El desprecio a las víctimas de ETA

04.02.2020 | 06:16

"No fue olvido sino dejadez y desprecio a las víctimas de ETA". Esta es la opinión que tiene Toquero respecto de no haberse erigido un monumento en Tudela a las víctimas de la banda terrorista por el Ayuntamiento de I-E.

He pensado antes de ponerme a escribir estas letras, si era oportuno o no dar mi opinión al respecto. Decido decir lo que siento, independiente de partido político alguno, no por ello sin pensamiento crítico de lo que acontece. Lo hago porque las palabras del alcalde son indecentes, hay un oportunismo desvergonzado que no se puede pasar por alto.

La historia está para conocerla y, en lo tocante a la postura que ha demostrado un partido que pertenece a esas siglas como es Izquierda Unida en Tudela, no ha tenido dudas nunca. En los años más duros de secuestros y asesinatos, IU ha estado con las víctimas.

Toquero ni sabe, ni conoce, ni le importa lo que ha ocurrido más allá de su nariz, porque lo suyo es utilizar sin rubor el altavoz que le da ser alcalde de Tudela para cualquier asunto por serio que sea.

Pero tiene que enterarse de una serie de cosas, para hablar con propiedad o callarse de una vez en este asunto.

Me voy a ceñir a dos terribles acciones de la banda armada. El secuestro de un funcionario de prisiones, Sr. Ortega Lara y el asesinato de Miguel Ángel Blanco.

En Tudela se constituye Gesto por la Paz, a instancias de una serie de personas, pocas todo hay que decirlo, para intentar que en la medida de nuestras posibilidades, se visibilizara tanto horror, solidarizarnos con las víctimas y que esos hechos, no pasaran de largo ni quedaran en el olvido.

Durante el secuestro de Ortega Lara se convocaron manifestaciones con el apoyo de Gesto de Pamplona, multitudinarias. Nos unimos al dolor de su compañera por medio de cartas que le hicimos llegar, para que en esos momentos supiera que no estaba sola.

El secuestro, primero, de Miguel Ángel Blanco y el asesinato, después, es el hecho que visto con el tiempo, marcó el principio de un final sin retorno. ETA acabaría como sabemos hoy, disuelta y derrotada. Pues bien, me voy a detener en el hecho del secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco.

Era hacia el fin de semana y lo primero que decidimos una serie de personas que estábamos entonces organizadas en IU, gente normal y corriente y quien quiso manifestar su horror y solidaridad con el secuestrado y la familia, fue constituirnos en el Ayuntamiento de Tudela en una vigilia permanente a la espera de acontecimientos, para sumarnos a lo que se decidiera en otras partes de España. El Ayuntamiento en ese momento, señor Toquero, era de UPN.

¿Sabe el apoyo que recibió el grupo que hizo vigilia en la casa consistorial? Se lo digo para que lo tenga en la memoria y hable con conocimiento de causa.

"El Ayuntamiento pone lo que precisen para los fines que necesiten en este momento". Nadie del Gobierno municipal de Tudela, estuvo esa noche esperando los acontecimientos. La persona que secuestró ETA y luego asesinó era militante del PP vasco. Lo demás ya se sabe por los medios de comunicación de ese momento.

¿Se ha utilizado por alguien de los que estuvimos allí, que hubo desprecio por esta actitud hacia la víctima? Nadie. Conviene por tanto ser respetuoso y no utilizar el nombre de las víctimas en vano. Pierde todo el valor, se ve la utilización que pretende y lo hace sin pudor.

Para terminar, quiero repetir lo que dije en algún medio de comunicación esos días. Cuando ETA asesinaba a una persona, esa muerte era, con todo respeto, parte de mí. Necesitaba que no quedase en el olvido. Manifestando nuestro rechazo a la barbarie, siempre.