Planificar el desarrollo renovable en Navarra

19.06.2021 | 00:50

El pasado miércoles 9 de junio EH Bildu Nafarroa defendió una moción en la que se instaba al Gobierno de Navarra a regular y planificar adecuadamente el desarrollo de las energías renovables en nuestro territorio.

Actualmente estamos asistiendo a un desarrollo masivo y a gran escala de proyectos de instalaciones renovables también en Navarra. Es evidente que muchos de estos proyectos supondrían graves impactos en los ecosistemas en los que se quieren asentar y, además, hay proyectos que presentan su ubicación en zonas clasificadas claramente como no aptas para la instalación de infraestructuras eólicas según el Plan Energético de Navarra 2030 o prohibidas para la instalación de infraestructuras solares según la Orden Foral 64/2006.

Las importantes afecciones en los ecosistemas, la biodiversidad, los modos tradicionales de vida, los cultivos, etcétera pueden ser irreversibles. Por otra parte, una elevadísima superficie y muchos terrenos comunales quedarán hipotecados privatizándose su propiedad. De todo ello ya vienen alertando desde hace meses distintos movimientos sociales, organizaciones ecologistas, sindicatos agrarios y otras plataformas que han llevado a cabo multitud de iniciativas para centrar el debate social en esta cuestión que tanto preocupa en la calle.

Actualmente es la iniciativa privada la que está definiendo todo este proceso y, así, la Administración Pública se está convirtiendo en mera ventanilla tramitadora. Además de recuperar el liderazgo público de este sector estratégico de las energías renovables y de la transición energética que debemos afrontar de forma urgente, EH Bildu Nafarroa considera imprescindible que el Gobierno proceda a la suspensión, de forma provisional, de todos los procedimientos administrativos actualmente en tramitación de macro plantas eólicas, fotovoltaicas e infraestructuras asociadas al objeto de realizar un estudio detallado de las necesidades energéticas reales, de todas las alegaciones presentadas a estos proyectos, y de conocer la valoración de los posibles impactos medioambientales y afecciones en nuestros ecosistemas. En nuestra moción también instábamos a respetar de forma absoluta la autonomía de las entidades locales afectadas por los proyectos sin proceder a utilizar medios o instrumentos jurídicos que la limiten o anulen.

Esta moción fue rechaza por la Comisión de Desarrollo Económico y Empresarial del Parlamento de Navarra con los votos en contra de Navarra Suma, Partido Socialista de Navarra y Geroa Bai; no asistieron a la sesión ni Podemos Ahal Dugu ni Izquierda Ezkerra.

La posición de Navarra Suma es la esperada, pensamos que nunca les ha importado realmente el medio ambiente. Cuando Navarra fue líder en el sector de las energías renovables malvendieron EHN a Acciona para comprar acciones de Iberdrola en una operación catastrófica para las arcas forales. Se interesan ahora por el despliegue de las energías renovables cuando las grandes empresas del sector han encontrado en él un nicho de negocio sin precedentes. Por otro lado, es un tanto desconcertante que Navarra Suma se abstuviera en el Ayuntamiento de Estella/Lizarra a una moción promovida por la Plataforma Urbasa Bizirik en la que se solicitaba de forma expresa una moratoria de los proyectos.

Sí sorprende, sin embargo, que otros grupos no otorguen a este tema la importancia que realmente tiene, también para generaciones futuras. No participar en el debate y la votación de esta moción evidencia que no es una cuestión prioritaria en sus agendas.

En el caso de Geroa Bai, Geroa Socialverdes, el fin justifica todos los medios y el color verde, al parecer, solo lo llevan en su nombre. Nadie que se autodenomine verde puede considerar daños colaterales el que nuestros montes queden convertidos para siempre en autopistas de cemento, el peligro de extinción que se cierne sobre determinadas especies de fauna y vegetación o el que una superficie equivalente a 3.000 campos de fútbol quede cubierta por placas fotovoltaicas.

Nos preocupa especialmente que ni siquiera se haya aprobado el punto concerniente al respeto hacia la autonomía de las entidades locales, contrariamente a lo que los portavoces de los grupos que sustentan el Gobierno acostumbran a defender en sus respectivos discursos.

En cualquier caso, y a pesar de habernos quedado solas en la defensa y apoyo a la moción presentada, EH Bildu Nafarroa seguirá llevando este debate al Parlamento y también emprendiendo iniciativas que avancen en los objetivos planteados en las propuestas de resolución rechazadas, en esta ocasión, por los demás grupos del arco parlamentario.

El pasado 12 de junio pudimos saber que el Gobierno de Navarra abrirá un proceso de "diálogo y discusión productiva" con todos los agentes implicados sobre el modelo de energías renovables. Entidades locales (representadas por la FNMC), Clúster eólico y empresas promotoras, colectivos ecologistas, plataformas vecinales, personas consumidoras, cooperativas de autoconsumo, entidades técnicas, profesionales, personas expertas de referencia y la propia Administración foral van a desarrollar en los próximos meses, según el Gobierno foral, unas sesiones de debate participativas sobre el desarrollo de las energías renovables en Navarra.

Esperamos que no se trate de un mero lavado de cara o acción propagandística por parte del Ejecutivo para calmar las reivindicaciones e inquietudes populares suscitadas por el boom renovable, ya que la transición energética debe ser consecuencia de un proceso participativo y democrático más allá de un número determinado de sesiones de trabajo interactivas.

Navarra puede y debe ser un modelo de transición energética y no figurar como mera productora de energía renovable a efectos puramente estadísticos. En ello seguiremos trabajando.

La autora es parlamentaria foral de EH Bildu Nafarroa

noticias de noticiasdenavarra