Chimy: “El gol ha sido un desahogo”

Protagonistas | “HA sido un bonito regalo para mi hermano, que cumple años”, reveló el autor del 2-1

10.02.2020 | 05:55
Despeje de puños de Asenjo con la oposición de Oier.

Pamplona - Para Chimy Ávila, autor del tanto que dio la victoria a Osasuna ante el Villarreal (2-1), "el gol ha sido un desahogo" y además desveló que "ha sido un bonito regalo para mi hermano, que hoy -por ayer- cumple años". El delantero argentino, que no marcaba desde que en la jornada inaugural del campeonato anotara la diana del triunfo en Butarque ante el Leganés (0-1), explicó que "sabíamos que el Villarreal venía muy bien y ha sido un partido muy difícil porque al principio nos costó entrar, pero seguro que en el próximo encuentro empezamos más despiertos". El atacante rojillo marcó minutos después de marrar un mano a mano con Sergio Asenjo y lo hizo además con un disparo mordido, casi en semifallo, por lo que señaló que "parece que siempre tengo que meter la más difícil".

El otro goleador del conjunto navarro en la noche de ayer fue otro argentino, Facundo Roncaglia, el central que ocupó el lugar del lesionado David García y que aportó estabilidad defensiva y el tanto del empate. "Estoy contento por marcar, pero sobre todo porque el gol ha servido para que el equipo haya logrado al final los tres puntos", admitió el defensor, que también reconoció que "necesitábamos la victoria y la hemos conseguido gracias al esfuerzo de todo el equipo".

Roberto Torres también destacó la importancia de la victoria de ayer, sobre todo porque "estaba costando que llegara el primer triunfo en casa". "Estábamos bien", añadió el centrocampista de Arre, "pero no terminaban de llegar los tres puntos, aunque los hemos logrado de la manera que nos gusta a nosotros y como dice la historia de Osasuna: sufriendo y remando a contracorriente". El futbolista navarro, que acabó portando el brazalete de capitán cuando Oier fue sustituido, reveló la charla de Jagoba Arrasate en el descanso: "Nos ha dicho que no estábamos siendo nosotros y la segunda parte ha sido diferente a la primera. El gol tempranero nos ha ayudado y nos hemos podido llevar tres puntos que nos vienen muy bien".

A la victoria de Osasuna también contribuyó el portero Rubén Martínez, feliz por el triunfo porque "teníamos muchas ganas de ganar ante nuestro público". Para el guardameta gallego, "no hemos hecho mala primera parte, pero ellos han sido superiores, y en la segunda ha ocurrido lo contrario y, arropados por nuestra gente, hemos conseguido darle la vuelta al marcador". Los goles de Roncaglia y Ávila resultaron fundamentales, pero también las intervenciones de Rubén: "Intento aportar mi granito de arena y, si es con paradas, mejor". - D.N. / Foto: P. Cascante/O. Montero