Maquírriain dice que llevó el dinero a Sevilla, pero que no sabía para qué era

Betis-Valladolid El exdirector de fundación Osasuna prestó 60.000 de los 400.000 euros de la prima, medió para que Lacturale aportara otros 220.000 y creía que era “para pagos urgentes”

23.01.2020 | 06:17
Infografía: Maitane Bernabeu

Pamplona - Diego Maquírriain, exdirector de Fundación Osasuna, reiteró ayer durante su declaración, en la que solo respondió a las preguntas de su abogado, que el viernes 16 de mayo de 2014 llevó 400.000 euros a Sevilla, pero que lo hizo sin saber con precisión el destinatario de un dinero que él pensaba que era "para pagos urgentes" del club, pero que se utilizó para primar a los jugadores del Betis con el objetivo de que derrotaran al Valladolid en la penúltima jornada de la Liga de Primera División de la temporada 2013-2014, versión esta última en la que también coinciden Vizcay, Archanco, Pascual y Peralta.

El exdirector de la Fundación explicó además como consiguieron reunir los 400.000 euros, aportados por Vizcay (60.000), Peralta (60.000 que le prestó su padre), el propio Maquírriain (60.000) y Lacturale (220.000). "Vizcay me llama el lunes de esa semana (el 12 de mayo) y me dice que el club tiene que hacer una serie de pagos muy urgentes y me pregunta a ver si disponemos de tesorería en la Fundación, ya que el club no tiene. Como solo había 40.000 euros y me dice que necesitaba 400.000, me pregunta a ver si puedo solicitar dinero a algún patrocinador", relató Maquírriain. Y fue entonces cuando habló con Juanma Garro, de Lacturale, miembro del Patronato de la Fundación y en aquella época patrocinador del primer equipo de Osasuna.

"Garro es tajante y dice que quien se lo tiene que pedir es Osasuna, no yo", apuntó Maquírriain, que para resolver este asunto concertó una reunión entre Vizcay y el propio Garro en la granja de Lacturale, en Etxeberri, cita a la que él mismo también acudió. "Se muestra receptivo, dice que va a mirar si va a poder prestar, pero deja tres condiciones: que el dinero se devuelva rápido; que se haga vía Fundación; y que se documente. Él quería un contrato y se prepara", pormenorizó Diego Maquírriain.

Lacturale aportó finalmente 220.000 euros, cantidad lejana todavía a los 400.000 necesarios. "Veo que Vizcay está muy preocupado y me dice si yo podría prestar 60.000 euros y, al verle tan angustiado y sabiendo que en 1997, cuando yo empezaba a trabajar en el club, ya prestó dinero de su bolsillo al club en una situación económica difícil, le digo que sí, pero en las mismas condiciones que Lacturale", precisó Maquírriain, que después contó cómo, a instancias del propio Vizcay, se reunió con Archanco y Pascual para que le firmaran los documentos pertinentes para poder sacar el dinero, que estaba en las cuentas de Osasuna, y para poder trasladarlo de forma legal.

Después fue en su coche a Zaragoza y allí tomó el AVE a Sevilla, donde se reunió con Vizcay y Peralta. "Fui yo con el dinero porque ellos estaban ya en Sevilla y el pago era urgente; si no, a mí no me mandan hasta allí", explicó Maquírriain. "Al llegar al hotel, solicité la llave de mi habitación, subí, me acompañó Vizcay, yo llevaba un bolso pequeño o neceser con los 400.000 euros. Allá los contó el señor Vizcay y bajamos a la recepción. Estaba Peralta y ellos dos se fueron porque habían quedado para hacer frente a los pagos de Osasuna. Me subí a la habitación del hotel, me quedé allí y volvieron en una hora o algo menos", señaló. Después cenaron y al día siguiente emprendieron el viaje de regreso a Pamplona. Pese a que compartieron bastante tiempo juntos, "nunca" le dijeron a Maquírriain que se pudieran estar haciendo pagos relacionados con una prima a terceros. Él tampoco preguntó.