Melenas largas, una tendencia para 2020

17.01.2020 | 11:17
Es posible lucir una melena larga y sana utilizando los productos adecuados.

Al margen de que actualmente sea tendencia el cabello largo, una melena sana, brillante y larga siempre ha sido uno de los estilos más deseados entre algunas mujeres, y es de vital importancia dedicarle unos mínimos cuidados para obtener una cabellera envidiable, sin puntas abiertas, deshidratadas o, simplemente, deshilachadas por el paso del tiempo que ha transcurrido sin cortarlo. Evitar que esto ocurra no tiene ningún secreto especial: simplemente hacen falta unos cuidados diarios para que su aspecto sea perfecto y sano, además de dedicación y paciencia durante el lavado y el secado.

El lavado

Podríamos decir que lavar bien el cabello es la parte más importante para obtener una melena sana, pero si no acertamos con el tipo de champú que nuestro pelo y cuero cabelludo necesitan por separado, podemos obtener como resultado una melena sin movimiento, opaca y con sensación de suciedad a las pocas horas. Por eso es importante reconocer primero las necesidades de nuestro cuero cabelludo, como por ejemplo si tiene caspa o grasa, en cuyo caso hay que optar por lavar con un producto específico y añadirle otro de tratamiento o acabado para tratar los medios y las puntas de la melena. No debemos dejarnos engañar por algunos de los anuncios que nos ofrecen productos milagrosos capaces de eliminar la grasa de la raíz y a su vez reparar las puntas dañadas con una formula milagrosa que actúa en ambas partes a la vez. Es normal que confiemos en ese tipo de marketing, por desconocimiento o por desesperación para solucionar un problema, pero realmente estos productos no cubren las necesidades que tenemos. 

A la hora de elegir un champú podemos encontrar varios tipos, como los específicos para cabellos rizados, coloreados, con mechas o hidratantes, entre otros. Para escoger el adecuado hay que pensar qué necesitamos, y si no lo sabemos o tenemos dudas, podemos preguntar en nuestra peluquería qué tipo de cabello y cuero cabelludo tenemos, para así acertar con el producto de lavado.

Los indispensables

Querer disfrutar de un cabello largo significa tener que asumir inevitablemente la necesidad de usar un acondicionador, tratamiento o producto de toque final, para evitar la rotura del pelo, aportar brillo, cerrar las puntas abiertas o eliminar el encrespamiento, entre otras cosas. 

* Acondicionadores. Estos productos podemos encontrarlos en crema o en espray, y además de proteger el pelo, evitan su rotura durante el cepillado tras el lavado. Para un correcto uso, se recomienda aplicarlos tras el lavado, de medios a puntas, y en el caso que sea un producto con aclarado, utilizar agua tibia hasta eliminar perfectamente el acondicionador.

* Mascarillas. Estos productos son necesarios prácticamente en el 80% de las melenas largas, porque actúan en la parte interna del cabello reparándolo y consiguiendo un pelo fuerte, flexible y notablemente más sano. Al contrario que los acondicionadores, que solo actúan en la parte externa del cabello, las mascarillas deben usarse periódicamente, cada diez días, salvo que un profesional recomiende usarlo con mayor frecuencia, porque puedes saturar el cabello y obtener un efecto rebote. 

* Productos de acabado. Aunque lavemos la melena con el champú adecuado, aportemos el acondicionador y le apliquemos la mascarilla necesaria para nuestro pelo, en algunos casos debemos completar el proceso con un producto de acabado que añada ese punto extra que nuestra cabellera necesita para obtener brillo, unificar tono o fortalecer la raíz y la fibra.

Brillo

El cabello largo pierde con facilidad su brillo en medios y puntas por las agresiones del secador, la plancha o incluso las condiciones ambientales. Para ello, podemos encontrar un amplio abanico de productos de acabado a base de minerales, micro-purpurinas o aceites esenciales que hacen que el pelo adquiera un brillo con aspecto sano y natural. Pero ojo, no hay que olvidar que en la mayoría de los casos es un brillo que desaparece con cada lavado, como si fuese un maquillaje que deja nuestra piel perfecta.

Unificar el tono

Aunque actualmente se llevan las melenas con efecto balayage ?mechas que imitan el efecto del sol sobre el cabello?, cuando una melena larga crece naturalmente, el color de las puntas se desgasta y se apaga con facilidad. Para ello, debes usar espumas de color o baños que aporten pigmentos de color que contribuyan a la recuperación del tono. Debes tener en cuenta que el color ha de ser lo más similar a la zona media y no a la raíz, para evitar ver extremadamente plano el tono.

Fortalecer

Tener el cabello fino no significa necesariamente que se parta con facilidad, ya que podemos tenerlo fino y resistente, o en cambio grueso y frágil. Para ello existen productos como Mad About Lenghts, que además de cuidar y fortalecer el pelo largo, garantizan que los folículos capilares están activados para que el cabello crezca más rápido y saludable.