Asamblea de Osasuna: en el fondo está todo

La asamblea de socios de Osasuna afronta este domingo en un clima de incertidumbre el apoyo a la adhesión de la junta al acuerdo de La Liga con CVC, criticado por la masa social

11.09.2021 | 09:13
Luis Sabalza, en la última asamblea de Osasuna.

La asamblea extraordinaria de socios se enfrenta mañana a la discusión, si la hay, y aprobación del nuevo texto de los estatutos del club, que han sido reformados, y a la ratificación o no del acuerdo de la directiva para apoyar el pacto de la Liga con el fondo CVC.

No hay dudas de que el asunto grueso de la mañana debería ser la adhesión o no de Osasuna al acuerdo de la Liga con el fondo de inversión, aunque la directiva ya ha dicho que sí y casi nada hay que hacer. La cesión del 10,95% de los derechos de televisión por 50 años supone que Osasuna recibirá 52 millones de euros el 35% de esa cantidad en octubre y el resto en cantidades iguales en los próximos meses de julio de los tres años que vienen y que tiene que devolver esa cifra en 40 años, es decir, tiene que pagar a la Liga 1,3 millones al año.

Osasuna, como el resto de clubes, asume un compromiso de destinar la inversión que reciben al impulso de su propio plan de desarrollo acordado con LaLiga, que incluirá las siguientes áreas principales: estrategia deportiva, infraestructura, desarrollo internacional, desarrollo de marca y producto, estrategia de comunicación, plan de innovación, tecnología y datos y plan de desarrollo de contenidos en plataformas digitales y redes sociales. En concreto, los clubes deberán destinar el 70% de los recursos que reciban en el marco de este proyecto a operaciones vinculadas a su desarrollo tanto en infraestructuras como en innovación tecnológica, pudiendo disponer de hasta un 15% adicional para la inscripción de jugadores y el otro 15% para la reestructuración de su deuda financiera.

El monto que recibirán los equipos se entregará como préstamo participativo un instrumento híbrido entre capital y préstamo con un tipo de interés al 0% y un vencimiento a 40 años. Al ser un instrumento híbrido es en parte capital no contará como deuda, de modo que los equipos podrán utilizar este dinero para mejorar el activo de su balance y su patrimonio neto. Pura artesanía con los números y balances. La mecánica del invento es clara, otra cosa es lo que se trasluce. Osasuna, como el resto de los clubes, pasa apreturas económicas generadas por la crisis de la pandemia y, por otro lado, el socio y su opinión no interesan, pintan casi nada. Precisamente, esta falta de protagonismo del socio en la toma de decisiones y la pérdida patrimonial la parte de unos derechos por medio siglo las juntas de los clubes deportivos no duran eso, otra cosa son los consejos de administración de las empresas han sido los asuntos criticados por la masa social. Las últimas noticias, como que CVC se irá de este acuerdo en menos de diez años, tampoco parece que ayuden a la tranquilidad o arrojen luz sobre el asunto.

Osasuna ya dijo que con el dinero que le llegará por el acuerdo recomprará patrimonio en Tajonar y cancelará algunos préstamos. En concreto, sobre la compra de terreno, el club ha llegado a un acuerdo con el Gobierno sobre el terreno y el precio. Se trataría de una compra por un importe de 6 5 millones por la parcela que no está edificada de Tajonar. Esta parcela tiene una superficie de 169.000 metros cuadrados, "y el proyecto sería construir un nuevo campo de fútbol de hierba natural, preparado para un posible ascenso del Femenino o el Promesas, y un edificio independiente para el primer equipo", dijo Sabalza en la presentación de los planes tras el acuerdo.

El presidente y el aval

La reforma de los estatutos será el otro asunto potente de la asamblea. El nuevo reglamento interno le afecta directamente, porque en el nuevo articulado se estipula que las asambleas dejarán de ser en días de partido para pasar a días no lectivos. Es decir, lo que antes se consideraba una ventaja y un estímulo para la participación de los socios en estas reuniones, ahora se estima más como una desventaja o engorro, o simple acumulación de actividades en una misma jornada.

La supresión del número de mandatos del presidente, que va a facultar a Luis Sabalza optar a un tercer periodo al frente del club, es decir, la segunda reelección el presidente de hecho nunca ha concurrido a las urnas porque no ha encontrado rival en las dos anteriores ocasiones, es otra de las cuestiones destacadas que estarán incluidas dentro de la aprobación general. Hasta el momento, el tope de dos mandatos ocho años como mucho se había mantenido como una seña de identidad de la organización interna. Ahora, en aras a que el club no se enrede en estas condicionantes sin mucho peso, se abre esta posibilidad. Sabalza ha vinculado el anuncio de su continuidad o no a que estatutariamente se le permite. El actual presidente ya tiene fecha para comunicarlo desde el momento que los asambleístas le den el sí al cambio.

Vinculado al asunto de la presidencia, está el de los requisitos en la presentación de candidaturas y la obligación de aportar un aval para acceder a la condición de candidato. Los estatutos dicen que "el valor del aval a presentar por cada candidatura, garantizará un importe del diez por ciento (10 %) del último presupuesto de gastos aprobado por la Asamblea General del Club Atlético Osasuna. En el caso de que las leyes, reglamentos o normativas existentes en el momento de presentar dicha candidatura, exigieran un importe superior al establecido se pide el 15%, este último será el exigido a cada una de las candidaturas para dar validez a su propuesta". Pero ahora como novedad importante se añade que el club se hará cargo de los gastos de los avales de los posibles candidatos. En concreto, en el apartado de garantías patrimoniales, el articulo reformado expone que "Osasuna apoyará económicamente a aquellas candidaturas que tras presentar el aval exigido para concurrir a las elecciones y cumpliendo los términos de presentación delmismo, no hayan sido la candidatura ganadora, sufragando aquellos gastos justificados por la emisión de dicho aval". En las cifras de presupuesto que se mueve Osasuna, los gastos de un aval de estas características se podrían situar entre los 30.000 y los 50.000 euros. Este apoyo del club solo debe considerarse como un avance a la hora de posibilitar el acceso a la condición de candidato, opción cerrada a cal y canto con la redacción actual de los estatutos.

Los datos

El orden del día. A las 9 en primera convocatoria y a las 9.30 en segunda, se celebra mañana en el Navarra Arena una Asamblea General Extraordinaria que tendrá como orden del día los siguientes puntos:
1. Lectura y aprobación del acta de la Asamblea anterior.
2. Ratificación por parte de la Asamblea del contrato de patrocinio entre el C. A. Osasuna y Verleal para que dicho contrato se suscriba para las temporadas 21/22 y 22/23 y, en su caso, se pueda ampliar por parte de Verleal para las temporadas 23/24 y 24/25.
3. Debate y aprobación de la propuesta de la nueva redacción de los Estatutos sociales del C. A. Osasuna.
4. Debate y aprobación de la adhesión por parte del C. A. Osasuna al acuerdo entre LaLiga y CVC, y del préstamo participativo a suscribir entre el club y LaLiga.

Los convocados. A la asamblea de mañana están citados 450 socios. El porcentaje de asistencia es una duda.

Las decisiones. Para aprobar lo relativo a estatutos y préstamo participativo debe haber una mayoría de dos tercios de los votos.

noticias de noticiasdenavarra