Carta para mi aita

09.02.2020 | 16:36

hace ya mucho que te fuiste. Tanto que no pudiste conocer toda la tecnología que ahora nos resulta imprescindible o más bien de la que somos esclavos. No sé cómo estarán los correos que llevan las noticias hasta ese nivel de energía protectora en el que te encuentras. Por si acaso te quiero poner un poco al día porque leer, seguro que me lees.

Aquí algunas cosas han cambiado pero otras no mucho. Otra vez está de vuelta al poder la derechona de siempre. Bueno, ha habido un pequeño cambio. La derecha heredera del requeté estaba desde hace un tiempo de capa caída y ha tenido que recabar la ayuda de las derechas herederas de la Falange para ganar las últimas elecciones. No son mayoría. ¡Qué va! Pero les ayuda a subirse a la poltrona aquel partido que tú conociste recién restaurado y que nunca se rehabilitó. Cuatro desconocidos que nadie sabía de dónde habían salido, en la Transición, se hicieron con las siglas pero no con la herencia ideológica de los que habían sido asesinados en las cunetas. Algunos eran curas y otros procedían de familias muy ligadas a la dictadura. Qué raro ¿no? No te podrías imaginar las cosas que dicen y hacen hoy día los gurús estatales del PSOE post-franquista. Los de aquí acabaron o en la cárcel por ladrones o en la derecha de la que estoy seguro no salieron nunca.

Las siglas las han ido manteniendo otros porque con muchos altibajos siguen teniendo votantes. Y muchos nos preguntamos. ¿Pero cómo puede ser que haya gente que les vota? Tú sabes bien, aita, que el PSOE de la República lo asesinaron porque eso es lo que ocurrió con la gran mayoría de sus militantes. Pasó como con la Unión Patriótica en Colombia. "Desaparecieron" a la militancia y con ella también al partido. En los años 70 florecieron los partidos de izquierda para hacerle frente al fascismo y ahí estábamos nosotros. Nunca conocí a nadie que fuera del Partido Socialista. Recuerdo, eso sí, como alguien se lamentaba de que en una tierra regada por sangre socialista no hubiera nadie dispuesto a poner en marcha aquel partido asesinado. Creo que era porque la resurrección de los muertos era sólo para gente de mucha fe. La cuestión es que aquellas siglas o parecidas han perdurado. Sólo las siglas, porque el muerto no resucitó nunca.

Algunos votantes, supongo, que no consiguen despegarse de una idea romántica que tiene que ver con la fidelidad a sus antepasados que efectivamente sí eran de izquierdas y que pelearon por sus derechos como trabajadores y campesinos siendo socialistas. Luego, el PSOE, que de las siglas solo conserva en la práctica la E de español, siempre ayuda a gobernar a la derecha. A estos ingenuos votantes les dan una y otra vez bofetones pero nada... parece que no espabilan o son masoquistas... no sé. Se aplican la enseñanza bíblica: "Si te dan un bofetón en la mejilla, pon la otra". Agostazo... cacharrazo que te crió. Marzazo: hostión en la otra. Y ahora... ¡Vuelta la burra al trigo! Pero... ¡grandiós! ¿Cuantas mejillas tienen? ¿Doscientas? Me puedo equivocar pero yo creo que ese tipo de votantes son minoría. La mayoría pertenece a otro tipo de ciudadano que se avergüenza de votar directamente a la derecha que, hay que recordar, aquí pertenece al extremo más visceral. Votan a una supuesta "izquierda" que no lo es, sabiendo que finalmente sus votos van a ir dirigidos a mantener el status quo en el que nos han obligado a vivir a todos. Me da la sensación de que sus conciencias quedan más tranquilas así, aunque habría que recordarles que, como tú decías aita, joden la parva igual que los que van por delante diciendo que son de derechas. Habrá otros perfiles claro...

Ha habido un descanso de cuatro años. El partido español no decidía nada y por eso se consiguió un gobierno de cambio. Por fin. Si hubieras conocido al alcalde Asiron hubieras flipado en colores, aita. Ha conseguido sacar a Mola y a Sanjurjo de su mausoleo. ¡Fue tan reparador para nosotros! El callejero se ha librado finalmente del conde a quien da repelús hasta nombrarlo. Esa es ahora la Plaza de la Libertad y también el alcalde Asiron dedicó una plaza a Maravillas Lamberto aquella "florecica de Larraga" a la que asesinaron tres días antes que a aquel hermano tuyo al que te abrazabas con fuerza para que no se lo llevarán los requetés para matarlo.

El gobierno de Uxue Barkos ha dado pasos que a ti aita, te hubieran parecido de gigante. Solo te comento que el programa de Educación Skolae que ha puesto en marcha está siendo elogiado y aplaudido por todas partes y que las familias represaliadas por el fascismo han sido reconocidas y arropadas en multitud de actos de memoria.

Dicen en el Romanzado: "Mal por mal más vale Orradre que Napal". ¿Pues... puedes creerlo aita? Los del PSOE ante un dilema así prefieren Napal. Abren las puertas de par en par a la derechona en los ayuntamientos o aceptan los votos de la derecha para hacerse con las alcaldías. Los casos más sangrantes y escandalosos han ocurrido en Uharte y en Sartaguda. ¡Hace falta tener poca dignidad para aceptar los votos derechistas y hacerse con el cargo de alcalde en el pueblo de las viudas! Dicen con toda la desfachatez de qué son capaces, que no es posible acordar gobiernos alternativos de progreso. Con unos hablan, con otros no quieren hablar. En las votaciones para la elección de alcaldes los han excluido a todos, con dos excepciones en Peralta-Azkoien y en Olite-Erriberri.

Trileros y dependientes como son de la Castilla de la conquista, han permitido que Geroa Bai se haga con la presidencia del Parlamento porque necesitan en Madrid los seis votos de los diputados del PNV para la investidura de Sánchez. Sin embargo, continúan poniendo vetos a sabiendas que los números no les dan para conformar un gobierno de progreso. En el PSOE utilizan martingalas de engaño y picaresca propias de la literatura castellana del siglo XVI. Nuestra "palabra de vasco" les resulta ajena. Lo gracioso es que no resultan fiables para nadie, ni siquiera para la derecha.

Se supone que ahora, en el tiempo que se abre para constituir nuevo gobierno, intentarán seguir barriendo para su casa madrileña, se empeñarán en conseguir dos votos más para su jefe: los de la derecha navarra del trifatxito. ¿Como lo harán? Pues ya se adelantó la concejala Esporrín en Iruña después de facilitar la alcaldía a la derecha: "Ainsss... pues no ha sido posible". Ahora le toca decir lo mismo a María Chivite, que es la candidata a la presidencia. La culpa, los demás, claro. Conociendo el paño, hoy por hoy, y a menos que ocurra algo totalmente inesperado, solo quedan dos posibilidades reales:

Hay señoritos de Gorraitz y señoronas del Ensanche que no llegan al borde de la mesa porque son chiquitos. El PSOE les propondrá la posibilidad de ayudarles. Llegará la hora del banquete y les dirán: "¡Vengan vengan que les aupamos! ¡Siéntense sobre nuestra dignidad! ¡Somos cojines de borra y lo único que queremos es estar calenticos debajo de un culo! Hay una alternativa y es la de cambiar los papeles. Es decir que los cojines sean de la derecha y el culo de sus amigos de siempre.

Y una última reflexión. ¡No caerá esa breva, no, pero ojalá me equivoque!