Vaquillas en pandemia

08.02.2021 | 08:42
Un recortador salta para en esquivar a una vaquilla en Sanfermines.

Interior trabaja en un protocolo sobre festejos taurinos de calle siempre que la situación epidemiológica lo permita. Vamos, que estamos pensando en cómo regular la suelta de vaquillas en los pueblos. Entiendo que en los pueblos porque si, además, el nuevo marco normativo va a dar cobertura a los encierros de Pamplona sería para colgarse de un palo cuatro meses antes del 6 de julio y con lo que está cayendo. Entiendo la inquietud del sector ganadero, y la demanda que pueda surgir de algunos Ayuntamientos (Marcilla lo ha hecho público) ahora bien me resulta totalmente contradictorio e incomprensible que se esté hablando de suspender los Sanfermines con lo que implican de masificación y llegada de turistas en un escenario de pandemia, y a la vez, desde el mismo Gobierno se esté negociando con ayuntamientos la posibilidad de dar encaje a los festejos taurinos en la calle. ¿Alguien se cree que las vaquillas se van a ver desde la ventana? ¿Que por mucho que se cumplan los protocolos de distancia la gente no va a quedar a tomar algo o a juntarse en exceso si tiene el pretexto de algo programado en la vía pública? ¿Cómo controlas los aforos en la calle? ¿No es pronto para preparar ningún protocolo cuando tenemos, a fecha de 5 de febrero, 31 enfermos covid en la UCI? ¿Si hay vaquillas significa que va a haber fiestas de algún modo cuando si de algo aprendimos el año pasado es del peligro de las no fiestas? ¿Es legal que se autoricen vaquillas y no un concierto de jotas o de rock? ¿Se va a autorizar la celebración de este tipo de festejos en pueblos pequeños y no en grandes, o en todos? Y, lo que es más importante, ¿a cuento de qué viene tanto interés por defender el mundo taurino habiendo tantos sectores económicos afectados por la pandemia y que no van a poder desarrollar su actividad? ¿Realmente es un lobby tan poderoso? El tema debe venir de atrás. Desde Interior del Gobierno foral aseguran que desde el inicio de la pandemia diferentes Comunidades Autónomas plantearon la posibilidad de regular este tema y se vio que en 2020 solo era posible en recintos cerrados. Después en octubre del año pasado (hace cuatro meses) los ganaderos nos pidieron estudiar el tema. ¿Es posible tener "una visión posibilista y rigurosa"? como señala la directora de Interior. Y mientras tanto Maya sigue insistiendo en la posibilidad de celebrar corridas de toros en San Fermín. No entiendo nada.