El ‘Muro Rojo’ sigue avanzando

REFORMA | Osasuna ya tiene la aprobación inicial para la fase dos de las obras; ahora va al pleno del Ayuntamiento que será quien dé el ok definitivo

10.02.2020 | 05:09
Imagen del 23 de septiembre de las obras en las zonas de las oficinas.

Osasuna ya tiene la aprobación inicial para la fase dos de las obras; ahora va al pleno del Ayuntamiento

Pamplona - La reforma de El Sadar avanza a buen ritmo. Osasuna tiene previsto cerrar la primera fase a lo largo de este mes y ya tienen la aprobación inicial para la fase dos que se desarrollará principalmente en las afueras del estadio.

Osasuna espera empezar en los próximos meses la segunda fase de la reforma del estadio, la más "gruesa" de todas pero que no afectará al aficionado, ya que el estadio por dentro no se tocará en este tiempo. El club rojillo ya tiene la aprobación inicial publicada en el BON de la semana pasada (boletín 188 del 24 de septiembre). Así pues, ahora se abre un plazo de un mes para que se presenten alegaciones, algo que parece que no ocurrirá pero que nunca se sabe. Una vez pase este periodo, irá a pleno del Ayuntamiento de Pamplona, que es quien dará la aprobación definitiva. Todo esto es un trámite que hay que pasar, pero una vez los técnicos han dado el visto bueno a la obra no debería de correr peligro. Lo que sí son una incógnita son los plazos, ya que depende de si entre en un pleno o en otro más tardío.

En principio, para final de año podrían comenzar los trabajos. Para ir adelantando los mismos, el club ha pedido una licencia de cota 0, que serviría para empezar a realizar trabajos de cimentación y así llevar esto adelantado para cuando el Pleno del Ayuntamiento se reúna. Esta licencia aún no está concedida.

Esta fase, la segunda del Muro Rojo, se desarrollará aproximadamente desde finales de año hasta el final de la temporada, todo este tiempo intentando provocar las menores molestias a los socios y aficionados rojillos. Mientras tanto, en un taller se van a ir realizando las estructuras que ya llegan montadas para añadir a partir del verano que viene, cuando se realizará una importante actuación como la de cambiar las cubiertas. Entonces el club sí que tendrá que introducir maquinaria dentro del campo y, por eso, se espera al verano que viene, cuando no hay actividad deportiva.

La idea que existe en la entidad deportiva es que para finales del 2020, sobre octubre, el estadio esté para inaugurar.