Los jugadores de Osasuna que fueron suplentes en Villarreal, junto a los ausentes por sanción Unai García, ya se ejercitan sobre el césped de Tajonar menos de 24 horas después de perder contra el Villarreal en el Ciutat de Valencia (2-0).

Mientras los titulares ya trabajan en el interior de las instalaciones, los demás ya preparan el próximo partido de Liga, el de este jueves a las 20.00 horas contra el Espanyol en El Sadar.

Tras sumar un punto de los último 12 en juego, los rojillos, novenos en la clasificación con 13 puntos, persiguen poner fin cuanto antes a su mala racha de las de un mes sin ganar y mejorar la mala imagen ofrecida ante Valencia y Villarreal.