Institución Futuro y sanidad navarra

08.02.2020 | 19:21

Un periódico local publicó recientemente en portada: "Institución Futuro advierte del deterioro del Servicio Navarro Salud". En el reportaje esta institución lo justificaba por dos estudios. El realizado por el Barómetro Sanitario que el CIS presenta anualmente y del Monitor de Reputación Sanitaria, de Merco. Las conclusiones, como no podían ser de otra forma, fueron que "la mala gestión de los recursos realizada en el trienio 2016-2018 por el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra está detrás del deterioro en la calidad del servicio". Antes de dar por buenas esas conclusiones, es preciso analizar los datos que suministra la Institución Futuro y también conocer a los intervinientes en el reportaje y sus intereses.

La Institución Futuro, que se dice "privada sin ánimo de lucro" y que funciona como un think tank. Aquí cualquiera puede ver una incoherencia, ya que si no tiene ánimo de lucro la pregunta es ¿quién financia su presupuesto, gastos de infraestructura, gestión, personal, etcétera? No hay que ser muy agudo para pensar que detrás de ese Instituto están los intereses económicos y políticos de la derecha navarra. En su comisión ejecutiva figuran conocidos e incombustibles personajes de la patronal navarra. Algunos de ellos medraron a la sombra de UPN en las legislaturas donde ese partido gobernó y llevó a Navarra a una situación económica límite.

Wikipedia dice de los think tanks como la Institución Futuro que "suelen ser organizaciones sin ánimos de lucro y a menudo están relacionados con laboratorios militares, empresas privadas, instituciones... Normalmente en ellos trabajan teóricos e intelectuales, que elaboran análisis o recomendaciones políticas. Sus informes tienen habitualmente un peso importante en la política y la opinión pública". La web de dicha Institución lo confirma sin rubor: "Los promotores de los think tanks afirman que sus propuestas han ejercido una alta influencia en la evolución de las ideas políticas y económicas de los países desarrollados...". Con estos datos es más fácil entender por dónde van los tiros y evidencia que la Institución Futuro no es más que una herramienta creada por la patronal navarra en defensa de sus intereses, para influir con sus informes en la sociedad navarra, especialmente ahora que las elecciones se aproximan.

El Monitor de Reputación Sanitaria, de Merco. Esta empresa viene evaluando desde el año 2000 la reputación de empresas, líderes e instituciones. Se financia dice, con la venta de informes confidenciales y el accionista mayoritario es un Instituto de Estudios de Mercado. Un negocio como otro cualquiera. Según la Institución Futuro, en el Ranking de valoración hospitalaria de Merco en 2018, aparece una caída de once puestos del Complejo Hospitalario de Navarra respecto a 2015, pasando del 53 de entre 69 analizados ese año al puesto 64 en 2018, pero de 100 centros evaluados. Como es sabido, las comparaciones hay que hacerlas entre iguales, cosa que aquí no ocurre, por lo que las conclusiones de la Institución Futuro no son creíbles. Por otra parte, las consultas realizas para la evaluación se hicieron a colectivos de médicos, enfermeros, informadores de la salud, gerentes y directivos de hospitales y laboratorios, pero no se consultó a los usuarios. Lo que no dicen es que en 2014 gobernando UPN, el CHN ocupaba el puesto 55 de 76 evaluados. ¿Son fiables estos datos que aporta la Institución Futuro? Creo que no.

Sobre el gasto presupuestario del Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea. El tercer informe del think tank analiza el gasto presupuestado de 2016 y 2018 y critica, "295 millones de euros de gasto adicionales, el 28% de los 1.037 nuevos recursos con lo que contó el Cuatripartito". Los gastos de personal fueron los que absorbieron el grueso de los nuevos recursos. En concreto, el 44% (130 millones de euros). Cabe destacar que en general el gasto público actual se puede considerar bajo, el 5,5% del PIB de Navarra, por debajo del 6,5% del Estado, si bien, nuestro gasto sanitario per cápita es de los más altos de las CCAA. Es de destacar que el gasto farmacéutico representa el 24% del gasto total sanitario. Lo que no dice el informe de la Institución Futuro es que Navarra experimentó un crecimiento poblacional entre 2015 y 2018 de 10.000 nuevas personas censadas, más otras tantas no censadas y que también reciben atención médica.

Sobre la contratación del personal, la Institución Futuro se centra "en la ampliación de la plantilla del Servicio Navarro de Salud que, entre 2014 y 2017, creció un 7,2%, según los datos que el propio SNS, lo que supuso la contratación en términos netos de 687 personas más". El Informe pone el acento en el hecho de que, "de todas esas contrataciones, sólo 66 correspondieran a facultativos especialistas y no especialistas". Por el contrario, Salud-O asegura que se incrementan en 406 el número de plazas fijas de personal médico en esta legislatura. Por otra parte, Navarra es la comunidad con la mayor tasa de personas especialistas en medicina en activo, exactamente 611 por cada 100.000 habitantes, frente a los 478 de media estatal. Un informe fiscalizador de 2018 de la Cámara de Comptos dice "la contratación temporal que se da en este organismo autónomo es una pieza clave para que esta prestación de servicios no se vea alterada". Una gestión de esta contratación temporal adecuada es fundamental y más teniendo en cuenta que, en los últimos cinco años y por diversos motivos, el número de plazas vacantes en el SNS-O se ha duplicado, el número de contratados temporales ha aumentado un 23%, y el de personal funcionario, laboral fijo y estatutario ha disminuido un 12%...".

Sobre la reducción de la lista de espera, la Institución Futuro también cita en su informe la lista de espera quirúrgica que, recuerda, "según los datos disponibles a noviembre de 2018, se han reducido en tan solo 566 personas desde el principio de la legislatura, pese al incremento presupuestario de alrededor de 300 millones de euros del Departamento de Salud". Según los datos que en febrero de 2018 aportó el consejero Domínguez, hablaban de una evolución positiva de las listas de espera en Navarra, con 10.000 personas menos. "Son los mejores datos en cuanto a listas de espera de primera consulta desde 2011 y en cuanto a listas de espera quirúrgica desde 2010 y 2012 para las pruebas complementarias".

Aunque el informe de la Institución Futuro no lo dice, según el Ministerio de Sanidad en 2017, en Navarra, el grado de satisfacción de los usuarios era del 73,8%, entre las personas que creían que "en general, el sistema sanitario funciona bastante bien, mas el sistema sanitario funciona bien, aunque son necesarios algunos cambios". Los datos del Barómetro de la Sanidad 2017 elaborados por el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad constata que "la media estatal otorga a la sanidad pública una puntuación del 6,1, en cambio, Navarra destaca con la mejor valoración para la sanidad pública con 6,9". Estos sí que deberían ser datos a considerar.