que lo hagamos dependerá esta temporada. Y quizás otras. Pamplona seguirá vendiendo de lo que tiene y de lo que fue. Aunque sean mascarillas con toricos.

noticias de noticiasdenavarra