Una alfombra roja atípica, diversa y colorista

Sobresalieron los vestidos de Amanda Seyfried, Carey Mulligan y esmoquin fucsia de lentejuelas de Colman Domingo

25.04.2021 | 18:49
Una alfombra roja atípica, diversa y colorista

En este atípico año, la alfombra roja de los Oscar, la pasarela de moda mas esperada, fue la más reducida pero la más diversa e inclusiva. Sobresalió la osadía en el vestir masculino -como el esmoquin fucsia de Colman Domingo-, y vestidazos como el rojo de Amanda Seyfried o el dorado de Carey Mulligan.

Un desfile de diseños de alta costura, esmóquines y joyas que ha tenido lugar en el vestíbulo de la histórica Union Station de Los Ángeles, un escenario decorado con elementos Art Decó y estilo colonial español en el que llamó la atención Leslie Odom Jr., que optó por un esmoquin acabado con una pátina de oro de 24 quilates, de Brioni.

Colman Domingo iluminó la alfombra con su esmoquin fucsia de lentejuelas de Atelier Versace y Lakeith Stanfield con un atrevido y varonil mono de Yves Saint Laurent creado por Vacarello.

Está claro que los Oscar son los Oscar, y este año, a pesar de ser diferentes y con un público más reducido, no han faltado ni glamur ni grandes diseños como el Armani Privé rojo lucido por Seyfried o el de Regina King, un elegante Louis Vuitton celeste adornado con 4.000 piedras de cristal y 62.000 lentejuelas, un vestido para el que se emplearon 140 horas de trabajo.

Carey Mulligan, joven y prometedora, nominada a mejor actriz, se convirtió en una de las grandes protagonista de la alfombra roja con un apabullante modelo de lentejuelas doradas, de Valentino alta costura.

Amanda Seyfried, Carey Mulligan y Regina King. Foto: EFE

Andra Day se apuntó también al dorado con un diseño asimétrico y muy sexy, de Vera Wang.

El dorado fue igualmente escogido por el director y productor Martin Desmond, que combinó su esmoquin adamascado con unas zapatillas con las que rindió homenaje a las víctimas negras de violencia policial, al igual que su colega Travon Free.

El actor y cómico Lil Rel Howery se decantó por una chaqueta de terciopelo, pajarita y camisa negra, de Ermenegildo Zegna. Más tradicionales, con esmoquin clásico, asistieron a esta gala el español Santiago Colomo, los coreanos Steven Yeun y Lee Isaac Chung o el danés Thomas Vinterberg, que prefirió un modelo en blanco y negro.

Colman Domingo, Thomas Vinterberg y Lil Rel Howery. Foto: EFE

El actor más joven de esta edición, Alan S.Kim ("Minari"), con traje de chaqueta, pantalón corto y medias hasta la rodilla, posó divertido ante los medios a su llegada a Union Station, donde se celebró una gala presencial en la que se cumplen todas las medidas de seguridad, aunque el uso de mascarilla no fue el complemento de la noche, al menos en la alfombra roja.

Angela Bassett dejó sin palabras a los asistentes con un modelo rojo rematado con una enorme lazo en la espalda, de Alberta Ferretti, y Margot Robbie, productora de "Una joven prometedora" se decantó por un vestido de tirantes de Chanel.

Si Zendaya se atrevió con un diseño amarillo flúor de Valentino y extraordinaria gargantilla de brillantes, la cantante italiana Laura Pausini llegaba a la alfombra roja con un vestido negro de Valentino y joyas de Bulgari, para su actuación en la azotea de lución un esmoquin dorado.

Zendaya, Angela Bassett y Margot Robbie. Foto: EFE

Viola Davis, de Alexander McQueen


La afroamericana más nominada de la historia, Viola Davis, apostó por un Alexander McQueen blanco, Vanessa Kirby por un diseño con cola en rosa empolvado y Maria Bakalova, de blanco con un Louis Vuitton de pronunciado escote en uve y falda voluminosa de tul.

Viola Davis, Laura Pusini y Maria Bakalova. Foto: EFE

Para esta gala presencial, la primera del cine tras la pandemia, dos mujeres optaban a la mejor dirección: Emerald Fennell, que se decantó por un vestido estampado de gasa en tonos verdes y rosas con volantes y bordados, de Gucci, y Chloé Zhao, peinada con dos trenzas, que lucio un sencillo vestido con deportivas.

Algunas de las presentadoras de la gala también destacaron en la alfombra roja. Reese Witherspoon eligió un diseño plisado bicolor -rojo y granate- de Dior, con joyas de Bulgari; Laura Dernn apostó por la elegancia de un diseño blanco y negro con falda de plumas y Halle Berry lució un vestido palabra de honor de gasa malva con una fabulosa lazada en la cintura, de Dolce&Gabbana.

Laura Dern, Reese Witherspoon y Halle Berry. Foto: EFE

Glenn Close acudió por octava vez como nominada a los Oscar, con un modelo azul añil de Armani Privé, compuesto por pantalón pitillo y vestido con pedrería y guantes a juego, un tono al que se sumó H.E.R. que llamó la atención con túnica semi transparente con capucha.

Discreta y muy elegante resultó la veterana Yuh-jung Youn con una creación elegante y minmalista azul noche con cuello a la caja, de Dior alta costura en una alfombra roja en la que no faltó glamur, grandes diseñadores, pasión y mucho color.

noticias de noticiasdenavarra