Juventud y despoblación, un reto conjunto

01.06.2021 | 00:24
Juventud y despoblación, un reto conjunto

Hablar de lucha contra la despoblación es hablar de juventud. Trabajar contra la despoblación es necesario, inevitablemente, hacerlo desde la juventud, con la juventud.

La juventud es presente, pero también será futuro, y si lo que queremos es prevenir, es necesario trabajarlo hoy, poner medios para, por un lado frenar el problema, que ya es evidente. y por otro pensar en el futuro de nuestros pueblos, de nuestra comunidad foral.

Este Gobierno está ya trabajando en la lucha contra la despoblación. Hay indicios claros que nos dicen que si no ponemos remedio, nos encontraremos con zonas vaciadas, despobladas... Navarra cuenta actualmente con alrededor de 113.000 jóvenes de 14 a 30 años. La mayoría, concretamente el 50% de la juventud, se concentra en Pamplona y comarca, seguido de la zona de la Ribera. Es la zona del Pirineo donde menos juventud hay.

Si nuestros pueblos se quedan vacíos, se quedan sin vida, sin historia que seguir escribiendo, por eso es el momento de abordarlo, de prevenirlo y de poner remedio al drama de ver cómo zonas de nuestra comunidad se quedan sin vida y sin gente.

Desde el PSN-PSOE, como partido municipalista, entendemos la despoblación como una urgencia, por eso este gobierno apostó por contar con una dirección general que trabaje con ahínco en esta materia. Es la primera vez que específicamente se está trabajando en la repoblación de nuestras zonas.

Somos conscientes de que la despoblación se debería haber abordado antes, debería haber sido una prioridad porque, previsiblemente, ahora estaríamos en otra situación.

Para trabajar la prevención de la despoblación es preciso hacerlo desde una órbita transversal, desde todo lo que gira en torno a la problemática. Debemos reflexionar sobre aspectos cotidianos o que tenemos normalizados las personas que somos de pueblo, o que hemos vivido en un pueblo, que pueden ser factores claros de despoblación.

Mucha de nuestra juventud se enfrenta, por ejemplo, al éxodo educativo. Para estudiar educación superior (universidad básicamente, pero también FP) es obvio que hay que salir, ir a ciudades más grandes, por eso, prioritariamente puede ser un factor clave, porque puede conllevar no volver. Salir a estudiar en muchas ocasiones no se puede evitar, pero se puede trabajar, por eso es necesario concienciar desde jóvenes en este sentimiento de lugar, de pertenencia, de pueblo o de territorio.

En ese sentido, el trabajo comunitario en nuestros pueblos y valles es fundamental. Trabajar desde la infancia la participación y la toma de decisiones en conjunto hace que esa sociedad en un futuro sea empoderada, con arraigo y pertenencia a ese pueblo o valle.

Si algo positivo ha traído la pandemia es la aceleración del teletrabajo, herramienta que, bien utilizada, puede ser un factor claro para prevenir la despoblación. Ya no es necesario, en muchas ocasiones, acudir al puesto de trabajo de forma presencial, o al menos todos los días de la semana. Pero insisto, siempre siendo regulado y sin alterar la conciliación de la vida personal y familiar.

La juventud debe formar parte de la prevención de la despoblación, si algo tengo claro como socialistas es el trabajo en grupo, en equipo, desde la transversalidad, porque implica trabajar desde diferentes ámbitos, desde diferentes órbitas con un mismo objetivo, por eso es un acierto la participación de Instituto Navarro de la Juventud en la comisión interdepartamental de lucha contra la despoblación.

Me parece importante e interesante el reflejo que tiene la prevención de la despoblación en la estrategia de juventud aprobada recientemente, desde la transversalidad que necesita. De la misma forma, las casi 20 acciones dedicadas a la lucha contra la despoblación que aparecen en el III Plan de Juventud aprobado ya. Un plan que solo en el 2021 tiene como presupuesto alrededor de 54 millones de euros.

Cuando un Gobierno establece las prioridades, las administraciones locales también las tienen en cuenta. Cuando se hace conjuntamente, con un mismo objetivo, es doblemente bueno para nuestra sociedad. Por eso es una buena noticia que se redacten más planes de juventud en las entidades locales, porque no ser conscientes de que la juventud actual es parte de la solución a esta problemática es no entender realmente qué sucede con la despoblación.

Desde el Partido Socialista seguiremos trabajando para atajar la despoblación, para hacerlo desde la transversalidad que lo requiere y con todos los actores necesarios, liderando desde la consejera de Cohesión Territorial como órgano competente y conocedora de la situación.

Es necesario seguir trabajando, seguir haciendo un buen trabajo conjunto, porque para los socialistas, cuando una necesidad se tiene detectada, una prioridad crece y una solución nace.

El autor es portavoz de Juventud del PSN-PSOE en el Parlamento de Navarra

noticias de noticiasdenavarra