Quiero ser modelo, ¿por dónde empiezo?

No es tan fácil llegar a ser modelo profesional. De hecho, pocos llegan

18.08.2020 | 20:33
Javier Macías, en el centro, junto al equipo de Uno Models.

Muchos jóvenes sueñan con ser modelos para aparecer en portadas de revistas, catálogos, vallas publicitarias, anuncios de televisión o videoclips musicales, entre otros soportes. Ser reconocidos y deseados. También, por supuesto, para ganar dinero con contratos exclusivos de las firmas más prestigiosas de la moda. Pero, la verdad, no es tan fácil llegar a ser modelo profesional. De hecho, pocos llegan.

Esta es una industria muy competitiva, llena de rechazos, de corta duración y muy sacrificada. Hay que estar muy bien preparado psicológicamente para adentrarse en ella. La contratación de los modelos generalmente se realiza a través de agencias. Cuando se requiere que el modelo tenga algo especial suele hacerse un casting presencial u online. Las herramientas esenciales para un modelo son dos, el book, que es un álbum con sus mejores fotos y con fondos, poses y ropa muy concreta, y el composit, una cartulina en la que deben aparecer cinco fotografías del modelo, una de ellas en bañador. También tiene que figurar su nombre, estatura, medidas y color de cabello y ojos y, por supuesto, el nombre y la dirección de la agencia a la que pertenece. Es decir, los datos básicos de presentación.

Uno de los fundadores y CEO de la agencia de modelos Uno Models, Javier Macías, y el modelo Guido Benítez, nos adentran en los entresijos de esta profesión, explicando paso a paso qué hacer para llegar y no morir (es decir, fracasar estrepitosamente) en el intento.

Javier Macías (Fundador y CEO de la agencia Uno Models): "Los cánones de belleza están cambiando, afortunadamente"


Michel Jouneau (izda.) y Javier Macías (dcha.) están al frente de la agencia.

 
Tu confianza es nuestro trabajo . Este es el lema de una de las mejores agencias de modelos de España, Uno Models. A caballo entre Madrid y Barcelona, fue fundada hace ya varios años por el francés Michel Jouneau y el español Javier Macías. Esta agencia ha logrado representar a más doscientos modelos, muchos con carreras internacionales en las grandes capitales de la moda. En la actualidad representan a profesionales de la talla de Coco Rocha, Maria Carla Boscono, Irina Lazareanu, Bar Refaeli, Valentina Zelyaeva, Martina Klein, Laura Ponte y Carla Crombie, entre otras muchas. La filosofía de Uno Models es crear una clientela fiel estando siempre a disposición de sus necesidades y siguiendo un pensamiento empresarial basado en la honestidad. Esto, junto con un equipo muy joven que posee un sentido altamente desarrollado de la imagen y la moda. Sobre la carrera de modelo hablamos con Javier Macías.
 
Háblenos de los orígenes de Uno Models... 
 
La agencia abrió hace catorce años en Barcelona y un par de años después en Madrid. Este negocio ha sido mi único trabajo serio después de la universidad. Aunque inicialmente trabajé en otras agencias, llegó un momento en que era necesario abrir nuestro propio negocio para responder a una manera de hacer el trabajo ligeramente diferente de lo que era habitual en España en ese momento.
 
¿Cómo funciona su agencia?
 
Somos un equipo de veinticinco personas. La empresa está estructurada en varios departamentos, que incluyen agentes comerciales de modelos, agentes especializados en celebrities y otros en recursos humanos. También hay un departamento de scouting (búsqueda de nuevos talentos). Este es uno de los pilares de nuestra empresa.
 
¿Hay que pagar por estar apuntado en Uno Models?
 
No hay que pagar por estar en una agencia, pero sí que tiene un coste para el modelo, que corre con la gran mayoría de los gastos que se derivan de su trabajo. Normalmente el modelo no adelanta el dinero, eso lo hace la agencia, pero si que lo paga con parte del dinero que recibe por los trabajos. 
 
¿Es habitual fichar chicos y chicas directamente en la calle, o es una leyenda urbana?
Nosotros encontramos gente en la calle, pero también, y cada vez más, de forma online. 
 
¿Qué cualidades debe tener un chico o una chica para ser modelo?
Sobre todo deben tener belleza, y eso incluye no solo la belleza física, sino que además necesita ir acompañada de una personalidad acorde e igual de bella. Los cánones de belleza están cambiando mucho, afortunadamente, y ya no es imprescindible tener unas medidas determinadas ni un look concreto. Además, las redes sociales han cambiado totalmente el perfil que funciona hoy. Ahora ya no es una excepción triunfar cada uno con sus características sin que sea necesario ser de una determinada manera. 
 
