Puñal: “Nos costó la vida ganar al Betis”

Excapitán asegura que el último partido de la campaña 2013-14 fue normal, que no se habló de amañar en el vestuario y que tampoco escuchó rumores

30.01.2020 | 06:17
Patxi Puñal, abandonando el Palacio de Justicia tras prestar declaración como testigo.

Pamplona - Patxi Puñal acudió de nuevo al Palacio de Justicia de Pamplona, pero ayer lo hizo como testigo en el juicio del caso Osasuna. El exjugador del conjunto navarro tuvo que responder a preguntas relacionadas con el final de la temporada 2013-2014, la que puso fin a su carrera como futbolista profesional. Sobre el enfrentamiento de la última jornada de aquel curso entre Osasuna y Betis, que terminó con victoria rojilla (2-1) y del que se sospecha que fue amañado, el que fuera capitán del equipo rojillo recordó que "fue un partido normal, de muchos nervios porque nos jugábamos la permanencia" y añadió que "nos costó la vida ganarlo".

A preguntas de la fiscal, el exjugador de Osasuna manifestó que "para nada" se habló en la plantilla de amañar partidos y también afirmó que no escuchó "ningún tipo de rumor" al respecto. Además dijo no tener "ni idea" de si algún miembro de la junta directiva "hizo algún acuerdo" para amañar partidos y precisó que "jamás" habló con ningún presidente de ningún equipo rival.

A Puñal también le preguntaron por el empate entre Espanyol y Osasuna en Barcelona (1-1) de la penúltima jornada de Liga de la campaña 2013-2014, pese a que lo que ocurrió en este encuentro no se encuentra incluido en la causa como presuntamente amañado. "Sólo nos valía ganar", señaló el exfutbolista, que además negó que la igualada en este duelo estuviera pactada. Aunque no pudo recordar si Txuma Peralta y Ángel Vizcay viajaron con el equipo a Barcelona con motivo de este enfrentamiento -el exdirectivo y el exgerente reconocieron en su declaración como acusados que se desplazaron en coche con otra persona y desde Madrid-, sí que le sonaba que "andaban por ahí en el hotel", ubicación que Puñal negó abandonar la noche previa al partido. "Luego me enteré que aquel día hubo dos detectives siguiéndome", precisó Puñal.

Sobre el Betis-Valladolid de esa misma temporada, también correspondiente a la penúltima jornada liguera y en el que algunos acusados ya han admitido un incentivo de 400.000 euros a jugadores béticos por ganar (4-3), admitió no tener "ni idea" de "si se primó". "No sé si lo vi por televisión o no, pero seguro que sí porque veo todo el fútbol que echan", explicó el exfutbolista rojillo, aunque no supo precisar como fueron los goles.

Respecto a dos de los tres exjugadores del Betis acusados en este caso, Jordi Figueras y Xavi Torres, Puñal aclaró que no tiene relación con ellos y que les ve como "compañeros y nada más" y que no sabe si la tienen con ellos Damiá y Sisi, miembros de la plantilla de Osasuna en la campaña 2013-14. Al exrojillo también le preguntaron por Alberto Marcos, director deportivo del Valladolid aquel curso, al que Puñal dijo conocer, aunque matizando que nunca había hablado con él por teléfono y que nunca le facilitó el número de Txuma Peralta "porque nunca lo he tenido".

"Este tema me hace daño" Tras su declaración como testigo, Puñal atendió a los periodistas. "Éste no es un sitio donde uno se siente cómodo, ni es un escenario habitual. Son unos tragos duros, sólo meterte en una sala así impone. Es un tema que me hace daño", explicó, añadiendo que "el que haya hecho algo que no debe hacer que lo pague y se dé carpetazo a este tema".

Derechos de imagen

Cobró a través de flefield sin saber

En junio de 2009. "El nombre de Flefield lo he conocido a raíz de todo lo que ha salido", contestó Patxi Puñal a preguntas de la fiscal sobre una sociedad mercantil a través de la cual recibió "dos pagos de 60.000 euros en concepto de derechos de imagen". "Era una parte pequeña, pero no sabía como se llamaba porque esas cosas las negocian los representantes", precisó el exjugador de Osasuna, que también añadió que "entiendo que algunos compañeros también utilizaban el mismo sistema, pero no lo sé", extremo que quedó confirmado durante la investigación porque también apareció algún pago a Juantxo Elía. Las facturas de estos cobros de Puñal a través de Flefield datan de junio de 2009, aunque el exfutbolista dijo no haberlas visto nunca, aunque precisó que en aquella época era legal, "pero creo que luego cambiaron las leyes".