Diez cosas que (igual) no sabías de... Andreu Buenafuente

El presentador catalán es uno de los profesionales más reconocidos de la televisión

26.08.2020 | 15:46
Andreu Buenafuente.

Andreu Buenafuente (Reus, Tarragona, 1965) es uno de los profesionales de la televisión más reconocidos. Presenta en Movistar+ Late motiv y junto con su mujer, Silvia Abril, ha conducido las dos últimas galas de los premios Goya. Tiene, además, una amplia trayectoria como productor y presentador.

1- Amor materno. Buenafuente es un hombre con un fuerte arraigo familiar. Su madre Teresa ha aparecido en varios programas de televisión y confiesa que "estoy enamorada de mi hijo. Tengo un montón de fotos de él, y cuando voy a dormir le doy las buenas noches".

2- La mujer de su vida. Cuenta que se enamoró de Silvia Abril en directo, cuando interpretaba a la Niña de Shrek. Ella se levantó la falda, pero él no vio al personaje, sino a Silvia, habló con ella y le dijo que tenían que besarse.

3- Trabajo en familia. El presentador catalán no solo comparte trabajo con su esposa; también lo hace con su hermana Maite, que es actriz y fundadora de la productora El Terrat.

4- Mujeriego juvenil. Las familias suelen ser traicioneras aunque se amparen en el cariño. La de Buenafuente ha contado que de joven Andreu tenía muchas novias, aunque siempre ha sido discreto y solo se ha conocido su relación con Carolina Ferre.

5- Puente aéreo. Barcelona es su ciudad, y la mayoría de los programas los ha hecho desde esa ciudad. Sin embargo, a la hora de hacer Late motiv optó por trasladarse a Madrid y volar a la capital catalana todos los fines de semana.

6- Casas en venta. Siempre ha sido un empresario muy concienciado, y cuando El Terrat tuvo importantes pérdidas económicas, no tuvo ningún reparo en poner en venta sus dos casas para lograr un respiro.

7- El pintor. Siempre le han gustado la pintura y el dibujo. Él dice que lo suyo es llenar cuadernos de garabatos mientras medita o habla por teléfono. Utiliza la pintura como terapia.

8- Escritor de diario. Le encanta escribir y cuando vivía solo y no tenía con quién hablar por las noches cogió la costumbre de escribir un diario. Tiene muchas libretas y de sus últimas experiencias ha surgido el libro Reír es la única salida.

9- Los regalos de Silvia. Es un hombre muy generoso a la hora de hacer regalos y se ríe cuando señala que su mujer siempre le regala calcetines y que por eso tiene una buena colección. Frío en los pies no va a pasar.

10- Conquistarle por el estómago. Le encanta la pasta pero es inflexible: la elaboración tiene que ser tan exquisita que temblarían en los mejores restaurantes italianos. Y no es fácil contentarle en esto.