¿A qué edad se puede comenzar a trabajar?
Nosotros trabajamos con jóvenes digamos que muy jóvenes, desde los trece y catorce años, pero realmente los trabajos empiezan a partir de los dieciséis años, simultaneando el trabajo con el cole. Ya de una manera full time, a partir de la EBAU. Mientras son muy jóvenes trabajamos principalmente en preparar a los chicos para cuando tienen dieciséis años, que es cuando empiezan a trabajar de una manera más profesional.
 
Si es apto o apta, ¿qué pasos tiene que seguir?
Si eres apto necesitas que te fiche una agencia. Que te explique cómo funciona el sector, te aconseje y te promocione de la manera más adecuada.
 
¿Y cómo diferencia un chico o chica que empieza en esta profesión una agencia seria de otra que es una estafa?
Creo que la página web es determinante. Una agencia de modelos de verdad tiene modelos que trabajan todos los días y eso se ve en los blogs de las webs de las distintas agencias. Ahí es dónde publicamos el trabajo de nuestros modelos.
 
¿Es necesario tener un book de fotos?
Para conseguir un contrato con una agencia no es necesario tener un book, pero porque es básico que un buen modelo tenga un buen book, ya que este es el reflejo de su trabajo. Las new faces (nuevas caras) que fichamos nunca tienen book cuando comienzan. El book siempre es un work in progress (una actualización constante).
 
¿Se puede vivir de esta profesión o hay que compaginarla con otra?
Hay muchos modelos que solo viven de este trabajo y llegan a ganar mucho dinero, pero hay otros que solo tienen un éxito parcial o durante unos años. Nosotros nos concentramos en que nuestros modelos trabajen a primer nivel internacional, pero para eso se necesita plena disposición y dedicación.
 
¿Qué es lo más complicado de esta profesión?
Lo más complicado creo que es convivir con el rechazo, que en el caso de los modelos no está relacionado con el esfuerzo. No hay nada que un modelo pueda hacer para conseguir un determinado trabajo, ya que la elección siempre se basa en características que no se pueden trabajar. 
 
¿Quiénes están mejor pagados, ellos o ellas?
Afortunadamente existe una profesión donde la mujer está mejor valorada económicamente, y siempre ha sido así. Creo que es la excepción que confirma la regla. A mi parecer, el hecho de que históricamente la moda haya sido un tema asociado a lo femenino es la principal razón.
 
¿Hay más trabajo de modelo de fotografía o de pasarela?
No existe una diferenciación per se en el trabajo de un modelo entre pasarela y el resto. Nosotros no clasificamos a los modelos de otra manera que internacionales o locales. La competencia en un mercado internacional frente al local hace que los modelos internacionales sean aquellos con más talento. 
 
Los modelos comienzan en su agencia muy jóvenes y hasta que no están listos suelen pasar varios años, ¿qué consejos suele darles una vez que quieren volar solos?
Introducimos a los modelos poco a poco en el negocio. Como los fichamos muy jóvenes, primero hacen fotos con equipos jóvenes cuando no tienen cole. De ahí, muchas veces no sacamos fotos, pero ellos empiezan a desenvolverse en un ambiente donde los errores aún no son graves. Esto lo hacemos hasta que tienen dieciséis años, que es cuando empiezan a trabajar con clientes de una manera más profesional. 
 
De todos los que lo intentan, pocos logran triunfar. Y estamos hablando de gente muy joven. ¿Les preparan también para las negativas que puedan encontrarse en el camino? 
Sí, preparamos a los chicos para ello. Como digo, creo que es la parte más dura del negocio y como tal se lo explicamos, pero pasar por eso es bastante duro. Muchas horas de casting y sonrisas sin frutos es muy frustrante. Por otro lado, cada vez más los chicos y chicas que preparamos para el mercado internacional cosechan éxitos de primerísimo nivel. Modelos como Steffy Argelich, Marta Aguilar, Pablo Fernández, Nour o Fernando Lindez están ahora trabajando al más alto nivel.
 
Ha sido y es testigo de la evolución de los cánones estéticos, ¿como cree que han ido evolucionando y hacia donde cree que se dirigen?
Afortunadamente empieza a haber luz al final del túnel y los cánones de belleza incluyen toda la diversidad de belleza que hay en la raza humana. Por fin. 
 
