Ni macrogranjas ni macroproyectos

18.03.2022 | 00:56
Ni macrogranjas ni macroproyectos

la Sostenibilidad Ecológica es uno de los 6 Principios de la Economía Social y Solidaria (ESS). Reconoce nuestra interdependencia con la naturaleza como límite a nuestra actividad humana, y también como garantía de riqueza al mantener una sana convivencia con nuestro entorno natural.

A veces cuesta explicar la ESS a quien no la conoce aún. Hablamos para ello de nuestra carta de 6 principios: la equidad entre las personas, el trabajo, reproductivo y productivo, como herramienta para sostener la vida, el compromiso con el entorno, la distribución de la riqueza... La ESS somos una red de entidades, colectivos y personas que defiende modelos de producción y distribución de productos y servicios en coherencia con estos principios.

Frente al carácter de beneficio económico privado como fin último y único del sistema capitalista, la ESS propone y sostiene modelos antagónicos a éste. Creemos en la soberanía alimentaria y energética de los territorios como opción que, desde el respeto a las ciclos de la tierra y a los límites físicos del planeta, puede llevarnos a un desarrollo positivo para cada vez más, y no menos, capas de población. Un desarrollo que hay que entender desde indicadores de bienestar social, comunitario e individual, que nos ayude por un lado a aspirar a más y mejores cotas de felicidad y de realización, siendo a la vez decrecentista en lo material y en el uso de recursos. Trabajamos tejiendo comunidad en torno a nuestro compromiso con nuestros 6 principios.

Promovemos propuestas como las XV Jornadas de ESS de REAS Navarra que, durante tres lunes seguidos a partir del 21 de marzo, plantean la necesidad de una soberanía energética basada en el uso de fuentes de energía renovables que respondan a un uso racional de los recursos.

Modelos no dirigidos a complacer a las grandes corporaciones energéticas, sino a la satisfacción del derecho al acceso a la energía de las personas. No es posible ni deseable convertir la energía renovable desde las lógicas del capitalismo. Defendemos una transición eco-social basada en un modelo energético donde la energía es un derecho y la producción renovable es la oportunidad para un sistema basado en la descentralización, en el fomento de pequeñas cooperativas de producción y consumo, donde la autoproducción y la pequeña escala sean la base para garantizar que nadie se lucre sobre las carencias de nadie, ni se hipotequen recursos y bienes de nuestro entorno, que en un contexto de emergencia climática, van a ser necesarios para la vida digna de las personas que en él habitamos.

Por los mismos motivos defendemos modelos basados en la soberanía alimentaria. Trabajamos y cooperamos con entidades, organismo y redes que han asumido que el respeto y cuidado de la tierra y de sus aguas son la base sin la que no hay futuro, o al menos uno bueno. Es parte de nuestra razón de ser colaborar y difundir dinámicas en esta dirección, como el reciente Manifiesto por la Soberanía Alimentaria en Navarra que entidades como Mugarik Gabe Nafarroa y Arrea Asociación Agroecológica han realizado.

Así, cuando en septiembre de 2021 un nutrido grupo de organizaciones pidió adhesión a un informe sobre las consecuencias que modelos de producción ganadera intensiva están acarreando en Navarra, evidentemente dimos nuestro apoyo. Cuando hablamos de macrogranjas no estamos hablando sólo de vacas, cerdos o pollos. Estamos hablando de un modelo de producción que representa los contravalores de la Economía Solidaria: concentración de producción en pocas manos, trabajo precario, explotación intensiva y contaminación de tierras y acuíferos por la concentración de residuos, máximo beneficio económico como meta... Nuestro modelo es el de la ganadería extensiva, vinculada al territorio, en ecológico. Es nuestro modelo porque no depende enormemente de energías fósiles ni de antibióticos, ni necesita deforestar bosques y selvas al otro lado del mundo para plantar soja con la que alimentar a un ganado desnaturalizado. Es un modelo vinculado a su entorno, que genera empleo y dinámicas sostenibles con el medio natural.

La ESS navarra seguirá trabajando por desarrollar y defender modelos en sintonía con la vida y el bienestar, acordes a los 6 Principios de su carta.

Por eso os convocamos a las concentraciones del día 26 y 30 de marzo, a las 12,30 y a las 10 am respectivamente. Las 14 asociaciones y 15 personas que apoyamos este informe y que ahora vemos nuestra actividad pública en defensa de lo común judicializada por la empresa Valle de Odieta necesitamos ahora vuestro apoyo.

REAS Navarra

noticias de noticiasdenavarra