César Muniáin responsable del equipo femenino

“No creo que pagar 3 € por ver a Osasuna Femenino en El Sadar frene a la gente”

Osasuna Femenino recibirá al Alavés el 14 de abril en un encuentro para luchar por el ‘play off’ a la Liga Iberdrola y en el cual el socio deberá pagar un precio simbólico

09.02.2020 | 03:09
César Muniáin, en un partido liguero en El Sadar.

Osasuna Femenino recibirá al Alavés el 14 de abril en un encuentro para luchar por el ‘play off’ a la Liga Iberdrola...

pamplona - El lunes por la noche salió la noticia de que Osasuna abrirá las puertas de El Sadar, por segunda vez esta temporada, tercera en su historia, al equipo femenino de cara al trascendental duelo contra el Alavés, en el que las rojillas se juegan el acceso a los play off de la Liga Iberdrola. César Muniáin reconoce que "el club va a apoyar a las jugadoras en este reto deportivo", con todo lo que supondría tanto en la parcela económica y deportiva y confirmó que el club cuenta de cara al futuro con Maider Irisarri si la jugadora, embaraza, decide seguir jugando al fútbol una vez de a luz.

Imagino que uno de los motivos que ha llevado a la junta a tomar esta decisión fue la asistencia de los más de diez mil aficionados que acudieron ante el Eibar...

-Después de la gran acogida que tuvo el partido ante el Eibar, donde se acercaron 10.250 personas, el miedo que teníamos para poner este partido era que desconocíamos el horario del partido ante el Deportivo, que se juega en sábado, porque este de Segunda Femenina se juega el domingo a las 12.00 en horario unificado para todos. En el momento que vemos que ambos partidos no coincidían en el día, y viendo también las verdaderas opciones que hay para lograr una clasificación para el play off a la Liga Iberdrola, tomamos la decisión de abrir de nuevo el estadio porque queremos vivir otra fiesta.

El esfuerzo real que se está viendo por parte del club al involucrarse con el fútbol femenino se ve en que para que se dispute este encuentro se necesita un refuerzo extra de limpieza, con el gasto que conlleva...

-Sí que es cierto que se necesita una brigada de limpieza subcontratada del exterior para que venga y limpie, porque el partido del sábado acaba para las ocho de la tarde y entre que se vacía el estadio y te pones a hacer cosas te dan las nueve. Hay un escaso margen de diez o doce horas para ello, de los cuales en ocho no hay luz.

Mirando desde otro punto de vista, ¿usted cree que el hecho de que haya que pagar un precio pueda suponer una barrera al aficionado?

-No creo yo que nadie que quiera venir a ver a ver el partido a El Sadar tenga inconveniente en venir por 3 euros si realmente quiere venir a apoyar al fútbol femenino. Podrá frenar a un centenar de personas, pero no creo que un precio tan simbólico pueda frenar a más, sabiendo que parte de esa recaudación irá destinada a la Asociación Saray, con la que el club lleva trabajando años.

Centrándonos en lo deportivo, en Vitoria se lamentan del empate de la última jornada en Mendizorrotza ante el Athletic B...

-Hace dos meses nuestro equipo estaba cuarto y parecía un sueño inviable el llegar hasta aquí. Ellos han tenido un par de tropiezos y a nosotros nos vino bien ganar al Eibar en El Sadar con el apoyo de la afición porque se nos estaba haciendo el partido cuesta arriba . Nos metimos en plena lucha y por su tropiezo del otro día no voy a decir que nos lo ha puesto fácil porque el Alavés es un gran equipo que no cede muchos puntos, pero nos hace estar en la lucha a dos puntos y si les ganamos les pasamos a falta de una jornada, que también habrá que ganarla.

Resulta que el Alavés no ha perdido un partido en liga...

-Es así, pero este año Osasuna está rompiendo estadísticas en todas las categorías. Las estadísticas están para romperlas, algún día tienen que perder y qué mejor que sea contra nuestras chicas en nuestra casa.

¿El hecho de que el equipo dependa de sí mismo para lograr el play off a la Liga Iberdrola puede suponer una presión añadida?

-Las chicas están súper ilusionadas, no sienten esa presión. Llevan jugando y luchando toda la temporada de la misma forma. De hecho me he reunido con la capitana y ella misma me ha dicho que no sienten esa presión, que están ilusionadas y que están disfrutando del momento.

Por lo que me dice, el equipo ve este partido como una final...

-Sí. Claro que el equipo ve este partido como una final. Cierto es que queda otro partido, que por estadísticas entendemos que es más fácil, porque es el Revellín y no se juega nada, pero también hay que ganarlo. Al igual que he dicho antes que las estadísticas se les pueden romper al Alavés, también nos puede pasar a nosotras.

Y dentro del equipo, un nombre que lleva sonando toda la semana por el encima del resto, como es el de Sara Carrillo, que ha desempeñado buenas actuaciones con la selección...

-Sara Carrillo está en un estado de forma extraordinario y no nos esperábamos que su papel, en su primera aportación con la selección, fuese a ser tan determinante.

Con la Primera B en el bolsillo desde hace varias jornadas, ¿el club se ha imaginado lo que puede suponer en materia deportiva y económica el ascenso a la Liga Iberdrola?

-Sí, somos realistas y sabemos que luego hay que jugar un play off que no es nada fácil porque hay equipos muy potentes. Pero, evidentemente, si hay que hacer un esfuerzo económico mayor, lo haremos. Estamos encantados de que estén peleando por poder ascender a la Liga Iberdrola y apoyaremos todo lo que consigan.

Siguiendo con vistas al futuro, Maider Irisarri le comentó a una compañera "la suerte que tiene" y lo agradecida que está al club por "la oportunidad de poder cumplir los sueños de ser madre y seguir jugando a fútbol en el club de siempre". ¿Qué planes de futuro tiene el club con Maider?

-Nosotros el tema de Maider Irisarri lo tratamos como lo hacemos con nuestras empleadas. Maider ha decidido ser madre y nosotros le vamos a apoyar en lo que necesite. Si quiere seguir jugando contaremos con ella. Tendrá su fase de maternidad y siempre tendrá abiertas las puertas de Osasuna. Es una jugadora nuestra, estamos encantados porque sea la primera jugadora que va a ser madre y seguiremos contando con ella.