Un recorrido por Álava

Disfrutar de lugares ricos en Patrimonio Cultural, recorridos entre naturaleza y actividades diferentes y enogastronomía

23.03.2022 | 14:12
Imagen de la localidad de Artziniega.

Artziniega, torres y palacios blasonados


Artziniega es la localidad alavesa con más carácter medieval. Ubicada en el Valle de Ayala, al noroeste de Vitoria, es considerado uno de los núcleos urbanos más llamativos de Euskadi. Es conocida por sus casas torres y palacios blasonados, de ahí que reciba tantas visitas. Entre las construcciones más reseñables se encuentran la Torre de Artziniega, un palacete renacentista con una puerta clasista o el Convento de las Madres Agustinas.

Pero tampoco hay que pasar por alto el Casco Medieval, el taller Museo Santxotena o el etnográfico o, como no, las escapadas naturales para visitar sus paisajes, ya que Artziniega es conocido también por sus rutas a caballo y a pie. Entre las rutas podremos contemplar las espectaculares tres cascadas de la presa de La Teja, así como las del Santo del Nervión, un lugar natural que se encuentra a escasos kilómetros de esta localidad alavesa. Las fiestas patronales se celebran a principios de septiembre en honor a la Virgen de la Encina: conciertos, partidos de pelota y concursos de pintura. Además, el Mercado de Antaño, que se celebra el primer domingo de septiembre en el casco antiguo.

Quejana, un paseo por la vida de los Ayala

Conjunto Monumental de Quejana.

A escasos once kilómetros de Artziniega se encuentra el Conjunto Monumental de Quejana, también en el entorno del Valle de Ayala. Fue construido en la segunda mitad del siglo XIV por Fernán Pérez de Ayala, dueño absoluto del valle, y fue la residencia de su hijo Pedro López de Ayala. Este fue poeta, cronista de cuatro reyes, diplomático, guerrero y consejero real, además de ser un precursor del Renacimiento. Tal es la belleza de Quejana que en 2002 fue declarado Bien Cultural Calificado debido a su valor histórico y artístico.

Este conjunto monumental está dividido, en primer lugar, por el Palacio fortificado siendo la residencia de los Ayala, en segundo lugar, por el Convento de las Madres Dominicas, en tercer lugar por la Iglesia de San Juan Bautista, y en cuarto y último lugar por el Torreón-capilla de la Virgen del Cabello. En este último espacio se encuentran los sepulcros tallados en alabastro del Canciller Pedro López de Ayala y su esposa Leonor de Guzmán. Acercarse hasta Quejana significa conocer la vida y la historia de este hombre y la de su familia a través de sus espectaculares creaciones.


Sierra de Entzia: el explendor de la naturaleza

Sierra de Entzia.

Los montes de la sierra de Entzia son la continuación occidental de la navarra sierra de Urbasa. Este espacio natural de casi cinco mil hectáreas se encuentra en el borde nororiental del territorio alavés. Se trata en su mayor parte de una altiplanicie cercada en los flancos norte y sur por sendas líneas de cresta, con bruscas caídas a la llanada alavesa por un lado y al valle de Arana por otro.

La Sierra de Entzia, a la que se accede desde Salvatierra por el puerto de Opakua, constituye una parzonería; tierras comunales cuyos pastos y maderas son explotados de modo compartido por varios pueblos de las cuadrillas de Salvatierra y Campezo. Bosques de hayas, inmensas campas como las de Legaire, en las que pastan los caballos en semilibertad, monumentos megalíticos como el Menhir de Itaida o el Cromlech de Mendiluze, cuevas y bordas de pastores...

La vertiente norte es bastante escarpada, pero la vertiente sur forma una pequeña meseta que va descendiendo suavemente, lo que la hace fácil de recorrer a pie o en bicicleta. Las crestas que corona el Bayo son uno de los puntos preferidos para el parapente y el ala delta.


Embalse de Ullibarri

Embalse de Ullibarri-Gamboa.

¿Quién ha dicho que en Gasteiz no hay playa? El embalse de Ullibarri-Gamboa, ubicado en el municipio de Arrazua-Ubarrundia, es lo más parecido al paraíso cuando brilla el sol. Se trata del estanque más grande de la Comunidad Autónoma Vasca y además de proveer agua a toda Gasteiz y alrededores de Bilbao, tiene dos playas con bandera azul conocidas con Landa y Garaio. Asimismo, durante el buen tiempo, los aficionados al deporte pueden realizar todo tipo de actividades acuáticas como remo o windsurf, puesto que cuenta con dos clubes náuticos, además de embarcaderos.


Campezo, un lugar para respirar aire puro

Vista de Campezo con la iglesia de Nuestra Señora al fondo.

Campezo (Kanpezu en euskera), es un municipio alavés con un importante patrimonio monumental y cultural con enclaves espectaculares. Uno de los puntos de gran atracción turística es la iglesia de Nuestra Señora, conocida también como la Asunción de Nuestra Señora, y se ubica en el casco histórico. Muy cerca se ubica la ermita de San Cristóbal de Oteo, ambos templos góticos con amplias capillas dignas de admirar. Si la ruta continúa siendo cultural, también cuenta con una muralla, declarada Monumento Nacional de Euskadi, en la que podremos ver edificios y casas-torre típicos de la época medieval.

Pero, además, Campezo nos ofrece la oportunidad de respirar aire y contemplar sus bonitos paisajes gracias a su entorno natural. Todos los planes pueden realizarse en bici o andando, pero lo importante es la desconexión. Entre los rincones destaca el parque natural de Izki, que cuenta con, nada más y nada menos, que con 15 recorridos para disfrutar de las espectaculares vistas de esta zona de la montaña alavesa.

noticias de noticiasdenavarra