Siempre se ha hablado de la belleza de nuestras mujeres, ¿sus modelos son principalmente de nuestra tierra?
Gracias a Inditex España es uno de los mercados donde trabajan los y las mejores modelos del mundo, y eso solo ocurre en pocos sitios: Nueva York, Los Ángeles, Milán, Londres, París, Madrid, Barcelona y La Coruña. Es por eso que Uno representa a muchos modelos internacionales que no son españoles. Tenemos modelos de todos los rincones del mundo. Paralelamente, trabajamos a través de la búsqueda del departamento de scouting una cantera de modelos que son mayoritariamente españoles y que preparamos para el mercado internacional. 
 

Guido Benítez (Modelo): "En esta profesión la imagen lo es prácticamente todo"
 

Guido Benítez es un modelo profesional paraguayo. [Foto: Joan Crisol]
Nacido en Paraguay hace veintisiete años, Benítez es un modelo que, como muchos otros, intenta abrirse camino en el difícil mundo de la moda. Ilusión y tesón no le faltan. Radicado en Madrid desde hace unos años, es licenciado en Psicología clínica por la Universidad Autónoma de Asunción (Paraguay) y entrenador personal. En 2012 fichó por una agencia de modelos de su país natal. Con esta firma ha realizado numerosas campañas publicitarias y ha desfilado en la Asunción Fashion Week, el acontecimiento de moda más importante de Paraguay. En España, aparte de su empleo habitual, lleva trabajando en el mundo de la moda dos años, sobre todo en sesiones de fotos para diferentes marcas de ropa interior. Este año, ha desfilado en la World Vision Fashion Show de Madrid. En dicho evento, por cierto, se batió el récord Guinnes de la mayor cantidad de modelos recorriendo una pasarela.
 
¿Cuándo se dio cuenta de que las cámaras le querían?
A los dieciocho años, cuando me surgió la posibilidad de trabajar en televisión, en uno de los reality shows más vistos de mi país en ese momento.
 
¿Qué pasos siguió para convertirse en modelo?
El primero, creo, fue aceptar realizar el curso completo de modelaje que me ofrecieron al terminar el reality show.

¿Cuál fue el primer trabajo que realizó como modelo en su país?
Un desfile para una tienda de camisetas y calzado que ese año estaba celebrando su décimo aniversario y buscaba chicos con mi perfil.

¿Y en España?
Una sesión de fotos para una marca de ropa interior. Lanzaban una nueva colección para el verano.

¿Es complicado trabajar como modelo en España?
A mi parecer, en España en sí no es muy complicado. Es un país muy bueno que ofrece trabajo para la industria del modelaje. Quizá no a niveles de otros países europeos, pero en general no es muy complicado.

¿Podría vivir de esta profesión si trabajara todos los días?
Si trabajara todos los días por supuesto que sí. Eso sí, hay que tener en cuenta que los trabajos suelen ser para temporadas específicas, y en ocasiones no se trabaja muy de seguido. Y siempre va a haber temporadas en las que generes más o menos ingresos de acuerdo al tipo de modelaje.

¿Cuantos trabajos realiza al mes?
Depende de los meses. Lo importante más bien es con quién o para qué marcas trabajes. Suelo realizar entre cinco o seis trabajos al mes, más o menos, entre desfiles, sesiones de fotos o asistir a eventos como imagen. Como te digo depende de los meses. 
 
¿Le llaman o busca los trabajos?
Cuando llegué a España los buscaba yo, me inscribía e iba a los castings. Ahora contactan directamente conmigo, muchas veces a través de las redes sociales, aunque si surge algún casting para un determinado trabajo que me interesa soy el primero que está ahí (risas).
 
¿Qué es lo más complicado de esta profesión?
Estar siempre bien y a punto para el trabajo. Es una profesión en la que la imagen es prácticamente todo. Si uno quiere sobresalir no puede permitirse el lujo de descuidarse físicamente.
 
¿Es importante tener estudios?
Siempre es importante, aunque creo que el estudio académico en esta profesión no es excesivamente prioritario.

Tener representante será primordial...
Para ciertos tipos de trabajo diría que sí. Ayuda bastante tener un representante.
 
¿Los contactos también ayudan?
Claro, y de hecho son sumamente importantes.
 
¿Son las redes sociales fundamentales para un modelo?
Hoy en día son herramientas muy importantes para contactar y conseguir trabajo.
 
¿Qué cuidados asume para estar siempre a punto?
Una buena alimentación y un entreno constante.
 
¿Qué es lo más raro que le han pedido en esta profesión?
Es difícil decir que algo es raro en una profesión donde lo raro es algo común. Quizá, por ejemplo, fue pintarme el cuerpo con la bandera de un país en lágrimas. Me pareció no raro, pero sí peculiar (risas).

¿A qué modelos admira?
A varios. Por logros y recorridos a lo largo de sus carreras citaría a Sean O'Pry, David Gandy y Jon Kortajarena. 
Lo último Lo más leído