Día de Navarra

Pedro Mari Zabalza: "Osasuna representa cómo somos los navarros"

El entrenador con más partidos en el conjunto rojillo asegura que siempre ha sentido la responsabilidad de "dejar el pabellón navarro lo más alto"

02.12.2021 | 20:00
Pedro Mari Zabalza, junto a la placa conmemorativa del Café Kutz instalada por el Centenario.

Un premio que se entrega a una institución es un reconocimiento al trabajo de muchas personas. La Medalla de Oro de Navarra que este año recibe Osasuna es una manera de honrar la labor de muchas personas que han puesto su granito de arena para que el club rojillo sea lo que es a día de hoy tras 101 años de historia.

Pedro Mari Zabalza (Pamplona, 13/4/1977) es indudablemente una de ellas. Es el entrenador que más veces ha dirigido a Osasuna. 340 partidos en nueve años. Además de ser rojillo desde pequeño con sus recuerdos imborrables en el campo de San Juan, también jugó en el equipo cuatro temporadas al inicio y final de su carrera aunque le que quedó una espinita: "Me hubiese gustado jugar con Osasuna en Primera".

"Te sientes orgulloso de haber contribuido a los 100 años del club de tu tierra. Para los que somos navarros no deja de ser una satisfacción formar parte de la historia de Osasuna", reconoce Pedro Mari Zabalza, que nunca se enfrentó a los rojillos tras seis años en el Barcelona y tres en el Athletic.

El exentrenador no tiene dudas en cuánto a qué significa el equipo rojillo para Navarra: "Osasuna es el orgullo y une a todos: a los que les gusta el fútbol y a los que no. Todos los navarros sienten Osasuna como algo suyo".


"Osasuna une a todos los navarros: a los que les gusta el fútbol y los que no"


Añade que la entidad nacida en el Café Kutz en 1920 siempre ha tenido unas "virtudes principales: ser noble, un comportamiento correcto, mucha entrega y trabajo. Hoy en día las sigue manteniendo". No perder estas señas de identidad ha sido clave para recibir la máxima distinción que otorga el Gobierno de Navarra. No obstante, recalca que "para haber estado tantos años en Primera, también hay clase".

Los primeros recuerdos de Pedro Mari Zabalza de Osasuna le llevan al campo de San Juan. "Tengo grabado el recuerdo de chaval del apoyo que daba la gente cuando veía salir de la tribuna a los jugadores para saludar al inicio del partido", rememora una persona que ha vivido la evolución del feudo osasunista. Ahora, ve en el renovado Sadar "un estadio a la altura de los mejores de Primera. Me impresionó la primera vez que fui".


LA BASE, TAJONAR


La Medalla de Oro de Navarra y el Centenario han llegado en una buena época para la entidad, hitos arruinados solo por la pandemia. Según opina Zabalza, "hay una buena base en todos los sentidos. Tenemos que estar orgullosos del estadio, la plantilla y los momentos que estamos viviendo ahora con Osasuna".

Una pilar de la "buena base" de la que habla es la cantera. En su época de jugador rojillo, entrenaban en el Sadarcillo -que era el aparcamiento los días de partido- y salían a correr por la Vuelta del Castillo. "Le doy mucho mérito a la junta de Fermín Ezcurra por hacer unas instalaciones propias", señala sobre la creación de Tajonar en 1982.

Una inversión que ha sido diferencial en la historia del club: "El poco dinero que tenían se lo gastaron en hacer Tajonar en vez de gastarlo en fichajes. Era la mejor inversión que se podía hacer en esos momentos y ahí están los resultados". Puñal, Goikoetxea, Mikel Merino, Raúl García, Azpilicueta€ y así se puede seguir con canteranos de primer nivel que han salido de Tajonar.


"Las principales virtudes de Osasuna han sido la nobleza, el buen comportamiento, mucha entrega y trabajo"

Precisamente, uno de esos jugadores de la factoría rojilla recibió el pasado martes la Medalla de Oro del Mérito Deportivo: Juan Carlos Unzué. Pedro Mari Zabalza entrenó al exportero en juveniles y años más tarde, en el primer equipo. "Da gusto escuchar y cómo está intentando superar esta adversidad. Ha tenido la desgracia de la enfermedad, pero es ejemplar su manera de llevarlo", admite su exentrenador.

Durante la trayectoria de Zabalza como entrenador pasaron históricos navarros como Iriguíbel, Martín o Echeverría; así como fichajes de la talla de Jan Urban, Michael Robinson o Sammy Lee. "Urban fue un lujo, se adaptó muy bien y en el rendimiento se notó. Robin y Sammy no vinieron en su mejor estado físico, pero eran muy carismáticos y nos dieron mucho", expresa.

Zabalza puso fin a su carrera deportiva en Tercera con Osasuna. No se le cayeron los anillos para echar una mano cuando se lo pidió Fermín Ezcurra, a pesar de que había colgado las botas en el Athletic. Dice que "fue un acierto porque tuvimos la suerte de ascender y luego me dediqué a entrenar a chavales, que es un trabajo muy gratificante porque les ayudas a cumplir su ilusión de ser futbolistas".

DE JUGADOR A ENTRENADOR: DE TERCERA A EUROPA


Pasó del barro de la Tercera división en 1977 a llevar el nombre de Osasuna por Europa en 1991: "Tuve el orgullo y la fortuna de ir a Europa. Nos eliminó el Ajax, que luego fue campeón, pero también eliminamos al Stuttgart, que era el campeón alemán, porque salieron confiados y les metimos 0-3 pronto en el partido de vuelta.

Una de las razones por las que también ha pasado a la historia, es por una de sus frases que dijo después de un partido. El célebre "Si nos confiamos, somos muy malos", convertido en un lema del osasunismo. "Jugué en un grande como el Barça y en los campos pequeños, si no ponías todo te dejaban en evidencia". Una cita que nunca pasará de moda tanto en el deporte como en la vida: "Tienes que dar todo lo para rendir a tope porque es la manera de lograr resultados".

Con respecto al públicom, el exjugador de 77 años "siempre ha sido el jugador número 12. Osasuna es de los equipos que se apunta a esta frase porque el apoyo ha sido muy importante". Y asegura: "Todos se sienten identificados con Osasuna y la prueba la tienes cuando bajas a El Sadar".

"He tenido la fortuna de vivir grandes momentos en la historia de Osasuna y poner mi granito de arena a la medalla"


En sus 340 veces dirigiendo a los rojillos, el pamplonés siempre ha sentido "la responsabilidad de representar nuestra forma de ser y dejar el pabellón navarro lo más alto destacando nuestras virtudes, que no son pocas".

"En 100 años también habrá sus baches, pero afortunadamente hemos vivido un centenario en Primera y con una muy buena base. Eso da garantías para seguir más años" augura el exjugador. También celebra que "se ha mantenido un equilibrio en la junta directiva y en el equipo". De Jagoba Arrasate piensa que "va a estar mucho tiempo porque se lo ha ganado a pulso. Da gusto bajar a El Sadar, eso lo dice todo".

"He tenido la fortuna de haber vivido grandes momentos en la historia de Osasuna y poner mi granito de arena a esta medalla. Te sientes orgullosos de que este reconocimiento al club es por los resultados y hechos conseguidos", finaliza Zabalza, que ve un motivo claro por el que el club ha obtenido el mayor galardón de Navarra: "Osasuna es la representación de cómo somos los navarros".

noticias de noticiasdenavarra